Ir a contenido

LA SITUACIÓN AZULGRANA

Continuidad o cambio

Los socios del Barça eligen este sábado entre Bartomeu, Laporta, Benedito o Freixa para dirigir al club hasta el 2021

La campaña fue tan larga como previsible, con pocas novedades, en el tenso pulso entre los cuatro candidatos

MARCOS LÓPEZ / BARCELONA

Toni Freixa, Joan Laporta, Josep Maria Bartomeu y Agustí Benedito, candidatos a la presidencia del Barça, posan para EL PERIÓDICO DE CATALUNYA antes de las elecciones. / RICARD FADRIQUE

Hay dos ideas: continuidad (si Bartomeu gana las elecciones) o cambio (si Laporta vuelve a la presidencia o Benedito Freixa dan la gran sorpresa derrotando a los dos favoritos). Son las ideas eje que han dominado una campaña larga -empezó tras la conquista de la Champions en Berlín el pasado 6 de junio- pero que no ha aportado grandes novedades. Ha sido más bien monótona ante la falta de debates. Hoy, con el recuerdo del triplete al fondo, el socio del Barça toma la palabra para elegir al presidente que dirigirá al club hasta el 2021, con un asunto fundamental en la hoja de ruta: la construcción del nuevo Camp Nou (el actual data de mediados del siglo XX), una obra faraónica, compleja, cara (420 millones de salida) y capaz, por lo tanto, de condicionar el futuro del club en el siglo XXI. Este viernes, tras una agotadora jornada de reflexión, los cuatro candidatos, que comenzaron, curiosamente, juntos en el 2003, cruzaron los dedos a la espera de la respuesta del socio.

RUIDO DE PACTOS INCONCRETOS

Con la fuerza del tridente (122 goles sumaron MessiNeymar Suárez) y los tres títulos (Liga, Copa y Champions) en el Museo, Bartomeu tuvo una campaña plácida. Ni siquiera el debate de TV-3, el único que se ha vivido en estas cuatro semanas por deseo suyo, alteró ese paisaje tranquilo para el expresidente, que se arriesgó a convocar elecciones en enero cuando el equipo se asomaba al abismo tras la derrota en Anoeta, el despido de Zubi, la crisis Messi-Luis Enrique y un panorama desolador. Pero entonces Leo cogió la pelota, el técnico dio un inteligente paso atrás y el Barça transformó la depresión en un festival de alegría. Y Bartomeu, en solo seis meses, dio la vuelta a todo, renovando incluso a Luis Enrique.

Laporta, favorito en el crudo invierno (dominaba entonces en las encuestas con clara ventaja sobre Bartomeu), ha visto girarse el viento en su contra, apelando en los últimos días al «voto útil», convencido de que debe movilizar al máximo para intentar derrotar al hombre que sucedió al fugado Rosell en enero del 2014. De ahí, el intento desesperado, hasta el último segundo, ya en plena jornada de reflexión, de arrancar un pacto con Agustí Benedito. Pero este se negó, a pesar de las presiones, incluso políticas, que recibió en la búsqueda de un frente común para derrotar a Bartomeu.

Continuidad o cambio. Continuidad con el expresidente o cambio con Laporta, mientras Toni Freixa, que estuvo hasta el último instante, aunque arrinconado, en la junta de Bartomeu, ha ido construyendo un perfil nuevo a lo largo de una singular campaña. Singular porque no se tenía que hablar de nombres -el Barça no puede inscribir jugadores hasta enero del 2016 por la sanción de la FIFA- y de Arda, fichado por la gestora, se ha ido hasta Pogba, deseo de Laporta. Este sábado, el socio decide el nuevo inquilino del palco.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.