La suspensión de la estrella

Suárez, sin perdón

El delantero uruguayo se incorpora hoy al trabajo con sus compañeros y será presentado el lunes en el Gamper

El TAS mantiene la sanción y solo elimina la prohibición de entrenarse, jugar amistosos y entrar a los estadios

Suárez atiende a unos aficionados el pasado día 8 en Lausana, cuando compareció a declarar ante el TAS.

Suárez atiende a unos aficionados el pasado día 8 en Lausana, cuando compareció a declarar ante el TAS. / AFP / FABRICE COFFRINI

3
Se lee en minutos
JOAN DOMÈNECH
BARCELONA

desde hoy dejará de sentirse como un proscrito, entrenándose a escondidas. Sin recibir del Tribunal de Arbitraje del Deporte (TAS) el perdón que esperaba a su condena, Luis Suárez recibió una pequeña dispensa. Podrá levantar la cabeza y entrar por la puerta principal de Sant Joan Despí para entrenarse. Volverá a sentirse futbolista y se creerá que es futbolista del Barça porque lucirá la camiseta rosa de los entrenamientos. Nada más. Seguirá sin poder jugar en competición oficial hasta octubre.

El TAS decidió mantener la base de la sanción que impuso el Comité de Disciplina de la FIFA a Suárez en el Mundial por dar un mordisco a Giorgio Chiellini durante el Italia-Uruguay: no rebaja nada los nueve partidos de suspensión con la selección celeste (le quedan ocho) ni la prohibición de jugar partidos hasta el 25 de octubre. Ni tampoco reduce ni un céntimo los más de 82.000 euros (son 100.000 francos suizos) de multa.

ESCASO CONSUELO / En un triste y escaso consuelo -no lo fue demasiado al saber que había muerto su abuelo paterno, de 82 años, en Salto-, Suárez podrá vestir la camiseta azulgrana, por fin, después de que se frustrara su presentación en julio. Tras la resolución del TAS, que elimina la prohibición de «toda actividad futbolística» impuesta por la FIFA, el Barça anunció que Suárez se incorpora hoy  a las órdenes de Luis Enrique. El lunes irá al congreso de peñas y por la tarde saldrá al césped con el equipo. El goleador uruguayo será un aliciente que alimente la pobre expectación que había despertado el trofeo Joan Gamper. La venta de entradas no auguraba un éxito por el nulo tirón que genera la participación del León, el rival del Barça.

PROHIBICIÓN EXCESIVA / El equipo mexicano ganó el torneo Apertura en el 2013, su primer título en 20 años y en sus filas no hay ningún nombre relevante para el público. El León solo aportó tres jugadores al Mundial y uno de ellos, el exazulgrana Rafa Márquez, ha fichado por el Verona. El defensa, sin embargo, estará el lunes en el Camp Nou para ser objeto del homenaje programado. Y estará Suárez, gracias a la leve misericordia que han mostrado los tres jueces que han compuesto el tribunal.

Los suizos Bernhard Welten y Marco Balmelli y el italiano Luigi Fumagalli han considerado que «la prohibición de entrar en cualquier estadio y de cualquier actividad relacionada con el fútbol fueron excesivas, dado que dichas medidas no son adecuadas para sancionar la infracción cometida por el jugador», según se lee en el breve dictamen emitido ayer, que será ampliado con los razonamientos jurídicos dentro de un tiempo.

JUGAR AMISTOSOS / El TAS entiende que esa extensión del castigo a la parcela puramente laboral «tendría un impacto en su actividad tras el fin de la suspensión», porque, en su literalidad, se prohibía al jugador entrenarse. Lo ha hecho en secreto con un preparador físico bajo control del Barça.  Suárez podrá jugar el lunes si Luis Enrique quiere.

La pequeña satisfacción de la sentencia reside en que la prohibición se limita ahora a los partidos oficiales. Por esa razón estará habilitado para comparecer en el Gamper, el único amistoso programado por el Barça antes de que empiece la Liga. Y de que concluya la sanción, cuyo final causa controversia. La Comisión de Disciplina indicó que el castigo entraba en vigor cuando se comunicara, que fue el 26 de junio. El TAS fijaba ayer su inicio el 25 de junio.

Noticias relacionadas

FECHA CRUCIAL / El matiz del día será crucial según cómo se interprete, porque el domingo 26 de octubre se disputa el Madrid-Barça. Si se adelantara, peligraría la participación -el debut oficial, en realidad- de Suárez en el duelo frente a Cristiano, con quien comparte la Bota de Oro.

Quien compartió ayer el desencanto por el fallo del TAS fue Alejandro Balbi, uno de los abogados que intentó suavizar el castigo. «Nadie puede estar contento», confesó a los micrófonos de RAC 1. El fallo frustró las expectativas del Barça y de Uruguay de lograr una rebaja, ya fuera en tiempo o en partidos, respectivamente. El club esperaba disponer del futbolista antes para reducir los 11 partidos de ausencia. Uruguay, en cambio, pretendía aminorar los nueve partidos de la selección, para que dispute la Copa América. En cambio, sí lo tendrá, si quiere, en los amistosos de Japón y Corea del Sur (septiembre) y en Arabia Saudí (10 de octubre).