Ir a contenido

Tarragona confirma que aplaza los Juegos Mediterráneos hasta el 2018

El alcalde Ballesteros convoca un nuevo periodo para captar inversiones que permitan la cita deportiva, que aún es una incógnita

ESTHER CELMA / TARRAGONA

Tarragona 2018 aún es una incógnita porque no está cuantificado el sobrecoste de aplazar los Juegos del Mediterráneo un año ni hay el visto bueno de los patrocinadores ni las subsedes, a los que se informará a lo largo de esta semana. Sin embargo, el alcalde y presidente de la Fundación Tarragona 2017, Josep Félix Ballesteros, mantiene intacta su “confianza” e “ilusión” de que serán “unos grandes Juegos” los ahora programados del  30 de junio al 9 de julio del 2018, un año muy denso en competiciones.

La baza que mantiene esta ilusión es la reunión que mantendrá este jueves con el ministro de Educación, Cultura y Deporte, Íñigo Méndez de Vigo, acompañado por el presidente del Comité Olímpico Español (COE), Alejandro Blanco y el primer teniente de alcalde, el popular Alejandro Fernández.

TRABAJO UN AÑO MÁS

Justamente Blanco ya ha flanqueado a Ballesteros en una larga conferencia de prensa y mientras daban explicaciones, el Ministerio ha emitido un comunicado conforme apoyaba la decisión de aplazar los Juegos.

A pesar de que los Juegos ya tienen cuentas muy ajustadas y se desconoce cuánto ni cómo afectará atrasarlos, el alcalde cree que es una “buena noticia” que los empleados de la Fundación tengan trabajo un año más, ha restado importancia a la indemnización que deberán recibir los hoteles donde debía alojarse la familia olímpica y ha zanjado que  el “sobrecoste no lo pagarán los ciudadanos”

Tampoco se ha aclarado qué se hará con todos los productos que llevan el logo de Tarragona 2017 -desde peluches con la mascota hasta sobres de azucarillos- y se baraja incluso mantenerlo porque es una marca registrada” o alterar el último número.

"RESPONSABILIDADES COMPARTIDAS"

El alcalde “asume todas las responsabilidades” -Blanco ha matizado que son “compartidas” y asegura que “en 2018 serán unos grandes Juegos y luego los ciudadanos decidirán”, con lo que deja la puerta abierta a su posible presentación a alcalde por tercer mandato.

Todas las culpas han recaído en el interinaje político español durante 10 meses, que ha impedido que el Estado aportara los 12 millones de euros pendientes (9 para el presupuesto operativo y 3 para la piscina). Acerca de por qué solo se han conseguido nueve millones de euros de los 22 presupuestados en patrocinios privados, ha replicado que las cifras no son correctas.

Todas las culpas han recaído en el interinaje político español durante 10 meses, que ha impedido que el Estado aportara los 12 millones de euros pendientes 

El alcalde y Blanco han relatado que la decisión del cambio de fechas la tomó el CJIM tras escuchar la situación, de la que siempre ha estado “puntualmente informado”. Tanta es la confianza y el apoyo de este organismo“sin fisuras” que incluso les han dirigido una carta “felicitando” un “buen trabajo”.

Blanco ha negado que su fría relación personal con el presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), Miguel Cardenal, haya perturbado la financiación de los Juegos, a pesar de haber “tenido un bloqueo de dos años con el Gobierno”, aunque ha sentenciado: "Hoy nadie puede cuestionar el interés del Gobierno para que los Juegos se hagan en Tarragona".

0 Comentarios
cargando