Ir a contenido

CONTROVERSIA EN ALEMANIA

Un escándalo de abusos sexuales golpea al equipo alemán de equitación

Jinetes de la selección nacional son acusados de haber emborrachado y asaltado a mujeres durante competiciones deportivas días antes del campeonato mundial

Carles Planas Bou

Imagen de un jinete de equitación.

Imagen de un jinete de equitación.

La selección alemana de equitación vive los momentos más turbulentos de los últimos años. En fase de preparación para los Juegos Ecuestres Mundiales, que se celebran del 10 al 23 de septiembre en la ciudad estadounidense de Tryon, el combinado teutón se ha visto sacudido por un escándalo de abusos sexuales y alcohol que afecta a sus deportistas.

Según avanzó el diario ‘Der Spiegel’, la Fiscalía de Coblenza abrió este lunes una investigación contra al menos uno de los jinetes, un joven de 20 años de edad de quien se desconoce el nombre. Las autoridades judiciales han remarcado que es sospechoso de haber "abusado sexualmente, solo o con cómplices, de mujeres jóvenes durante torneos” en Alemania y el extranjero.

Pero el escándalo va más allá y es que, según apuntó el diario, la Fiscalía tiene información sobre un caso de violación o abuso sexual en el último Campeonato Europeo celebrado en Samorin, Eslovaquia. Además se afirma que un grupo de jinetes alemanes habría emborrachado a mujeres en anteriores competiciones para facilitar así el posterior asalto sexual y que dos de ellos destrozaron la habitación de un hotel mientras estaban ebrios.

Menores de edad

La revelación de estos abusos parece no haber sorprendido a la élite de la equitación alemana. “Hay un grupo de jinetes cuya actitud, especialmente con el alcohol, es extremadamente mala”, aseguró Sönke Lauterbach, director ejecutivo de la Federación Ecuestre Alemana. “Hasta donde sabemos, creo que estamos hablando de un grupo aislado”. El máximo responsable nacional de este deporte confirmó que entre los implicados hay un jinete de 18 años que ya ha sido castigado por la comisión disciplinaria con una suspensión de 18 meses por su agresión sexual que, sin embargo, no es jurídicamente vinculante. El joven ha negado las alegaciones.

Otto Becker, entrenador nacional de los saltadores de obstáculos, aseguró que había seguido convocando al joven para los torneos porqué la acusación contra el jinete aún no era definitiva y se ampararon en “presunción de inocencia”, también aplicable al deporte. Tras conocer los hechos la federación reportó el caso a la Fiscalía de Münster.

Casos escabrosos

La violencia sexual y el abuso con el alcohol no parecen ser una novedad para la alta competición ecuestre alemana. “Cerramos los ojos durante demasiado tiempo”, aseguró el cuatro veces campeón olímpico Ludger Beerbaum. “Empieza con los padres, luego los entrenadores y luego los funcionarios de la Federación. Todos deben asumir responsabilidades ahora. Hay que expulsar de los torneos a aquellos que tengan problemas de alcoholismo”.

La exclusiva del ‘Spiegel’ revela otros escabrosos casos. Según su investigación, en el campeonato juvenil celebrado en Aachen el pasado mes de septiembre Sven Wolters, de 19 años y el mejor jinete de su promoción, manoseó a una jinete de 18 años y la amenazó con abusar sexualmente de su hermana, también jinete, de 15.

0 Comentarios
cargando