Ir a contenido

DUELO NAVIDEÑO

Euskadi y Catalunya se citan en San Mamés

Nueve jugadores del Barça y cuatro del Espanyol, entre los 22 convocados para el Euskadi-Catalunya del día 28

Ambas selecciones celebran el centenario del primer duelo con el afán de alcanzar el reconocimiento oficial

JORDI TIÓ / BARCELONA

Las camisetas de Catalunya y Euskadi, durante la presentación del partido que enfrentará a ambas selecciones en San Mamés.

Las camisetas de Catalunya y Euskadi, durante la presentación del partido que enfrentará a ambas selecciones en San Mamés. / FCF

Catalunya Euskadi se citarán en el imponente nuevo San Mamés el domingo 28 (20.30 horas, TV-3) en un enfrentamiento que servirá para conmemorar los 100 años del primer duelo entre vascos y catalanes y, también, para dar un paso más en busca del anhelado reconocimiento oficial de ambas selecciones, un deseo que lleva a imaginar cuáles serían las posibilidades de ambos combinados si pudieran disputar competiciones de la UEFA y de la FIFA. "Seguro que seríamos una selección protagonista y estaríamos en las fases finales de Eurocopas y Mundiales", ha vaticinado Gerard López, el seleccionador, que cumplirá su segundo encuentro al frente de la cuatribarrada tras el exitoso debut del año pasado ante Cabo Verde (4-1).

El convencimiento del entrenador sobre el potencial de Catalunya se sustenta en los jugadores con los que cuenta y podría contar en 'partidos de verdad'. Basta con echar un vistazo a la lista de convocados, en la que han entrado hasta nueve jugadores del Barça y cuatro del Espanyol, como base primordial del conjunto catalán, que partirá hacia Bilbao el mismo día del partido.

Apoyo a Valdés

Gerard López, en un acto celebrado en la nueva sala de conferencias de la federación catalana, ha agradecido la disponibilidad e ilusión mostrada por los jugadores para jugar con Catalunya, también de los que no han podido acudir por los compromisos de sus equipos, dijo en referencia especial a los que militan en la Premier. Igualmente desveló que intentó que Víctor Valdés pudiera jugar en San Mamés. "No hablé directamente con él pero sí con su entorno, cuando no tenía todavía el alta médica. Me hacía ilusión que pudiera volver a sentirse futbolista conmigo en la selecció", explicó Gerard, aunque los asesores del guardameta consideraron que no era el momento adecuado para volver a jugar tras la larga lesión de rodilla.

Valdés no estará, pero sí Montoya, otro futbolista que ha sufrido el ostracismo. "Le fui a ver a la ciudad deportiva hace unos 15 días, cuando su situación era muy tensa, y le dije que contaba con él. Se pudo muy contento", confesó el técnico de su charla con el lateral del Barça.

Dar espectáculo

Gerard explicó que su filosofía de juego es la de «dar espectáculo y jugar al ataque», una premisa que no le lleva a obsecarse con un sistema de juego determinado. "Hago el equipo en función de los jugadores que tengo y también escucho sus sugerencias. Tengo futbolistas para jugar de muchas maneras", valoró, tras destacar el rol de peso que desempeñan algunos jugadores en la selección catalana, como Sergio García, emblema del Espanyol y "el capitán" de Catalunya.

Para el partido ya se han vendido más de 30.000 entradas en el País Vasco y otras 4.000 en Catalunya, como explicó Andreu Subiespresidente de la Federación Catalana de Fútbol (FCF). Las entradas se pueden adquirir a través de la web de la entidad hasta el día 25 a las 12 de mediodía. A partir de ese instante, los tíquets deberán comprarse en las taquillas de San Mamés.

El duelo vasco-catalán empezará ya el sábado, en Barakaldo, con el partido entre las selecciones absolutas femeninas, en el debut de la nueva seleccionadora, Natàlia Arroyo, y el enfrentamiento de los combinados de fútbol sala.

Paz social en la Federació

Subies explicó que espera que el partido ante Euskadi deje unos beneficios de 150.000 euros para la federació, un rédito que espera multiplicar el año próximo cuando sea Euskadi el que devuelva la visita, posiblemente en el Camp Nou. El dirigente aprovechó para hacer balance de sus cuatro años de gestión (le quedan otros dos de mandato) y destacó que se haya logrado por fin "la paz social" en la entidad y el fútbol catalán tras años convulsos. "Hemos cerrado todos los litigios que teníamos. La federación ahora está limpia", afirmó el presidente, feliz por consolidar la FCF económicamente. El último litigio finiquitado es el que tenía con la AFA por el amistoso del 2009 contra Argentina, que generó una deuda de más de un millón. Al final, se han pagado poco más de 100.000 euros.

0 Comentarios
cargando