Ir a contenido

ACONTECIMIENTO HISTÓRICO

El infierno de Buenos Aires se instala en Barcelona

Hinchas de Boca Juniors y River Plate velan armas para seguir el superclásico desde la ciudad de Leo Messi

Iván Adler

Integrantes de la Peña Boca Juniors en Barcelona antes de la gran final.

Integrantes de la Peña Boca Juniors en Barcelona antes de la gran final.

"Es de vida o muerte", claman los fanáticos de River y Boca instalados en Barcelona. Es lo único en lo que coinciden estos dos grupos de hinchas argentinos, con los que se cita EL PERIÓDICO en espacios separados. También es arriesgado en la ciudad de Leo Messi juntar a las seguidores de los 'millonarios' (Fillal de River) y de los 'xeneizes' (la Peña de Boca). Las calles de Barcelona serán este sábado el escenario de una fiesta argentina inédita.

Una representación de la Fillal River Plate Barcelona / RICARD CUGAT

Lo cierto es que estamos en la víspera de "la final y los partidos más importantes de la historia del fútbol", según dice Martín Barbaglia, del bando riverplatense. A lo que el presidente de la Fillal, Diego Justo, agrega: "Esto es el fin del mundo. Es como el nacimiento de Jesucristo. Antes del River-Boca y después del Boca-River". Y le respalda el vocal Guillermo Bajczman: "Es la guerra final. Después de esto cambia el mundo".

Los de Boca, por su parte, coinciden pero sacan pecho. Ariel Barreto, afirma: "Es el partido más importante de la historia del fútbol". "Gane o pierda, Boca seguirá siendo el más grande. No tenemos miedo. El miedo lo tienen ellos". Sin embargo, Matías Davico, vicepresidente de la Fillal de River, asegura que "Boca está más cagado que River".

No podía faltar la chicana (vacilada). "River se fue a la B. Esa es una mancha que no se borra nunca más. Ni aunque ganen la copa", dice Elías Peñailillo", vicepresidente de la peña Pasión Xeneize. Los de River, lo contrario. "Irnos a segunda división es algo malo que quedará. Pero nosotros ya lo superamos, ellos nos cargan con eso porque en los últimos años les rompimos el ojete siempre. Si ganamos la Libertadores, queda demostrado que River es más grande que Boca", afirma con seguridad Diego Justo.

'Choripanes', 'fernet' y cerveza (y que no falte el mate)

Ambos bandos ya están organizando los preparativos para el sabado, el gran día en el que la historia comenzará a definirse. Porque el sábado a las 21 (hora de España) será la primera final en la Bombonera. Las dos aficiones esperan más de 500 personas en los bares donde verán el partido, procedentes de varias localidades próximas a Barcelona.

Los de Boca comienzan en Mataró. Allí se reunirán y harán asado a lo argentino. Con "choris" (sándwich de chorizo en pan francés) y 'fernet' (bebida alcoholica típica del país de Lionel Messi). Costumbres argentinas. Luego se trasladarán nl tren hasta la plazade  Catalunya y allí tienen preparado un 'banderazo' (una rúa), para finalmente llegar al Grizzly Bar, donde se reunirán los hinchas 'xeneizes'.

Los de River harán algo similar, pero en sede única. A las dos de la tarde, sí, siete horas antes del partido, empezarán también con asado, "choripanes", sándwichs de vacío, 'fernet', mate. Con música argentina, cumbia, reggeaton, rock (Callejeros, La Vela) para sentirse bien cerca de casa. Hasta la hora del partido, donde allí el estomago y la garganta no permitirá sensaciones de hambre y sed.

Solo "nervios y ansiedad. Estamos todo el día pensanjdo en esto", manifiesta Matías Davico. Y el vice de la peña Boca, Elías Peñailillo, muestra las mismas sensaciones: "Estoy durmiendo dos horas por día".

Dos horas de sueño

Esto muestra un poco lo que se vive horas antes del superclásico. Para tomar dimensión: un Boca-River amistoso ya es de alta tensión. Imagínense una final de Copa Libertadores entre estos dos equipos. Imagínense, porque hoy será una realidad y lo verán con sus ojos. Es como un Barcelona-Real Madrid en una final de Champions League. Pero cuidado, porque Diego Justo aclara: "No existe un Barça-Madrid que supere esto. Ellos pueden tener más dinero, publicidad, turismo. Pero la gente y pasión que mueve el superclásico no se compara con nada".

Tiene tanta trascendencia esta final que todos están de acuerdo en algo: "Nuestra salud está en juego. No se cuantos quedarán vivos".  Y para el Gallo, de la Fillal de River, no hay dudas: "Esto es mucho más importante que el Mundial".

La rivalidad furibunda entre Boca y River, histórica por cierto, ya que tiene sus orígenes hace 100 años aproximadamente, tienen sus calificativos particulares. "Gallina de la B", por un lado. "Bostero, abandonaste" (haciendo referencia al episodio del gas pimienta), por el otro.

Contemporáneos de algo histórico

Sabemos que el fútbol en Argentina va más allá de una pelota rodando. La pasión con la que se vive es inédito para cualquier parte del mundo. Este superclásico tiene todos los condimentos porque justo también coincide con que es la última final de Copa Libertadores a dos partidos. A partir de la edición del 2019 será a partido único y en sede neutral. La historia empieza hoy. No sabemos que habrá después. Ni siquiera si hay un después. Nadie sabe que tendrá el destino preparado. Por eso, nosotros los neutrales, disfrutemos. Somos contemporáneos de algo histórico. ¡Que empieze el show!

0 Comentarios
cargando