Ir a contenido

LOS EUROPEOS DE ATLETISMO

El 4x400 español de Husillos y Hortelano se lleva el bronce

El relevo iba primero hasta a falta de 50 metros pero les superó Bélgica y Gran Bretaña

Joan Carles Armengol

Samuel García le pasa el testigo a Bruno Hortelano.

Samuel García le pasa el testigo a Bruno Hortelano. / REUTERS / KAI PFAFFENBACH

Bruno Hortelano, cuarto en los 200 metros, y Óscar Husillos, sexto en la de 400 metros, se han desquitado en buena medida de sus decepciones en las finales individuales al contribuir a la octava medalla de España (y única de la tarde de este sábado) en los Europeos de Berlín, la conseguida con el relevo de 4x400 metros que han completado Lucas Bua y Samuel García.

El cuarteto español ha quedado tercero con una marca de 3.00.78, a sólo 13 centésimas del récord español, por detrás de Bélgica (2.59.47, con tres hermanos Borlée en el cuarteto) y Gran Bretaña (3.00.36).

España ha rozado el oro porque, de hecho, ha encabezado la carrera durante la segunda (Bua) y tercera (García) posta. Hortelano, especialista en 200, ha mantenido la ventaja hasta la recta final, momento en el que ha 'clavado' de una forma espectacular y ha visto como, en los últimos 40 metros, le adelantaban belgas y británicos.

De todas maneras, España (que había sido quinta en el Mundial de Londres del año pasado), ha igualado su mejor posición, el bronce que también logró en los Europeos de Budapest de 1998, con un cuarteto formado por Antonio Andrés, Juan Vicente Trull, Andrés Martínez y David Canal.

Hortelano no supo medir y se agarrotó en la recta final tras un primer 200 insuperable, y fue rebasado sin contemplaciones por Kevin Borlée, para revalidar el título para Bélgica, y por el británico Martin Rooney. El velocista español entró en meta trastabillado, intentando con lo poco que le quedaba no perder la tercera posición. Incluso se temió por una lesión del plusmarquista español de 100, 200 y 400 metros, pero fue desmentida por el propio atleta tras la celebración, que el cuarteto alargó en la pista.

"Hay que estar contento porque hemos demostrado que estamos entre los mejores y los demás ya nos conocen. Somos un relevo de futuro y en dos años podemos hacer cosas muy grandes", aseguraron los cuatrecentistas, apuntando ya claramente a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020.

Jakob Ingebrigtsen repite en el 5.000

El resto de la jornada de tarde, tras el festival matutino de la marcha, no fue tan brillante para la selección española. Juliet Itoya acabó décima en longitud y, en 800 masculinos, Álvaro de Arriba, que partía con el tercer registro del año, se apagó sin explicación a falta de 200 metros y acabó séptimo (1.46.41), muy descolgado de la cabeza de carrera dominada por el polaco Adam Kszczot (1.44.59), que revalidó título.

Antonio Abadía salió tirando en la final de 5.000 en la que Adel Mechaal acusó el cansancio del 10.000 y acabó retirándose. 'Chiqui' Pérez se descolgó del grupo de cabeza a partir del tercer kilómetro y Abadía a falta de dos vueltas, cuando el cambio de ritmo de los hermanos Ingebrigtsen resultó insoportable.

El menor de los hermanos noruegos, Jakob, ganó con nuevo record de Europa sub-20 (13.07.06), formando una pantalla insuperable en las dos últimas vueltas junto con su hermano Henrik, segundo,  y logrando un impresionante doblete sin apenas tiempo para recuperarse del 1.500 que ganó de la misma manera el viernes. El fenómeno escandinavo no ha cumplido todavía los 18 años de edad.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.