Ir a contenido

'Clownio' Bravo

La prensa sensacionalista inglesa se burla del portero del City y critica a Guardiola por su derrota en el Camp Nou

POL GUSTEMS / MANCHESTER

Claudio Bravo, en la jugada que le costó la expulsión en el Camp Nou.

Claudio Bravo, en la jugada que le costó la expulsión en el Camp Nou. / REUTERS / ALBERT GEA

No importa sociedad o deporte, política o variedades. Cualquier fenómeno susceptible de tragedia es magnificado, normalmente de forma irrespetuosa, en las portadas del diario 'The Sun'. Claudio Bravo ha pagado su error del Camp Nou, uno gravísimo, pero el único entre una decena de aciertos notables, con un elenco de titulares sensacionalistas que se mueven entre el ingenio y la burla. El tabloide más vendido en Inglaterra tituló ‘Clownio’, haciendo un ofensivo juego de palabras entre el nombre del guardameta y la profesión de bufón.

El análisis más clásico del amarillismo inglés funciona como una cadena de montaje. Bravo como diana, la palabra “humillación” asociada al 4-0 y un dosier adjunto, en el 'Daily Mail', con vistas al Piamonte: "Mientras Bravo lo pasa mal, Joe Hart está impresionando en su cesión en el Torino". La reflexión de esta corriente insinúa señala o insinúa que las decisiones tomadas por Pep Guardiola han sido erróneas. Algunos observadores, como Stuart Brennan en el 'Evening News' o James Ducker en 'The Telegraph', apuntan que Pep ha relegado equivocadamente a la espina dorsal del anterior City: Hart, Kompany, Touré, Agüero.

Normalmente el análisis suele quedarse ahí. En una enumeración de hechos debatibles ante los cuáles los seguidores se posicionan a favor o en contra de forma radical. Así ha sido, por ejemplo, en las crisis de José Mourinho. Poco fútbol y mucho ruido.

CRÍTICA REFLEXIVA

Cuando se dijo que Guardiola podría ayudar a cambiar el fútbol inglés, el principal foco era el terreno de juego, pero quizás sus victorias y derrotas también ayuden a mejorar la reflexión futbolística, a veces inexistente, de la crítica. En 'The Guardian', Sid Lowe da una pista al lector: "Agüero se quedó en el banquillo. La pregunta era por qué. ¿Estaba lesionado? Los catalanes lo vieron distinto: era una decisión muy de Pep". Una asistencia a la interesante observación de Mark Ogden en 'Independent', que al margen de considerar bien o mal la suplencia del argentino, intenta comprender el porqué y la relaciona con la experiencia de Gary Lineker en Barcelona.

"Lineker, en opinión de Cruyff, no ofrecía suficiente al equipo fuera del área", comienza Ogden. "No es nada sorprendente que el técnico del City siga las pasos de su mentor y cuestione la percepción de que los goleadores deban ser vistos como un caso especial y tratados de forma diferente al resto".

Incluso los periódicos que han seleccionado la fotografía de la mejor estirada de Hart en Turín incluyen un anexo que especifica que desde el principio de temporada las estadísticas de pase de Bravo justifican su compra y la idea de juego de Pep: un 80% de acierto contra el 58% del inglés. Los aficionados del City reconocieron la nueva fórmula de juego de su equipo en la derrota en el Camp Nou. Perdieron claramente, pero a su manera.