Ir a contenido

CHASCO EN EL EUROPEO SUB-21

"No nos merecíamos esto", lamentan los jugadores españoles

Los integrantes de 'La Rojita' reciben con lágrimas, rabia e incredulidad una medalla de plata inesperada

El bético Ceballos, elegido por sorpresa mejor jugador del campeonato

JOSÉ MARÍA EXPÓSITO / BARCELONA

Dani Ceballos se lamenta tras una ocasión fallada en la final del Europeo sub-21 contra Alemania.

Dani Ceballos se lamenta tras una ocasión fallada en la final del Europeo sub-21 contra Alemania. / REUTERS / ANDRZEJ IWANCZUK

«Vamos a ser campeones de Europa sub-21, estoy convencido», aseguró Mariano Rajoy en vísperas de la final del Europeo, que presenció desde el palco aprovechando su oportuna estancia en Polonia por la cumbre bilateral. Se equivocó Mariano, que apostó al caballo ganador olvidando que enfrente habría una selección alemana, la 'Mannschaft', un conjunto que, con más o menos bajas, con más o menos estrellas, garantiza máxima competitividad. Si el domingo Chile no lo evita, puede ser la gran semana germana.

Hasta ocho sub-21 alemanes estaban ayer en Rusia, disputando la Copa Confederaciones. La 'Alemania sub-21 B' se enfrentaba a un elenco de estrellas consagradas como Asensio, Saúl, Bellerín, Sandro... Una hornada destinada a reconquistar el trono alcanzado en el 2013 por otra quinta de lujo: De Gea, Bartra, Thiago, Koke, Isco, Morata...

EL LLANTO DE DEULOFEU

Pero todo lo que ante Italia fue brillo, contra Alemania se tornó mate. «Nos ha faltado hilar nuestro juego, no hemos tenido posesiones largas, pero no todos los partidos pueden ser iguales», lamentaba Iñaki Williams. «Es un día duro, es difícil levantar la cabeza, pero hemos hecho un gran torneo y hay que volver a la próxima. Estamos jodidos, tristes, pero tenemos que ayudarnos unos a otros», añadió el extremo del Athletic.

El día que se confirmó su regreso al Barça, Deulofeu acabó llorando. No pudo contener las lágrimas el de Riudarenes al oír el pitido final, el de su último partido con la sub-21, pues ya tiene 23 años. También lloró Jesús Vallejo, el central que también vuelve a su casa, el Real Madrid. «Es una pena, porque veníamos haciendo un trabajo de la hostia. El grupo no se merecía esto. Lo siento por los compañeros que acaban ciclo y pido disculpas a la gente que ha venido hasta aquí», soltó entre lágrimas el hasta ahora defensa del Eintracht, que se enfrentó a rivales y compañeros de la Bundesliga. «Pero cabeza arriba, me llevo la experiencia de estos compañeros sensacionales», añadió, seguro que metiendo en ese grupo a Yeray, cuya recaída del cáncer testicular le privó a última hora del torneo.

Quizá tan convencidos como Rajoy de llevarse el quinto Europeo sub-21 para España, con lo que habrían igualado el récord de Italia, la cara de los jugadores mezclaba pena, rabia e incredulidad. Ni un segundo les duraba colgada la medalla de plata que les colocaban los miembros de la UEFA. No habían ido a Cracovia a por ese metal.

CEBALLOS, MVP DEL TORNEO

Tampoco recogió con especial alegría Dani Ceballos, que empezó el torneo como suplente de Denis Suárez, el trofeo de mejor jugador del torneo, toda una sorpresa. Antes de empezar el Europeo casi se daba por ganador a Marco Asensio, a base de goles fue Saúl quien lanzó su candidatura y con la victoria final Alemania quizá merecía elegir a quién de los suyos entregarlo. Seguro que lo habría disfrutado más que el aún jugador del Betis.

0 Comentarios
cargando