Ir a contenido

EJEMPLOS GRÁFICOS

Guardiola usa al Madrid y al PSG para ser prudente

"Sigo pensando que aún nos queda trabajo por hacer", dice el técnico del manchester City pese a la ventaja de la ida sobre el Schalke (2-3)

Joan Domènech

Pep Guardiola habla con Mikel Arteta, su ayudante, en el entrenamiento previo al City-Schalke 

Pep Guardiola habla con Mikel Arteta, su ayudante, en el entrenamiento previo al City-Schalke  / lee smith (reuters)

Los fiascos del Real Madrid y el Paris Saint Germain son ejemplos magníficos para que los entrenadores de equipos con ventaja en el marcador no se sientan por vencedores hasta que termine la eliminatoria.

El Madrid ganó en el campo del Ajax (1-2) y el PSG truncó la racha del Manchester United (0-2), pero los holandeses destronaron al campeón (1-4) los ingleses dejaron sin palabras a Neymar (1-3). A Pep Guardiola le resultó muy fácil rechazar todos los pronunciamientos sobre un fácil desenlace para el Manchester City de la eliminatoria ante el Schalke 04 por la ventaja adquirida en Alemania (2-3).

"Somos niños en esta competición, así es como me siento"

Pep Guardiola

Entrenador del City

"La semana pasada no esperábamos que cayeran el Real Madrid o el PSG. Puede pasar cualquier cosa en 90 minutos: una tarjeta roja, un gol en el primer minuto...", expuso el entrenador del City.  "Ahora, sentado aquí -en la sala de prensa- sigo pensando que aún nos queda trabajo por hacer".  

A esos hipotéticos imprevistos deslizados Guardiola se une la característica de la Champions; se trata de una eliminatoria. "En la Premier siempre hay otro partido pero en esta competición no hay ninguno más. Es uno, y si haces algo mal los rivales te castigan", explicó.

Eric Garcia, Cameron Humphreys y Sergio Agüero, en el entrenamiento del City. / PAUL ELLIS (AFP)

Los niños del City

Guardiola, el quinto entrenador con más partidos en la Champions (después de sir Alex Ferguson, Arsène Wenger, Carlo Ancelotti y José Mourinho), entiende que el City es uno de los equipos más noveles como para cargar con la cruz de candidato al título. "Somos niños en esta competición, así es como me siento. No es una excusa, por supuesto que queremos ganar", matizó el técnico de Santpedor.

La situación del Schalke invita a apostar por el pase del City a los cuartos de final. El cuadro alemán, subcampeón el pasado año, está a cuatro puntos del descenso en la Bundesliga. A la crisis deportiva se unen problemas internos en el vestuario.

Domenico Tedesco, el entrenador, admitió que la permanencia es la prioridad del club. "Si jugamos como en la primera mitad en Bremen (perdieron 4-2) encontraremos el camino a la victoria", manifestó Tedesco.