Ir a contenido

GRAN ESTRENO DE LA LIGA DE LAS NACIONES

Luis Enrique, encantado con el resultado y la actitud del equipo

"Nunca hago cambios para aguantar el resultado, porque entonces al final te empatan o pierdes, sino para mejorar al equipo", sostiene el seleccionador

Marcos Alonso padre participó en el primer triunfo de la historia de Wembley (1981) y Marcos Alonso hijo colabora en el segundo

Joan Domènech

Luis Enrique da instrucciones en los primeros minutos de partido.

Luis Enrique da instrucciones en los primeros minutos de partido. / ADRIAN DENNIS

Hubo un Marcos Alonso en la primera victoria de la historia en Wembley. Databa de 1981. Hubo otro Marcos Alonso en la segunda. En el 2018. No es un excepcional caso de longevidad: una carrera futbolística no dura 37 años. Sí que es un caso, pero no tan extraordinario, de tradición futbolística. Porque la coincidencia de nombres revela una relación familiar.

El Marcos Alonso de 1981 era, es, el padre del Marcos Alonso del 2018. Las diferencias se limitan a que el primero fue delantero, que destacó en el Atlético y brilló en el Barça, y que el segundo es un defensa ofensivo, madridista y un emigrante que defiende los colores del Chelsea. Hubo otro Marcos Alonso anterior. Conocido por Marquitos, el precursor de la zaga, santanderino, defensa lateral nato.

Marcos Alonso cae derribado por Marcus Rashford. / NEIL HALL (efe)

Dos triunfos simbólicos

Pero los dos podrán decir siempre que participaron en los dos triunfos de España en el templo inglés. Simbólicos ambos. Aquel añejo amistoso coincidió con la liberación de Quini, que había sido secuestrado. El de anoche ilustró el inicio de la Liga de las Naciones con el estreno de Luis Enrique en el banquillo de la selección. Y el técnico, naturalmente, era uno de los más felices. El debut fue inmejorable.

"Nunca hago cambios para aguantar el resultado, porque entonces al final te empatan o pierdes, sino para mejorar a mi equipo", asegura Luis Enrique

"Vimos a un equipo que ganaba por 1-2 y que buscaba el tercero. Es una mentalidad que me encanta y que espero que mantengamos siempre", explicó el seleccionador, remarcando su satisfacción por "la actitud" de sus hombres. España remontó el gol de Inglaterra y luego supo defender el resultado de los ataques locales pese a encajar un gol (anulado por falta de Wellbeck a De Gea) en el tiempo añadido.

Saúl y Thiago celebran el primer gol de España. / TOBY MELVILLE (REUTERS)

Elogios a De Gea

"Nunca hago cambios para aguantar el resultado, porque entonces al final te empatan o pierdes, sino para mejorar a mi equipo", aseguró Luis Enrique. Aunque vio la posibilidad de que se ampliara el triunfo, también temió que Inglaterra le arrebatara la gloria. David de Gea fue uno de los artífices. Después del penoso Mundial que protagonizó, el nuevo seleccionador mantuvo su confianza en él. Frente a Rashford, compañero en el Manchester United, desbarató sendos mano a mano.

"No he tenido dudas con De Gea nunca, es uno de los mejores porteros a nivel mundial", subrayó, mostrándose comprensivo, esta vez, con "los debates" periodísticos.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.