Ir a contenido

la otra mirada

David Solans: "Del hockey me gustaba el trabajo en grupo"

MARISA DE DIOS / BARCELONA

El actor David Solans. 

El actor David Solans.  / JOAN PUIG

Tras protagonizar la película 'Fill de Caín'David Solans (Vilassar de Mar, 1996) se ha convertido en Bruno, el hijo televisivo del 'Merlí' de TV-3. A la espera del rodaje de la segunda temporada de la serie, el actor acaba de grabar una miniserie para Tele 5, 'Lo que escondían sus ojos'.
 
¿De niño hacía deporte? Hacía hockey sobre patines. Mi padre era entrenador y me apuntaron desde pequeño, así que cada fin de semana viajaba a algún sitio de Catalunya. Al hockey en sí no le tenía un aprecio especial, pero sí al grupo, a la idea de deporte colectivo, de trabajar todos juntos.

¿No probó nada más? He hecho cursos de tenis en verano, escalada, durante unos años jugaba con mi padre al 'pitch and putt', que es como un golf reducido, en otra época iba al gimnasio…

¿Ahora ya no va? Quiero volver porque noto que me tengo que cuidar. El deporte te sirve para pensar en el ahora, en que estarás más sano, pero también en el futuro. Cuando lo he practicado ha sido porque he sentido la necesidad: cuando he visto que corría y me cansaba. Cuando he encontrado la motivación me encanta hacer deporte, pero cuando lo hago porque sí aguanto una semana.

¿Nunca ha sido futbolero? Nunca he visto un partido de fútbol y me ha salido lo de gritar. Tuve una época que intenté hacer el esfuerzo de entender de fútbol, aprenderme nombres, resultados… Pero un punto con el que no empatizo es que hay mucha gente que se hace suyos los éxitos de su equipo y eso tiene un punto de autoengaño.

¿Ni siquiera tiene un equipo favorito? Diría, tal vez, el Barça porque es uno de los equipos que  ha lanzado el mensaje de que es más importante el grupo, estar unidos, que el individualismo. Y apostar por la Masía está muy bien.   

Si tiene hijos, ¿le gustaría inculcarles la afición por algún deporte? Me gustaría apuntarlos a un deporte colectivo pero también a uno individual. Es importante trabajar en equipo pero, a veces, es muy fácil excusarse cuando las cosas salen mal. En cambio, en los deportes individuales hay un punto de responsabilidad, de pensar en que si yo no voy a entrenar no habrá resultados y será culpa mía y de nadie más. Creo que está bien ese contraste de saber vivir en grupo, en sociedad, pero también estar solo y saber depender exclusivamente de ti, conocerte, saber cómo llevas la presión, cómo asumes que las cosas no salgan bien, cómo reaccionas ante los éxitos… Así que hacer las dos cosas está muy bien.

Temas: Cine

0 Comentarios
cargando