Ir a contenido

LA DESPEDIDA DE UN MITO

Anfield se vuelca en la despedida de Gerrard

El capitán de los 'reds' dice adiós al Liverpool, en el que ha jugado durante 17 temporadas

"La primera vez que corrí ante The Kop fue un sueño; el resto ha sido un extra", asegura

JOSÉ MARÍA EXPÓSITO / BARCELONA

Llegó al club con siete años y se va con casi 35, tras 17 temporadas en el primer equipo del Liverpool. Es el que capitán de uno de los equipos más ligados a la mística en el mundo del fútbol. Steven Gerrard: "El mejor que hay, el mejor que hubo y el mejor que habrá", se leía en muchas de las pancartas, banderas y camisetas con las que la afición de Anfield le ha despedido en su último partido como 'red' en casa antes de irse a jugar a Estados Unidos, a Los Angeles Galaxy de la Major League Soccer.

"Estoy desolado de pensar que no voy a jugar más para estos aficionados", ha dicho tras a su afición tras el partido contra el Crystal Palace (derrota por 1-2 por culpa de un gol en fuera de juego y un penalti que no lo fue; pero ni un reproche, no era lo importante esta vez). El eterno capitán del Liverpool, el hombre que levantó la Copa de Europa del 2005 tras una remontada imposible, digna de la leyenda que envuelve al equipo rojo del Mersey, no podía creer lo que se leía en las vallas publicitarias: "Desafortunadamente, señoras y señores, todo tiene un final". El 'speaker' del estadio le ha presentado ("Con ustedes, su capitán") para que explicara sus sensaciones en la despedida: "Me he sentido muy extraño. He estado temiendo que llegara este momento porque lo voy a echar mucho de menos. Me ha encantado cada minuto".

NINGUNA LIGA

Se va sin haber ganado una Premier League, con un palmarés muy inferior al tamaño de su figura, lo que sin duda da aún más relevancia al personaje. Hasta el punto de que esa Champions de Estambul no es el momento que recuerda con más cariño: "Es difícil elegir uno, pero la primera vez que corrí ante The Kop (la mítica grada de Anfield), nunca olvidaré aquello. La primera vez que jugué con el Liverpool fue un sueño hecho realidad. Todo lo que vino ha sido un extra".

Gerrard ha logrado aguantar las lágrimas durante la vuelta de honor que ha dado tras el encuentro con todos sus compañeros luciendo su camiseta y sin separarse de sus tres hijas. Un detalle: esa vuelta la inició dirigiéndose a los aficionados del Crystal Palace, agradeciéndoles que siguieran ahí y le aplaudieran respetuosamente. Puro fútbol inglés. Todos los aficionados 'reds' querían darle las gracias. No ha faltado el 'You'll never walk alone' cantado varias veces a capela.

"ESTA AFICIÓN EMPUJA COMO NINGUNA"

"Steven ha sido como un aficionado en el campo. Todos los niños crecen queriendo ser como Steven Gerrard", ha resumido Jamie Carragher, otra leyenda de Anfield, aunque seguidor del eterno rival, el Everton, durante su infancia. "Quiero dar las gracias a todos los que me han ayudado en los últimos 17 años, del primero al último. Y dar las gracias a los técnicos que me ayudaron y todos los jugadores con los que he compartido vestuario", ha dicho emocionado. "Pero sobre quiero dar gracias a los aficionados. Aquí la grada anima más que en ningún otro sitio. He jugado frente a muchas aficiones de todo el mundo, pero vosotros sois los mejores".