MUNDIAL DE RALLYS

Loeb agiganta su leyenda en el Rally RACC Catalunya

El piloto de 44 años, semiretirado desde el 2012, gana por novena vez la prueba catalana

Ogier acaba segundo y arrebata a Neuville el liderato a falta de una sola prueba

Sábastien Loeb celebra con un salto mortal en el podio de Salou su triunfo en el Rally RACC Catalunya.

Sábastien Loeb celebra con un salto mortal en el podio de Salou su triunfo en el Rally RACC Catalunya. / EFE / JAUME SELLART

2
Se lee en minutos
José María Expósito

Se retiró en el 2012 después de haber tiranizado el Mundial de Rallys durante nueve temporadas (2004-2012), pero las manos de Sébastien Loeb siguen siendo las mismas a sus 44 años. Lo ha demostrado este fin de semana en el Rally RACC Catalunya Costa Daurada, en el que ha inscrito su nombre en el palmarés por novena vez en su carrera. La leyenda de 'Le Patron' no deja de agigantarse.

"Hasta que crucé la última meta no supimos que habíamos ganado. Fue algo increíble, un poco como la primera victoria", explicó este domingo Loeb, que logró su primera victoria en el Mundial hace 16 años, en Alemania, siempre con su inseparable Daniel Elena cantándole las notas, una relación tan asentada como la que tiene con Citroën, a la que solo abandonó para disputar el Rally Dakar con un Peugeot en el 2016.

79 triunfos en el WRC

Con la autoridad que acreditan sus nueve títulos mundiales, Loeb se inscribe cada año en las pruebas que le apetecen. Este año corrió en México (5º) y Córcega (14º), y en Catalunya, su último 'capricho' de la temporada, ha encontrado la recompensa. "Es increíble. Tenía buenas sensaciones con el coche, pero no pensé que aún podría ganar un rali", aseguró el campeonísimo, que en su semiretiro ya ganó dos pruebas en el 2013, aunque en aquella temporada era aún el campeón vigente. Con la de ayer ya son 79 pruebas del mundial de WRC las que relucen en sus vitrinas.

Loeb, el mejor en la primera pasada en los tramos de Riudecanyes y Santa Marina, cimentó su victoria en la elección de neumáticos. "La información que teníamos sobre la temperatura y el asfalto era la adecuada. La carretera se estaba secando y sabíamos que si usábamos neumáticos duros podríamos ir rápido", resumió. El piloto de Citroën superó por 2,9 segundos a Sébastien Ogier (Ford), que con la segunda plaza en Catalunya se aupó al liderato del Mundial a falta de una sola prueba, la de Australia.

Tres aspirantes

Noticias relacionadas

El belga Thierry Neuville (Hyundai), que llegaba en cabeza del Mundial, cedió el liderato por culpa de una piedra que le rompió una llanta trasera. El británico Elfyn Evans le arrebató el podio por solo medio segundo, y por un segundo y medio salvó la cuarta plaza ante su compañero en Hyundai, el cántabro Dani Sordo. Ogier (204) supera ahora en 3 puntos a Neuville (201) y en 23 al estonio Ott Tänak (Toyota), cuya sexta plaza en Catalunya le pone muy difícil coronarse dentro de tres semanas en la tierra de los canguros.

"Ogier merecía ponerse líder. No tenía el mejor coche, pero mentalmente es el más fuerte. Tiene todas las papeletas para coronarse en Australia, pero va a estar al rojo vivo", opinó Loeb, que tiene claro quién quiere que triunfe en Australia: "Los franceses llevamos 14 años siendo campeones del mundo y me gustaría que la racha siguiera".