Ir a contenido

UN PERSONAJE SINGULAR

Dimite el seleccionador turco tras una pelea en un restaurante

Fatih Terim admite la agresión y dice que velaba "por el honor de la familia"

Fatih Terim, conocido como el Emperador, lanza una de sus terribles miradas.

Fatih Terim, conocido como el Emperador, lanza una de sus terribles miradas. / REUTERS / MURAD SEZER

El seleccionador de fútbol de Turquía, Fatih Terim, ha dimitido de su cargo en medio de un escándalo por haber supuestamente agredido a los empleados de un restaurante en Esmirna, informó este miércoles la Federación del Fútbol Turca (TFF) en un comunicado.

La nota señala que "desde hace un tiempo se intenta llevar en la opinión pública y los medios una guerra de desgaste contra el entrenador Fatih Terim y la Federación del Fútbol Turca, con varios temas no relacionados con el fútbol". "Tras reunirse, ambas partes han llegado a la conclusión que es más saludable para ambas si se separan", continúa el texto, hecho público en la web de la TFF. "Damos las gracias a nuestro querido maestro, que ha rendido tantos servicios al fútbol turco, y le deseamos éxito y felicidad", concluye la nota.

Galatasaray, Milán, Fiorentina...

Terim, de 63 años, es una de las leyendas del fútbol turco. Dirigió desde 1993 cuatro veces a la selección nacional de su país, y tres veces al Galatasaray, así como al Milán y al Fiorentina.

Famoso por su actitud altanera, que le ha dado el mote de 'el Emperador', Terim está en medio de un escándalo por agredir a empleados de un restaurante vecino al establecimiento que su yerno posee en Esmirna. El técnico no negó haber acudido junto a sus familiares a este local para vengarse por lo que consideraba "insultos" de los empleados contra la hermana de su yerno.

Jefe del clan familiar

En una rueda de prensa días más tarde, Terim justificó su acción por su posición de jefe del clan familiar, que le obligaba a velar por el honor de la familia, sobre todo si se trataba de insultos a una mujer que, según él, se habían repetido ya muchas veces.

"La patria es un gran valor para mí, el Galatasaray es un gran valor, pero la familia viene antes de todo", aclaró el entrenador. "Lo haría otra vez", concluyó el 'emperador' en una actitud de desafío ante las críticas recibidas.

0 Comentarios
cargando