Ir a contenido

EL ANÁLISIS TÁCTICO

Las claves tácticas del Madrid-Paris SG: Ronaldo decide; Neymar se apaga

Zidane agitó con éxito al Madrid con sus cambios y Emery confundió a su equipo al quitar a Cavani

Marcos López

Cristiano Ronaldo festeja su primer gol al Paris SG en el Bernabéu.

Cristiano Ronaldo festeja su primer gol al Paris SG en el Bernabéu. / AFP / GABRIEL BOUYS

1.- El poder de las bandas: Lucas y Marco Asensio

Tras una gris primera parte en la que el penalti de Ronaldo metió al Madrid en el partido y, por supuesto, en la eliminatoria, Zidane agitó a su equipo. Ya había prescindido el técnico de Bale y de la BBC apostando por Isco en la alineación inicial. Luego, sacó del campo a Benzema abriendo la puerta al galés, además de explorar las bandas con las apariciones en el cuarto de hora final de Lucas Vázquez (derecha) y Marco Asensio (izquierda). De pronto, el Madrid se despertó con energía incidiendo siempre por el costado izquierdo gracias al desequilibrante Marcelo y el punzante Asensio.

2.- Unai, o un cambio que resultó una condena

 Creía el técnico tener controlado el partido en la segunda mitad cuando el Madrid acusaba el desgaste físico. Creía Emery que debía sacar a Cavani para situar a Meunier como lateral derecho y adelantar a Dani Alves, desplazando entonces a Mbappé al centro del ataque. Un movimiento que resultó trágico para el equipo francés. Por la izquierda llegó todo el peligro del Madrid, Mbappé ya ni tocó balón y la confusión se apoderó del Paris SG. Terminó defendiendo en su área de tan desastrosa forma que los dos últimos goles blancos fueron de rebote. Emery está condenado.

3.- La eficacia de Cristiano (hasta con la rodilla)

 No estaba nada lúcido en el remate. Ni tampoco tenía el astro portugués la fortuna necesaria porque la mejor ocasión de la primera parte fue repelida por la cara de Areola. Además, sus lanzamientos de falta se estrellaban en la barrera parisina. Pero fue entonces cuando Ronaldo se conectó al partido ejerciendo de camuflado delantero centro aprovechando que Benzema ya estaba en el banquillo. Anotó el penalti para inyectar esperanza al Madrid y firmó el segundo, con la rodilla, en la jugada que era el prólogo de la caída francesa. En la Liga no marca, en Europa lleva ya 101 tantos.

4.- Neymar se difuminó

En su primer partido grande, con toda Europa enfocándole y sin el cobijo de Messi, que se lo miraba tranquilo desde su casa de Castelldefels, se vio lo mejor y lo peor de Neymar. Lo mejor fueron sus elegantes y plásticas cabalgadas por la banda izquierda, aunque ineficaces porque la toma de decisiones del astro brasileño fue casi siempre errónea, sobre todo en el pase. La luz de Ney se apagó en la segunda mitad. Sin Cavani y con Mbappé más cerca suyo, el exazulgrana se ausentó del partido sin dejar huella ni tampoco influencia. Su remate fuera en el tiempo añadido retrató su gris noche. 

0 Comentarios
cargando