03 jul 2020

Ir a contenido

Kipchoge se consagra como el mejor maratoniano

El keniano confirma con su victoria en Río que es el corredor más consistente de la larga distancia en el último lustro

GERARDO PRIETO / RÍO DE JANEIRO

El keniano Kipchoge al cruzar victorioso la línea de meta del maratón de Río.

El keniano Kipchoge al cruzar victorioso la línea de meta del maratón de Río. / EFE / DIEGO AZUBEL

El keniano Eliud Kipchoge confirmó con su victoria (2.08.44 horas) en el maratón olímpico de Río que es el mejor y más consistente corredor de esta distancia en el último lustro.

Desde su debut en el maratón de Hamburgo en el 2013, precedido dos meses antes por la victoria en la Mitja Marató de Barcelona con récord del circuito (1.00.04), Kipchoge ha ganado siete de los ocho maratones en los que ha participado. Solo cedió frente a su compatriota Wilson Kipsang en el maratón de Berlín, en el otoño de ese mismo año, cuando Kipsang logró una nueva plusmarca mundial.

Kipchoge se hizo célebre en el Mundial de París-2003, cuando con tan solo 18 años superó en la final de 5000 a Haile Gebrselassie e Hicham El Gerruj.

Trece años después de aquella sorprendente victoria en el estadio de Saint Dennis, Kipchoge suma la segunda medalla de oro olímpica para Kenia tras la victoria del malogrado Samuel Wanjiru en Pekín 2008.

LA VICTORIA MÁS HOLGADA

El corredor del Valle del Rift, residente en Eldoret, que debutó en la distancia de los 42 kilómetros con una marca 2.05.30, está en posesión del segundo mejor registro de todos los tiempos (2.03.05), conseguido en el último maratón de Londres con récord del circuito incluido.

Su victoria de ayer en Río es la más holgada desde que Frank Shorter ganara en Munich-72, al aventajar al etíope Feyisa Lelisa (plata) en un minuto y diez segundos, en la meta situada en el Sambódromo carioca.

El bronce fue para un exhausto Galen Rupp, primer ateta no africano, confirmando definitivamente que los Estados Unidos son de nuevo una gran potencia en carreras medias y largas, al clasificar también a Jared Ward en sexta posición y, hace ocho días, a sus tres maratonianas entre las nueve primeras.

Los españoles Carles Castillejo, en su última carrera de maratón, y Jesús España, en su debut olímpico en esta distancia, clasificaron en el puesto 49 y 65, respectivamente.

LA ESCUELA SALAZAR

A pesar de la lluvia, Rupp corrió con una camiseta agujereada, tal y como solía hacer su entrenador Alberto Salazar, doble ganador del maratón de Nueva York.

El técnico estadounidense de origen cubano dirige también la carrera deportivo del británico de origen somalí  Mo Farah, quien el sábado logró un “doble doble” al sumar su cuarta medalla de oro con la victoria en 5.000, tras haber ganado el 10.000, repitiendo su botín logrado en Londres 2012.

En la misma jornada, Estados Unidos ganó el relevo largo, con el que Allyson Felix sumó su sexto oro olímpico, cinco de ellos en pruebas de relevos y el individual en los 200 metros de Londres 2012.