Higuaín acerca a la Juventus a la final

El delantero argentino marca los dos goles y la defensa italiana cierra otro partido sin encajar un solo tanto

Higuain, felicitado por sus compañeros de la Juventus en el partido ante el Mónaco.

Higuain, felicitado por sus compañeros de la Juventus en el partido ante el Mónaco. / AFP / ANNE-CHRISTINE POUJOULAT

Se lee en minutos

JORDI TIÓ / BARCELONA

La final de Cardiff tiene ya dos claros candidatos: uno, el Madrid; el otro, la Juventus, que este miércoles ha dado un paso determinante después de ganar con solvencia a domicilio a la gran revelación de la Champions, el Mónaco, cuyo juego ofensivo no pudo con la solidez defensiva de los turineses (solo dos goles han encajado en todo el torneo) ni con la legendaria figura de Buffon, que volvió a dejar su portería a cero ante el tercer equipo más goleador de Europa.

Y fue Gonzalo Higuaín el que contribuyó a dar ese primer paso hacia Cardiff con dos goles liberadores para el delantero argentino, que llevaba desde el 7 de diciembre sin ver puerta en la Champions, en la que solo contabilizaba dos tantos. Extraordinario fue el primero (m. 29), culminando con un tiro raso y colocado con la derecha una maravillosa asistencia de tacón de Dani Alves, y preciso el segundo (m. 58), rematando con decisión y ante la salida de Subasic un gran centro, también del exazulgrana Alves, al que Allegri colocó como extremo derecho.

MÁS VOLUNTAD QUE ACIERTO

Apenas sufrió el equipo italiano, voraz defensivamente, y las pocas ocasiones de gol que concedió las resolvió Buffon, decisivo especialmente en un remate a bocajarro de Mbappé, que vio truncada su maravillosa racha de 18 goles en 18 partidos pero desmotró una vez más que tiene un brillante futuro por delante. También Falcao puso en aprietos al veterano portero, pero tampoco pudo superarlo.

Higuaín llevaba sin ver puerta  desde el 7 de diciembre en la Champions, en la que solo contabilizaba dos goles

El 0-1 aposentó a los italianos aunque el Mónaco siguió fiel a sus principios: velocidad de balón, juego al primer toque y llegadas por banda, pero no hubo manera de ver puerta, aunque estuvo muy cerca en algunos compases del partido, especialmente antes del descanso, cuando la Juventus dio un paso atrás, conforme con la mínima ventaja, y los locales apretaron con más decisión que acierto.

UN PASO ADELANTE

Empezó el segundo tiempo con la misma sintonía, aprentando el Mónaco y viéndolas venir la Juve. Y Falcao tuvo de nuevo la igualada en sus botas, pero Buffon, otra vez, acertó en el mano a mano con el colombiano y atajó su disparo. Respondió el conjunto transalpino, al que Allegri mandó dar un paso adelante, y Marchisio, excelente relevo del sancionado Kherida en el centro del campo, pudo marcar el segundo, pero Subasic desbarató el disparo (m. 54).

Sin embargo, cuatro minutos más tarde llegaba el 0-2, finiquitando el duelo y posiblemente la semifinal, que, sin embargo, pudo tomar otro rumbo si Mateu Lahoz hubiera expulsado a Chiellini, en el tramo final, por un claro codazo a Falcao, pero el árbitro valenciano consideró que había suficiente con la tarjeta amarilla.

UN SUEÑO QUE SE RESISTE DESDE 1996

Te puede interesar

Movió el banquillo Jardim y el Mónaco se mantuvo con unas buenas revoluciones, atosigando a los italianos hasta el final, donde de nuevo Buffon puso una mano providencial desbaratando un remate de cabeza de Germain. La Juve se acerca a Cardiff para soñar con un título que se le resiste desde 1996. 

Mónaco, 0 - Juventus, 2