Ir a contenido

Un brillante Gabriel Jesús reanima y salva al City

El delantero brasileño marca los dos goles del triunfo, el último en tiempo añadido, y coloca al equipo de Guardiola tercero en la Premier

Marcos López

Gabriel Jesús celebra su primer gol al Swansea en el Etihad de Manchester.

Gabriel Jesús celebra su primer gol al Swansea en el Etihad de Manchester. / REUTERS / ANDREW YATES

La revolución de Pep Guardiola en el City le está saliendo bien, aunque sufra a cada partido. No es nada fácil sentar al portero titular (Claudio Bravo) y apostar por el suplente: el argentino Willy Caballero. Tampoco resulta nada fácil prescindir de la estrella del equipo (Kun Agüero) y colocar a un joven prometedor recién llegado (el brasileño Gabriel Jesús) en el once inicial. Tuvo el partido ganado en una gran primera mitad, pero lo empató luego el Swansea en una furiosa reacción. Hasta que Gabriel Jesús, un delantero con ángel, decidió darle la victoria al City.

Con 19 años, el impacto del brasileño en la Premier ha sido tan inmediato como espectacular: tres partidos, tres goles y una asistencia

No solo con su primer gol sino también con el segundo, ya en el tiempo añadido, y ya estaba el Kun en el campo, pero quien resultó decisivo de verdad fue el joven brasileño: tres partidos en la Premier, tres goles. Y el City pasa de la quinta a la tercera posición porque toda revolución tiene su héroe.

El City jugó muy bien en la primera mitad. Gobernó el balón y sometió al Swansea de tal manera que ni pasaba del centro del campo. A Caballero, entonces, se le vio más en el juego con los pies que con las manos. La inclusión de Fernandinho como lateral derecho fue otra apuesta innovadora de Guardiola para potenciar, además, el centro del campo. Bravo y el Kun se lo miraban desde el banquillo.

Producía mucho fútbol el City, pero tenía, una vez más, poca contundencia ofensiva. No tenía cerrado el partido el equipo de Guardiola, quien presionó con vehemencia. Aunque esa presión se desvaneció en la segunda parte cuando el Swansea de Fernando Llorente dio un paso al frente. No tenía entonces el control el conjunto citizen. Adelantó su presión el Swansea y cambió el panorama del partido. No sufrió nada en la primera mitad, pero sí, en cambio, en la segunda porque no hacía circular el balón con la velocidad necesaria.

Aún así, Gabriel Jesús no solo ofreció un repertorio de desmarques sino de asistencias. Dejó solo el brasileño a Silva con un exquisito taconazo, pero el exjugador del Valencia erró en el remate, lo que desesperó a Guardiola. Veía el técnico como el City volvía a estrellarse con su falta de eficacia. Clement, exayudante de Ancelotti, removió a su equipo para intimidar más al conjunto de Guardiola. Hizo los tres cambios, mientras el extécnico del Barça solo miró a su banquillo cuando colocó a Zabaleta en el sitio de De Bruyne en los minutos finales para tener más solidez en el centro del campo situando a Fernandinho junto a Touré.

El gol de Sigurdsson lo cambió todo. Los cambios de Clement le dieron resultado. Entró, el Kun Agüero, ya con el 1-1, para ocupar el centro del ataque, dejando a Sané como extremo derecho y Gabriel Jesús desplazado a la banda izquierda. A partir de ahí, el City vivió unos minutos de angustia, mientras Gabriel Jesús aguardaba su momento para demostrar su luz. Ocurrió en el tiempo añadido cuando Silva, agazapado en la banda derecha, sacó un soberbio centro que cabeceó mal el brasileño, despejó aún peor Fabianski, el meta del Swansea, y remató a placer el propio Gabriel Jesús. Un gol que da vida al City.

Manchester City-Swansea (2-1) 

Manchester City: Caballero, Fernandinho, Stones, Kolarov, Clichy, De Bruyne, Touré, Silva, Sterling, Gabriel Jesús y Sané.

Entrenador: Pep Guardiola.

Cambios: Zabaleta por De Bruyne (m. 78); Kun Agüero por Sterling (m. 83); Fernando por Silva (m. 95)

Swansea: Fabianski, Naughton, Fede Fernández, Mawson, Olsson, Fer, Cork, Carroll, Routledge, Llorente y Sigurdsson.

Entrenador: Paul Clement.

Cambios: Narsingh por Routledge (m. 65); Dyer por Caroll (m. 75); Borja Bastón por Llorente (m. 83).

Goles: 1-0, Gabriel Jesús (m. 11); 1-1, Sigurdsson (1-1); 2-1, Gabriel Jesús (m. 92)