LA SUPERCOPA DE EUROPA

El Madrid sigue subido al carro triunfal (2-1)

El equipo blanco se impone al Manchester United con goles de Casemiro, en fuera de juego, e Isco

Bale intenta superar a Valencia.

Bale intenta superar a Valencia. / EDDIE KEOGH / REUTERS

Se lee en minutos

Carlos F. Marcote

El Madrid comenzó la nueva temporada como acabó la pasada, subido al carro de los triunfadores. Después de unos preparativos nada satisfactorios, sin triunfo alguno en cuatro partidos por tierras americanas, el equipo blanco volvió a ponerse el traje de campeón para doblegar en Skopje al amenazante Manchester United de Mourinho y levantar también su segunda Supercopa de Europa consecutiva, algo más de dos meses después de hacer lo propio con la Champions en Cardiff.

Se comenzó a llevar el Madrid el nuevo título con un gol en fuera de juego de Casemiro, mucho más metido en el juego e incisivo que los delanteros, Benzema y Bale. El galés estuvo finalmente en la formación titular madridista para decepción del entrenador del United, que, si cumple su palabra, no volverá a enredar con su fichaje salvo que el club blanco cambie radicalmente de opinión y decida abrirle la puerta de salida para buscar soluciones ofensivas más potentes.

Cristiano Ronaldo, en el banquillo durante el primer tiempo / VASSIL DONEV (EFE)

Con Cristiano Ronaldo en el banquillo, Bale empezó tan gris como en los encuentros de pretemporada y no hizo mucho en el primer tiempo para que le sigan renovando la confianza en su quinta temporada como jugador blanco, aunque en el segundo mejoró sensiblemente sus prestaciones. Estuvo cerca de marcar de chiripa nada más empezar y no volvió a aparecer en toda la primera mitad, en contraste con el despliegue de Casemiro, convertido no solo en el pulmón en el centro del campo, sino también en el llegador más peligroso ante un rival que comenzó poniendo en verdaderos problemas al Madrid con su presión alta, pero que poco a poco tuvo que ofrecer su perfil más conservador, coincidiendo sobre todo con el crecimiento de Isco.

Protagonismo de Casemiro

De un rechazo defensivo en una jugada del malagueño salió el pase de Carvajal a la espalda de Lindelof para que el mediocentro brasileño empalmara a gol en fuera de juego (m. 24). Antes había cabeceado al larguero en un córner y había lanzado alto en buena posición tras una buena internada de Carvajal.

No un paso atrás el conjunto madridista, encerró al United, pero pudo irse al descanso con el marcador igualado si Lukaku no llega a malograr dos ocasiones casi consecutivas. Primero cayó en fuera de juego al llevarse el balón robado por Mhkitaryan a Kroos y después tiró fuera con todo a favor. Al borde del intermedio cabeceó a las manos de Navas.

Varane levanta el trofeo, rodeado por sus compañeros / DIMITAR DILKOFF (AFP)

La salida del Madrid en el segundo tiempo multiplicó las dudas del United a la hora de plantearse la forma de intentar remontar el choque. De Gea voló para desviar un zurdazo de Kroos tras dejada de Bale, Marcelo no tuvo la calridad necesaria en una buena llegada tras un error en la salida de Mkhitaryan e Isco anotó el segundo tanto madridista con un tiro cruzado por bajo después de una pared con Bale (m. 52). Tras un paradón de Navas a un cabezazo picado de Pogba, el galés tuvo el tercero, pero su violento derechazo mandó el balón al larguero.

Sufrimiento blanco

Te puede interesar

El United, más entero físicamente, se lanzó a la carga sin miramientos, hizo sufrir al cuadro blanco y estuvo cerca de nivelar el marcador. Lukaku acortó distancias al aprovechar un rechazo al centro de Navas a tiro de Matid (m. 62) y Rasfhord, un tormento para Carvajal desde su salida, vio como el portero costarricense desviaba ligeramente su remate cruzado en un mano. El intercambio de golpes final tuvo como grandes protagonistas a los dos porteros y la Supercopa de Europa voló hacia Madrid.