EL TRIUNFO DE UN CURRANTE

Paco López, el héroe del Levante

El técnico que ha acabado con la imbatibilidad del Barça ya puso a Guardiola contra las cuerdas en el 2008

Paco López, durante el Levante-Barça.

Paco López, durante el Levante-Barça. / Juan Carlos Cárdenas (EFE)

Se lee en minutos

Nacho Herrero / València

Paco López (Silla, 1967) tiene el 'culo pelado' de sentarse en los banquillos de la dura Segunda B, pues lo ha hecho en más de 250 partidos. Sin embargo, puede que ahora también tenga maltrecha la espalda tras haber sido manteado el domingo por la noche con pocos miramientos por los jugadores del Levante tras haberse convertido en el héroe de su holgada salvación y haberle birlado al Barça la que habría sido una histórica imbatibilidad.

Este veterano técnico valenciano se hizo cargo en marzo, sin experiencia en Primera, de un equipo que estaba en caída libre tras enlazar 15 jornadas sin ganar y el eléctrico 5-4 del Ciutat de València fue su octava victoria en diez partidos. De los otros dos, empató uno y perdió otro. Su 80% de triunfos supera, por ejemplo, en cuatro puntos el porcentaje de victorias ligueras que consiguieron en Luis Enrique y Pep Guardiola en el equipo blaugrana y sólo estaría por detrás de los números de Tito Vilanova. Una brutalidad teniendo en cuenta los mimbres que tiene.

El precedente con Guardiola

Precisamente ante el primer Barça de Guardiola estuvo Paco López a punto de dar su primera campanada. Fue en dieciseisavos de final de la Copa, entre octubre y noviembre del 2008, cuando se empezaba a dejar atrás el susto de aquella famosa derrota en el campo del Numancia en la apertura de la Liga.

López había debutado esa campaña como entrenador de Segunda B en el Benidorm, el mismo equipo en el que puso fin a una larga carrera como goleador en esa misma categoría. Tras ganar el conjunto catalán por un pírrico 0-1 en la ciudad que une playa y rascacielos, el Benidorm le metió el miedo en el cuerpo en la vuelta. Pinto tuvo que emplearse a fondo para evitar un tanto que habría incendiado el Camp Nou y Guardiola se lo vio tan cuesta arriba que a falta de media hora tuvo que rescatar a Xavi del banquillo. Aún así, la tranquilidad no llegó hasta el minuto 86 y no estuvo exenta de drama pues Messi falló un penalti y tuvo que enmendar su error al remachar el rechace del portero.

Los entrenadores de categorías inferiores

Esta semana el técnico valenciano reivindicaba el trabajo de los entrenadores de Segunda B y Tercera y lamentaba la falta de oportunidades de muchos de ellos. Sabe de lo que habla, porque tras la efímera gloria de poner contra las cuerdas al Barça, a él tardó tres años en llegarle la oportunidad de entrenar en Segunda y el Cartagena se la arrebató en la cuarta jornada destituyéndole tras otras tantas derrotas.

Empezó entonces para él su etapa de filiales. Primero una campaña en el Mestalla, puliendo a figuras como Gayà o Portu, luego tres en el Villarreal, donde dirigió entre otros al ahora encumbrado Rodri, y esta misma campaña en el del Levante, al que tenía líder de su grupo de Tercera cuando le llamaron para dar el salto tras la destitución de Juan Ramón López Muñiz.

La oportunidad de su vida

Te puede interesar

Se encontró con la oportunidad de su vida, por la envergadura del reto y porque López es del Levante. Socio en su juventud llegó a jugar en el equipo blaugrana a las órdenes de Juande Ramos en la campaña 1994-95. Fichó en invierno y se convirtió en la referencia goleadora de un equipo que el 21 de junio tenía todo listo para ascender a Segunda ante su afición. Él había metido dos goles al Écija antes del descanso y sólo quedaba dejar pasar el rato. Pero tras el descanso todo cambió y el equipo sevillano se llevó el triunfo por 2-4.

Aquella página de la leyenda negra del club ya quedó atrás y ahora López ha escrito uno de las más complicadas logrando una salvación que peligraba seriamente y rubricándola, por fín, con la campanada ante el Barça.