Ir a contenido

MUNDIAL DE AJEDREZ

Quintas tablas seguidas en el duelo Carlsen-Karjakin

Por primera vez en el encuentro, el aspirante alcanzó una posición superior, pero no supo concretar

ANTONIO MADRIDEJOS / BARCELONA

La quinta partida por el título mundial de ajedrez entre Magnus Carlsen, el actual campeón, y Serguéi Karjakin, el aspirante, concluyó nuevamente en tablas, algo que empieza a exasperar a los aficionados, pero con una gran novedad con respecto a las cuatro precedentes: por primera vez, el ruso se encontró en una posición ligeramente superior y omitió una jugada que le habría concedido notable ventaja. La sexta partida se jugará la noche de este viernes.

El encuentro, que se disputa en el Fulton Market de Nueva York con una bolsa de premios de un millón de euros, de los que el ganador se queda el 65%, está previsto al mejor de 12 partidas. En caso de empate se disputarán cuatro partidas semirrápidas y, si fuera necesario, dos partidas relámpago. 

La partida se inició con una apertura muy clásica, la italiana o 'giuoco piano' , que ha resurgido en la práctica magistral en los últimos años tras décadas de ostracismo. El campeón, con blancas, llevó la iniciativa con una mejor disposición de los peones, pero en el medio juego, en una posición igualada difícil de romper, tuvo algunas imprecisiones que dejaron al aspirante en mejor situación. Ya lo había dicho el ruso antes de empezar el campeonato "Carlsen está más obligado que yo a demostrar que es el mejor. Si se empeña, igual puedo ganarle al contraataque".

Quizá sorprendido por la inesperada posición, lo cierto es que el ultradefensivo Karjakin no encontró el movimiento más agudo y omitió en la posición del PRIMER DIAGRAMA el movimiento 43. ... Th8 (jugó 43. ... Ad5), que amenazaba una peligrosa incursión por la columna h. Ello permitió que Carlsen igualara la posición y que en el movimiento 51 (SEGUNDO DIAGRAMA) se firmaran las tablas. Ya no había nada que hacer.

El encuentro se encamina hacia el ecuador con unas perspectivas inciertas: las dos partidas iniciales fueron bastante de tanteo y en las dos siguientes, con un desarrollo maratoniano, el noruego se encontró mejor, especialmente en la cuarta, en la que rozó la victoria. De hecho, la iniciativa siempre la ha llevado el campeón. Sin embargo, Karjakin ni parece inmutarse y sigue mostrándose muy seguro y satisfecho, como demostró en la rueda de prensa posterior a la quinta partida. Carlsen, por su parte, apareció poco risueño, quizá con un bajón anímico por no poder doblegar a su rocoso rival.

Temas: Ajedrez

0 Comentarios
cargando