DETENIDO EL HOMICIDA

Un emblemático jugador de rugby de la USAP muere en una agresión en Perpinyà

Barend Britz tenía 63 años regentaba un bar, nació en Sudáfrica y en los 90 lo conocieron como el 'Papá' de su equipo

"Era una de las figuras más importantes del rugby catalán", declaró el antiguo presidente del conjunto de la Catalunya Nord

Bar and Britz, el bar que regentaba Barend Britz en Perpinyà .

Bar and Britz, el bar que regentaba Barend Britz en Perpinyà . / GOOGLE STREET VIEW

Se lee en minutos

Una antigua estrella de la USAP, el famoso equipo de rugby de Perpinyà, Barend Britz, murió en la madrugada del jueves a consecuencia de los golpes recibidos por una persona, ya detenida, que entró en el bar que regentaba en el centro de la capital de la Catalunya Nord y que se comportó de forma extremadamente violenta. Britz había sido toda una estrella del conjunto catalán, que este viernes lloraba su muerte al tiempo que lo recordaba por sus hazañas con el balón ovalado.

Britz estaba considerado como el jugador emblemático de la USAP en los años 90 y lo conocían en el equipo con el apodo de 'Papá'. Jugó de segunda línea y estuvo en el conjunto catalán en dos etapas; primero, en 1984, cuando llegó a Francia desde su Sudáfrica natal, y luego de 1990 a 1996. En 1994, fue pieza clave de la USAP para conquistar el prestigioso trofeo francés de la  Challenge Yves du Manoir. El establecimiento, muy conocido en Perpinyà, se llama 'Bar and Britz' y está situado en la céntrica plaza de la República.

La historia

Había nacido el 14 de diciembre de 1954 en Warmbad, Sudáfrica, por lo que estaba a punto de cumplir 64 años. En 1984 decidió vivir una primera experiencia en el rugby francés antes de regresar a África por lo que fichó por la USAP. En 1989, Paul Goze que era el alma del conjunto de Perpinyà lo llamó al rescate del club, que estaba en crisis, por lo que Britz se incorporó a la temporada siguiente. Goze, actualmente, es el presidente de la Liga Nacional de Rugby (LNR). "Es terrible que su vida haya terminado así. Estuve muy cerca de él, no solo cuando era jugador, si no después. Recuerdo cuando lo llamé y le dije en 1989: 'amigo mío, tienes que venir a ayudarnos'", declaró tras conocer el fallecimiento.

Goze catalogó a Britz como una de "las figuras más importantes del rugby catalán" y seguramente "el jugador de la USAP que amplió su carrera por más tiempo puesto que estuvo jugando hasta los 41 años". "Nos daba seguridad y serenidad. Era la piedra angular para el juego de los delanteros. Era como un niño que nunca se quejaba, dispuesto a sacrificarse por los demás. Su fortaleza física impresionaba a los rivales y, a su sombra, los más jóvenes progresaron rápidamente", explicó Paul Foussat que fue entrenador de la USAP entre 1992 y 1997.

Un puño americano

Un hombre de entre 25 y 30 años irrumpió en el bar alrededor de las 9 de la noche del jueves. Por alguna razón desconocida lanzó sillas contra la ventana y comenzó a destrozar el mobiliario del establecimiento, antes de golpear a Britz varias veces en la cabeza, posiblemente con la ayuda de un puño americano (una especie de anillo metálico). Los bomberos (lo habitual en Francia) se encargaron de trasladarlo, todavía con vida, al hospital. "Su situación era desesperada", dijo un portavoz del cuerpo. Murió nada más ingresar.

Te puede interesar

El agresor huyó aunque fue detenido poco después por la policía. Se trata de una persona conocida en la zona por sus problemas con el alcohol, aunque estaba sobrio cuando fue arrestado. La fama de Britz nunca se apagó en Perpinyà ya que su céntrico bar era muy concurrido. Estaba casado y tenía tres hijos, uno de los cuales juega también al rugby en las categorías inferiores francesas.