Ir a contenido

Ona Carbonell abre para España los Mundiales de Budapest

La campeona de sincronizada aspira a medalla en solo técnico y solo libre

Ona Carbonell, ante los bañadores diseñados por ella misma. / EFE / ANDREU DALMAU

Ona Carbonell, ante los bañadores diseñados por ella misma.
Lali y Lili, las dos mascotas de Budapest 2017, con el Parlamento húngaro al fondo.

/

Las fundadas opciones de medalla de Ona Carbonell en el solo técnico y el solo libre resumen las posibilidades del equipo español de natación sincronizada en el Mundial de Budapest, adonde acude con un joven conjunto con el que mira al futuro con cierto optimismo.

La sincronizada abre más de dos semanas de competición en la capital húngara, que reúne todas las modalidades acuáticas. Sincronizada (del 14 al 22 de julio), saltos de trampolín (14 al 22), aguas abiertas (15 al 21), waterpolo (16 al 29), natación (23 del 30) y saltos de gran altura (28 al 30) irán entranado paulatinamente en acción para repatir honores, dos años después de los Mundiales de Kazán (Rusia) y uno después de los Juegos Olímpicos de Río. España participa en todas las modalidades, si bien su estrella máxima, Mireia Belmonte, no entrará en acción hasta el domingo, 23 de julio. El waterpolo, sobre todo la selección femenina, también tiene opciones de medalla, así como Ona Carbonell, figura de un conjunto desincronizada extremadamente joven que, como equipo, busca acumular experiencia sin quedar excesivamente alejado del podio.

Budapest aceptó el reto de organizar apresuradamente los Mundiales tras la renuncia de Guadalajara (México) hace dos años por problemas económicos. Esto ha hecho que el presupuesto previsto se disparara (pasó de 80 millones de euros a más de 330) y ha encendido las alarmas en la oposición al gobierno conservador nacionalista de Viktor Orban.

Pero, en el aspecto deportivo, Budapest presentará unas grandes instalaciones, la mayoría nuevas, escenario de grandes duelos que comenzarán este viernes con las clasificaciones de solo técnico y solo dúo de sincronizada.

ONA, EN PLENITUD

Después de que el equipo de sincronizada no se clasificara para los Juegos de Río, se aceleró la renovación del mismo. Primero desde la composición de las nadadoras y tras el Mundial también en la parcela técnica.

Ona Carbonell, 27 años, es lo que queda del gran equipo. La barcelonesa forma parte de la elite y está entre las favoritas para llevarse un metal (plata o bronce) tanto en el solo técnico como en el libre. Sus buenas actuaciones en las series mundiales así lo demuestran. También competirá junto con Paula Ramírez en el dúo. España presentará un dúo mixto (Pau Ribes y Berta Ferreras) y competirá también en equipos y en el combo.

Ona Carbonell llega en plenitud a esta competición y presentará dos nuevos ejercicios. En el técnico se vestirá de serpiente para interpretar una composición de Peter Gabriel para 'La última tentación de Cristo'. Para la rutina, la española ha trabajado en algunas sesiones con la mítica solista francesa Virginie Dedieu y la coordinación y elaboración de las coreografías han corrido a cargo de Esther Jaumà.

Ona está en el mejor momento de su carrera e intentará sumar dos medallas más a su extensa colección. La máxima favorita para el oro será la nueva solista rusa, Svetlana Kolesnichenko, y Carbonell tendrá que luchar con la ucraniana Anna Voloshyna y la japonesa Yukiko Inui por la plata, ante la duda sobre la presencia de una representante china en la competición.

En el solo libre, Carbonell se jugará sus opciones interpretando 'Padam' de Edith Piaf versionada por Ute Lemper, un ejercicio "muy particular y diferente" en el que la solista catalana ofrece lo mejor de sí misma.

DÚO CON PAULA RAMÍREZ

En el dúo, junto con Paula Ramírez, la pareja puede optar, a lo sumo, a repetir el quinto puesto de los últimos Juegos. En el técnico presentan "Las formas del agua", una composición de Toni Mir, un ejercicio que ya presentaron en la cita olímpica, pero que Esther Jaumà ha retocado para imponer un tono más físico. Se trata de un ejercicio exigente y con transiciones muy rápidas. En el prueba libre, España tiene un nivel superior. Carbonell y Ramírez interpretarán una versión libre del 'Concierto de Aranjuez', un ejercicio de gran dificultad y que demanda un físico importante en su ejecución.

En el dúo, las rusas Svetlana Kolesnichenko y Aleksandra Patskevich también son las máximas favoritas. Existen dudas sobre la participación de las gemelas chinas Jiang Tingting y Jiang Wenwen, otras de las favoritas.

EQUIPO MUY JOVEN

En los ejercicios por equipos es donde España empezará el camino que le debe devolver a la elite en el próximo ciclo olímpico. Dispone de jóvenes nadadoras, muchas de ellas procedentes del exitoso equipo júnior y con mucho talento. Está compuesto por Meritxell Mas (1994), que es la capitana del equipo, Paula Ramírez (1996), además de tres nadadoras del año 97, dos del 99 y cuatro del 2000. Para muchas de ellas será la primera vez que nadan una rutina técnica, ya que en la categoría júnior solo se practican figuras.

0 Comentarios
cargando