Ir a contenido

El CE Sabadell se reanima

El nuevo máximo accionista inicia un cambio radical en la gestión del club con el objetivo de subir a Segunda A en un plazo de tres años

Albert Guasch

Sabarcat Partners ha comprado el cien por cien de las acciones y sacará al club del concurso de acreedores. / RICARD FADRIQUE

En el estrecho túnel de la Nova Creu Alta se saludan Toni Seligrat, el nuevo entrenador, vestido de corto, y Esteve Calzada, el nuevo máximo accionista,  arropado por el traje y la corbata. Uno viene de dirigir una de las primeras sesiones de entrenamiento con los pocos jugadores aún en nómina; el otro, de gestiones para que las nóminas no fallen.

El CE Sabadell se encuentra en una especie de fase posapocalíptica. Todo está por hacer. Salir de un concurso de acreedores. Impulsar los ingresos. Construir una plantilla desde cero. Reanimar a la masa social. El objetivo es ascender cuánto antes a Segunda A y dejar atrás la ruinosa Segunda B. 

"Cada temporada en la categoría se pierden de medio millón a un millón de euros. Pero subir no es fácil. Hay que ser realista. Por muy bien que se hagan las cosas está estadísticamente demostrado que se necesitan al menos tres años para lograrlo", dice Calzada, nacido en Lleida hace 51 años.

"Apunta’t al canvi", reza la nueva campaña publicitaria del club, que apela a la emoción de la etapa incipiente. También a la ilusión por recuperar parte del esplendor de una entidad que ha jugado 14 temporadas en Primera División desde su fundación, en 1903. En los últimos años el afecto ha estado anestesiado. Apenas 2.000 socios. Mucho por crecer en una ciudad de 200.000 habitantes.

Mensaje de rigor

Mientras habla con Seligrat de inminentes incorporaciones, Calzada recibe una camiseta arlequinada que acaba de comprar. "Me irá bien para correr". El máximo accionista se paga su prenda. "Se puede decir que es un mensaje sobre el rigor que queremos implementar". Todo tiene su valor. Y debe ofrecerse un retorno. Que valga la pena hacerse con el carnet de abonado; que las empresas se sientan apreciadas ante un acuerdo publicitario; que las instituciones noten una correspondencia por su apoyo.

Calzada personifica al profesional con máster del mundo del fútbol. En las antípodas del propietario constructor. Desde su empresa Prime Time Sport conduce la carrera de futbolistas, intermedia en la compraventa de clubs, asesora a otros y todo ello con el colchón de una amplia experiencia en márketing. Los 360 grados de lo que implica gestionar una entidad. "Esto está cambiando de arriba a abajo", reconoce de forma enfática Antoni Reguant, el presidente de la entidad al que Calzada ha dado continuidad.

"Llevo unos años instalado en Londres porque ahí es donde se mueve el dinero del fútbol y solo con estar ahí es cómo asistir a un másters acelerado del negocio", explica en una entrevista que concede al Diari de Sabadell. Es el primer compromiso del día en su apretada agenda en la ciudad vallesana. Asiste también a una reunión de intercambio comercial; a otra para tratar de sellar un patrocinio; aborda el progreso de incorporaciones, que avanza rápido. 

El cambio de las teles

En Segunda B no hay fichajes. No al menos en el Sabadell. No hay presupuesto para ello. Un futbolista cobra una media de 30.000 euros brutos al año. Todo cambia cuando se sube a Segunda A. Se entra en el fútbol profesional. Aparecen unos 5 millones de televisiones, que se convierten en unos 40 en Primera. Pero la entidad arlequinada no puede, de momento, más que soñar con todo eso. Las teles no dan nada. La realidad es precaria.

"Me lo he encontrado en una situación peor de lo que esperaba", susurra Calzada. Habla de oscuridad, de gestión deficitaria, de pagos atrasados… Del descenso se salvó por los pelos. "Me recuerda, con todas las diferencias de dimensión, a cuando entré en el Barça como director de márketing. Todo era un poco así". Entró, cabe recordarlo, con Joan Gaspart. Siguió con Joan Laporta. Seis años en total. 

Saligrat revela en el túnel de vestuarios que se hizo entrenador por las enseñanzas en Lleida de Pep Segura, el nuevo mánager deportivo del Barça. Saligrat se ha clasificado para las eliminatorias de ascenso en cuatro de las seis temporadas que ha entrenado en el grupo 3 de Segunda B, la última en el Alcoyano, y ejerce de polo de atracción para buenos jugadores. También el vuelo que adquiere el proyecto que pilota Calzada acompañado de inversores internacionales.

Calzada subraya que no convertirá al Sabadell en escaparate de sus jugadores. "Si alguno nos resulta útil, bien; si no, no forzaremos nada". Viaja mucho, su trabajo es su trabajo, pero dice estar constantemente pendiente. "Tengo hasta cinco grupos de whatsapp sobre el club", ejemplifica. Es un proyecto para años, recalca mientras da un vistazo a las gradas vacías del estadio. Su gran ilusión es llenarlas. Quizá un día. Nunca se sabe en el fútbol. 
 

0 Comentarios
cargando