Ir a contenido

VICTORIA ROJIBLANCA

Un eficaz Girona prolonga su sueño ante el Villarreal (0-2)

Un gol de Stuani y otro del Choco Lozano dan la victoria a los catalanes, que confirman sus aspiraciones europeas

Jordi Danés

Portu pugna con Trigueros por el balón.

Portu pugna con Trigueros por el balón. / MIGUEL LORENZO

El Barça es otro nivel y juega otra liga, pero la del Girona tampoco es la del Deportivo, la del Levante, el Las Palmas y el Málaga. Con 40 puntos cuando todavía faltan 11 partidos por disputarse, los de Pablo Machín tienen Europa en el horizonte y su semana ha sido fantástica: golpe al Celta el martes en Montilivi (1-0) y estocazo al Villarreal en el estadio de la Cerámica (0-2). Seis puntos que sitúan al equipo catalán de lleno en la pomada en lo que está siendo una segunda vuelta excepcional.

Mientras el técnico rojiblanco repitió el once ante el Celta, Javi Calleja realizó seis cambios en el Villarreal respecto a Ipurúa. Teóricamente, los jugadores del submarino amarillo debían estar más frescos que los rojiblancos. Pero la pizarra es una cosa y el césped, otra. A los locales les pesó la presión y las urgencias, sobre todo después que el Girona convirtiera en gol su primera llegada al área de Asenjo. Borja García envió un centro milimétrico para Stuani, que tiene una cabeza de oro. Firmó su decimocuarto gol, el séptimo de testarazo.

Reaparición de Mojica

El Villarreal reaccionó solo con dominio. Tuvo mucho el balón, pero apenas pisó el área. El Girona retrasó al menos cinco metros, si no diez, la línia defensiva respecto al Camp Nou y evitó que los locales enviaran con éxito pases interiores buscando la espalda de los centrales. Todos los ataques de los de la Plana finalizaron con rechace de la defensa, en las manos de Bounou o perdiéndose por la línea de fondo. El único contratiempo en toda la primera parte fue la lesión de Planas, que se rompió cuando intentaba recuperar la posición en un ataque del Villarreal. Mojica, tras dos partidos ausente, jugó infiltrado.

Tras el descanso, el Villarreal aceleró sus acciones. Calleja puso primero a Unal y poco después a Soriano. El Girona no solo dio un paso hacia atrás, sino que renunció al balón. Le pudo costar caro, pues los ataques locales se sucedieron uno tras otro. Cuando peor estaba el Girona y más cerca parecía el 1-1, apareció Bounou. El portero salvó el empate en una volea de Bacca (m. 57) y en un remate de Soriano (m. 68). Los amarillos también reclamaron como penalti unas manos de Juanpe (m. 60). El Girona no existió ni en defensa ni en ataque hasta que Machín decidió sacrificar a Pere Pons para poner sobre el campo a Aleix Garcia.

Seis partidos con la portería a cero

La entrada del exjugador del Villarreal le dio mucho aire al Girona. También coincidió con una pérdida paulativa de confianza de los locales, cada vez más desquiciados en ataque. Y cuando el Girona se dedicó a jugar el balón en vez de despejarlo lo más lejos posible, el panorama cambió. Aleix se asoció con Borja García y Granell y el Girona, poco a poco, fue ganando metros y, sobre todo, evitando que el Villarreal continuara poniéndole el miedo en el cuerpo.

Con espacios y con balón, los rojiblancos fueron otro equipo. Respiraron en defensa e hicieron daño en ataque. Choco Lozano y Portu se guisaron y comieron el 0-2. El hondureño lo empezó y lo acabó y el murciano asistió. El gol fue un golazo, con una precisión increíble en un disparo con rosca desde fuera del área que hizo imposible la estirada de Asenjo y rompió la telaraña de la portería local. Aunque quedaban diez minutos, el Villarreal arrojó la toalla y se rindió. El Girona, competitivo como nadie, no le dejó respirar. Ni siquiera ilusionarse con un gol que acortara distancias. De los nueve últimos partidos, son seis con la portería a cero. Increíble pero cierto.

Ficha del partido

(0) VILLARREAL: Asenjo (5); Mario (6), Álvaro (6), Bonera (5), Jaume Costa (5); Rodrigo (5), Manu Trigueros (6), Samu Castillejo (5) (Roberto Soriano (m. 58, 6), Pablo Fornals (6) (Roger Martínez (m. 78, 5)); Bacca (5) y Raba (5)  (Enes Ünal (m. 46, 5)).
(2) GIRONA: Bounou (7); Ramalho (7), Bernardo (7), Juanpe (7); Maffeo (6), Pere Pons (5) (Aleix Garcia m. 62, 7), Granell (7), Carles Planas (5) (Mojica m. 24, 5); Portu (6), Borja García (7); y Stuani (7) (Choco Lozano, m. 70, (7).
GOLES: 0-1 (m. 15) Stuani. 0-2 (m. 79) Choco Lozano.
ÁRBITRO: González Fuertes (7), del comitè asturiano. Amarillas: a los locales Raba (m. 1), Jaume Costa (m. 33), Bonera (m. 39), Mario (m. 60), y al visitante Granell (m. 41).
PÚBLICO: 13.000 espectadores en el estadio de la Cerámica.
 

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.