MUNDIAL DE MOTOCICLISMO

Guerra a muerte

Rossi y Lorenzo se jugarán el título en Valencia en un ambiente irrespirable por la patada del italiano a Márquez

Pedrosa celebra su victoria en el GP de Malasia, en la que Lorenzo ha acabado segundo, y Rossi, tercero.

Pedrosa celebra su victoria en el GP de Malasia, en la que Lorenzo ha acabado segundo, y Rossi, tercero. / AFP / MOHD RASFAN

3
Se lee en minutos
EMILIO PÉREZ DE ROZAS / KUALA LUMPUR

El domingo 8 de noviembre, a las 14.00 horas, se parará el mundo por las motos. El campeonato ya echaba chispas antes de la última carrera, pero ahora ya es un terremoto absoluto. Valentino Rossi y Valentino Rossi Jorge Lorenzo se jugarán el título en Valencia con Marc Márquez como agitador indiscutibleMarc Márquez agitador  después de irse por los suelos el domingo por una lamentable patada del campeón italiano, que saldrá el último en la carrera decisiva y deberá defender siete puntos en un contexto de guerra a muerte.

Media Italia señalaba este lunes a Italia Marc Márquez como el gran culpable de lo ocurrido en Malasia por provocar a Rossi con su agresivo pilotaje. Media Italia considera que, pese a todo, la situación se le escapó de las manos al 'Doctor', que fue el primero en provocar a Márquez con un discurso explosivo. «Sí, tal vez no debí hacerlo, pues acabó excitando a Márquez», reconoció el propio Valentino. De cualquier modo, las dos Italias, casi los dos mundos, los 'rossistas' y los 'marquistas', juzgan excesivo e innecesario el rodillazo que Rossi soltó a Márquez en plena curva de Sepang, que acabó con el bicampeón catalán en el suelo.

UN AMOR TERMINADO

«No deberíamos olvidar -ha confesado un indignado Graziano Rossi, padre de Valentino y CEO de la empresa VR46, que lleva, entre otros, el 'merchandising' de Marc Márquez («creo que aún nos queda un año de contrato», ironizó el piloto de Cervera) -que el Mundial de motociclismo lo organiza una compañía española. Ellos son los patrones del campeonato y ellos han permitido que Márquez continuase hostigando, con malas artes, a Valentino, tanto en Australia como en Malasia. Es evidente que no quieren que 'Vale' gane su 10º título mundial», fueron las últimas palabras del gracioso y original Graziano a la agencia Ansa.

Pero no todo el mundo piensa así en Italia. Ni mucho menos. «La verdad es que no ha sido nada bello lo que ha ocurrido», comenta el italiano Andrea Dovizioso, piloto de Ducati. «Me sorprende, y mucho, que Valentino haya caído en su propia trampa. Él empezó todo esto haciendo unas declaraciones y acusaciones muy graves contra Márquez. El amor entre ellos ha terminado. Sin duda Marc estaba jugando con Valentino, pero así son las carreras. Jamás Marc superó los límites del reglamento en sus acciones».

200.000 FIRMAS

El compañero de 'Dovi', Andrea Iannone, señalado por media Italia como el gran culpable en caso de que Rossi pierda el título por haberle superado y relegado a la cuarta plaza en Phillip Island, parece estar desandando el camino que hizo en Australia, poniéndose del lado de su amigo Rossi.

«Me duele que en mi deporte pasen estas cosas. Una cosa tengo clara: Márquez podía ir muchísimo más deprisa de lo que iba. Es más, en el 'warm-up' previo a la carrera volaba y, por tanto, no tiene sentido que, dos horas después, vayas tan lento». Entre los aficionados destaca la plataforma Change.org, impulsada por un británico, que recogió en apenas unas horas 200.000 firmas apoyando que se retire la sanción a Rossifirmas Rossi.

EL MENSAJE DE ÁNGEL NIETO

Noticias relacionadas

Entre los jefes de equipo italianos hay bastante unanimidad, exceptuando al grandioso amigo de Rossi, Davide Brivio, exmánager del 'Doctor'. «Valentino solo quería jugársela con Jorge, pero Márquez no le ha dejado ni en Malasia ni en Australia». Paolo Ciabatti, director deportivo de Ducati, considera evidente que Marc tenía intención de fastidiar a 'Vale', pero califica de «indefendible» la reacción de Rossi. «Debió ser sancionado de inmediato con una parada en boxes».

¿Y qué dice el campeonísimo Ángel Nieto, también íntimo amigo de Rossi y compañero de fiestas del 'Doctor' en Ibiza? «Fue un pasaje muy triste para el motociclismo. En mi época, también había piques, acciones al límite... pero no había tantas cámaras de televisión que, a veces, dejan en evidencia a los pilotos».