30 sep 2020

Ir a contenido

LUCHA CONTRA UNA LACRA

Antiviolencia pide el cierre parcial del Villamarín por los cánticos machistas

La comisión solicita al Betis que "aporte cuantos elementos de prueba pueda recabar para identificar a los autores"

El delantero bético Rubén Castro, durante un partido en el Benito Villamarín.

El delantero bético Rubén Castro, durante un partido en el Benito Villamarín. / AFP / JORGE GUERRERO

La Comisión Antiviolencia ha propuesto el cierre parcial del Benito Villamarín por los cánticos ofensivos contra la exnovia del jugador bético Rubén Castro que se vienen produciendo en la zona gol sur del estadio del Betis. El delantero verdiblanco está acusado de cuatro delitos de maltrato y uno de amenazas.

En una reunión de urgencia celebrada este miércoles en la sede del Consejo Superior de Deportes (CSD), la comisión ha estudiado la denuncia presentada por la Liga de Fútbol Profesional (LFP) sobre dichos cánticos machistas. En su escrito, recoge que el 8 de febrero, durante el partido contra el Ponferradina, "se entonaron cánticos que decían 'Rubén Castro, alé, Rubén Castro, Alé, no fue tu culpa, era una puta, lo hiciste bien'" y que en el encuentro contra el Girona del sábado pasado un grupo de espectadores denominados Supporters Gol Sur también entonó la frase "el equipo bastardo y penoso, el equipo de las putas del Pizjuán".

La comisión ha acordado por unanimidad "el rechazo más absoluto a comportamientos de este tipo en un estadio de fútbol, que justifican la violencia machista, que incitan a la violencia contra las mujeres y que amparan en un recinto deportivo conductas degradantes, delictivas y ajenas a los más elementales principios de convivencia". Considera también que "tales conductas son merecedoras de condena tanto a nivel individual de quien las realiza como del club respecto del que son seguidores, proponiendo a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) se adopten las medidas de cierre parcial de gradas que se contemplan en la nueva normativa".

Búsqueda de pruebas

Antiviolencia solicita al Betis que "aporte cuantos elementos de prueba pueda recabar para que permitan la identificación de los autores de tales hechos". Además, solicita que "realice el visionado de encuentros anteriores a los señalados a fin de localizar si estos mismos cánticos se han producido con anterioridad". "La comisión ha tenido conocimiento de las investigaciones puestas en marcha por la Oficina Nacional de Deportes de la Policía al objeto de identificar a los autores de dichos cánticos. De modo particular, el cruce de documentos de audio y vídeo que están en poder de los operadores televisivos y de las Unidades Centrales Operativas (UCOS)", añade.

La comisión considera que los hechos referidos "pueden ser constitutivos de delito" por lo que remitirá a la Fiscalía de Sevilla todos los datos que obran en su poder y los que ha solicitado al Betis. El ministerio público decidió este martes abrir una investigación de oficio para delimitar las posibles responsabilidades penales en que hubieran incurrido los autores de los cánticos.

El cierre parcial del Benito Villamarín es la sanción más grave que se propone desde que la LFP y el CSD adoptaron medidas de control en los estadios de las ligas BBVA y Adelante tras la muerte de un seguidor del Deportivo en una reyerta entre hinchas de este equipo y del Atlético, horas antes del partido entre ambos equipos el 30 de noviembre pasado en Madrid.