Ir a contenido

LA ACTUALIDAD BLANCA

El Madrid y el desierto tras Zidane

La salida del francés deja tocada a la afición y al club, que tiene que lidiar con la renovación deportiva del equipo

Alejandro García

Zidane, en su rueda de prensa de despedida.

Zidane, en su rueda de prensa de despedida. / REUTERS / JUAN MEDINA

Todavía en proceso de asimilación de la noticia, el madridismo afronta desde este viernes la etapa post Zidane, un nuevo periodo que nace lleno de incógnitas. El impacto inicial por lo inesperado del adiós del francés, que ya ha abandonado la capital española, dio paso horas después a la tristeza y a la desolación. El madridismo vislumbra un horizonte complicado tras la marcha del que ha sido su faro y guía durante los últimos dos años y medio.

Zidane ha tenido un poder de influencia sobre las decisiones deportivas del club como no lo había tenido antes ningún entrenador bajo el mando de Florentino Pérez, otro vacío que el club tiene que llenar. Aunque el nuevo entrenador no tendrá el peso en la planificación deportiva que ha tenido el francés, la prioridad en los despachos es encontrar un nuevo técnico que lidere el nuevo proyecto.

El nuevo papel de Bale

La nueva esperanza se llama Pochettino, pero su llegada se ve tan lejana como difícil. La parcela deportiva necesita una remodelación y es el club el que va a tomar las decisiones sobre la planificación deportiva. La estrategia de fichajes parece encaminada a traer una gran estrella, lo que deja sin hueco a algunos jugadores que han sido muy importantes hasta ahora.

Gareth Bale, el principal señalado por su mala temporada, se redimió en la final de Champions y luego dijo que quería más minutos. Su relación con Zidane no era la mejor pero la llegada de un nuevo técnico puede abrirle nuevos horizontes en el Real Madrid. Pochettino, que asumió la dirección del Tottenham justo después de su salida del club inglés, lo conoce perfectamente y lo sufrió siendo entrenador del Southampton.

La admiración de Cristiano

Sus compañeros en la delantera del Madrid, Benzema Ronaldo, no tienen mucho más claro su futuro en el Madrid. El portugués, que ya sembró dudas sobre su futuro después de la final de Champions, había encontrado con Zidane un ambiente ideal para rendir en la que ya se debe considerar como la última etapa de su carrera.

La relación Ronaldo-Zidane ha sido ideal desde el principio, mejor que con la grada y con el propio club, que quiere que el delantero siga en el equipo. La admiración de Cristiano Ronaldo por Zidane no podía ser mayor, un déficit con el que ya arranca el que sea nuevo preparador blanco, si Ronaldo no se plantea su continuidad en un proyecto madridista sin Zidane en el banquillo.

El valedor de Benzema

Por su parte, Karim Benzema pierde con la marcha de Zidane a su gran valedor dentro del Real Madrid. Después de nueve años en el equipo, sin la confianza ciega que le ha mostrado el su compatriota durante los últimos años, lo normal es que el delantero hubiera perdido su puesto de titular durante los duros meses de invierno, en los que tanto el rendimiento del 9 como los resultados no eran del gusto de la afición blanca.

Otro jugador que queda en una posición complicada es Keylor Navas, el portero que ha sido defendido públicamente en infinidad de veces por Zidane, que incluso le ganó un pulso al club en el mercado a cuenta del fichaje de Kepa en enero. La declaración del francés asegurando que no quería al portero vasco en medio de la temporada fue la clave para que el Madrid no se hiciera con los derechos del internacional español. 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.