11 jul 2020

Ir a contenido

SEGUNDA FASE EN COLONIA

Mundial de balonmano: 'Los Hispanos' juegan sin red ante una Francia asequible

Corrales es dudoso tras caerle una valla publicitaria de leds en la rodilla en el entrenamiento

José María Expósito

Corrales es atendido en la rodilla tras caerle un panel publicitario de leds.

Corrales es atendido en la rodilla tras caerle un panel publicitario de leds. / RFEBM

Luchar por las medallas pasa por ganar este sábado a Francia (18.00 horas. TDP) en el primer partido de la segunda fase del Mundial de balonmano. Después habrá que repetir triunfos contra Brasil Alemania, pero batir al conjunto galo es la llave que abre la primera puerta. No lo tendrán fácil los 'Hispanos', que afrontan el duelo con la posible baja del portero Rodrigo Corrales, a quien le cayó una valla publicitaria durante el entrenamiento de este viernes.

El meta vio que uno de los paneles de leds que rodea la pista del Lanxess Arena de Colonia, donde España disputará la segunda fase, le iba a caer sobre la pierna e intentó apartarse, lo que agravó el golpe. "Aparentemente a nivel de huesos está bien –aclaró el médico de la selección, José Muñoz Benito–. Nos preocupa que le ha pillado con la rodilla en rotación. Ha sentido un dolor, así que hay que someterle a pruebas y ver cómo está por dentro".

Si no se encuentran lesiones asociadas, Corrales podría participar en el duelo de este sábado, aunque el doctor cree que "hay que ser prudente". La valla también golpeó a Aitor Ariño, aunque el extremo pudo seguir entrenando y solo tiene una abrasión en la piel". El presidente de la Federación Internacional (IHF), Hassan Moustafa, visitó a ambos jugadores en el hotel de concentración. 

Pero la derrota ante Croacia obliga a España a sobreponerse ya a cualquier inconveniente. "No es el camino ideal, pero está en nuestras manos", anima Julen Aginagalde, uno de los 'Hispanos' que hace un año derrotaron a Alemania y Francia para meterse en la final del Europeo (y ganarla). 

El rol de Kabaratic

Entonces España se impuso con rotundidad (27-23) a un equipo en reconstrucción que, aun teniendo talento y físico, está lejos del dominio de aquellos 'Experts' que arrollaron entre el 2008 y el 2012. Nicola Karabatic, de vuelta de una lesión, lidera el grupo más en espíritu que en lo práctico (ante Rusia jugó el jueves 26 minutos sin anotar). 

"Será importante no perder la paciencia en ataque", dice el seleccionador, Jordi Ribera, que ante Croacia echó de menos alargar los ataques en busca de tiros fáciles.

Temas Balonmano