Ir a contenido

Los preparativos en EEUU

El Barça cierra la gira con el último ensayo

El equipo jugará ante el América en un campo con aire climatizado

Joan Domènech

«Aquí no se puede ni respirar!», bramó, sorprendido Pep Guardiola cuando dio sus primeros pasos por el campo de entrenamiento de la South Methodist University. En ese momento se dio cuenta del abrasador calor que hacía -y hace- en Dallas. Ya eran las 20 horas del jueves y el Barça no tenía la percepción todavía del horno en el que se encontraba, próximo a los 40 grados de temperatura. Hoy jugará a las 15 horas locales (22.00 h. en España), pero, en cambio, las condiciones serán mucho mejores. El encuentro se disputará bajo el techo del espectacular estadio del Dallas Cowboys, que cuenta con aire acondicionado.

La cita frente al América de México cierra la gira por Estados Unidos. El encuentro representa el último ensayo previo a la Supercopa frente al Madrid del próximo domingo. Guardiola se presentará en el Bernabéu sin haber podido trabajar con el bloque titular, Solo podrá preparar el duelo en tres entrenamientos.

ALEXIS SE QUEDA / Mascherano (al igual que Messi) vuelve el lunes al trabajo, como Alves y Alexis. Los dos últimos tienen compromisos con sus selecciones, igual que los ocho españoles. De todos ellos, solo se irá Dani Alves. Alexis, que apenas pudo saludar a sus nuevos compañeros tras la pesentación ya tiene la cabeza pendiente de jugar o no en el Bernabéu.

El delantero chileno está convocado para el Francia-Chile, pero no jugará. Estará el lunes y el martes entrenándose con el primer equipo y se incorporará a su selección el martes por la tarde. Irá en coche hasta Montpellier. En principio, el seleccionador no tiene previsto alinearlo. La plantilla al completo no se reunirá hasta el jueves. «Lo de las selecciones es una guerra perdida, ellas mandan. Saldremos a competir en Madrid con los que seamos», dijo un Guardiola reflexivo.

Más inquieto se mostró horas más tarde, cuando iba a dirigir el entrenamiento. Ni él ni los técnicos ni los jugadors eran conscientes del calor de Dallas. Vivían engañados. Fueron saltando del aire acondicionado del avión al del autocar y al del hotel, sin pisar la calle. Cuando accedieron al campo, se dieron cuenta de por qué no se ve ni un alma en Dallas.

«AQUÍ NO SE PUEDE NI RESPIRAR» / «¡Aquí no se puede ni respirar! ¿Qué haremos?». exclamó Guardiola antes de la sesión del jueves. Fue solo el primero de los azulgranas en manifestar su desagrado por al alta temperatura y el aire bochornoso que la acentuaba. «¡Qué calor!», dijo Piqué. «Esto, ni en Cádiz», añadió Pinto. Los jugadores se refugiaron bajo la ducha de los aspersores cuando se activaron para regar el campo.

Guardiola se reunió con Paco Seirulo, el preparador físico, y Ricard Pruna, el médico, para evaluar la situación y el tipo de entrenamiento que debían efectuar los jugadores. Se colocó una nevera en el centro del campo y bandejas de fruta para que cada 10 o 15 minutos los jugadores se hidrataran. Andreu Fontàs reconocía que les costaba respirar.

El defensa, sin embargo, vive «en una nube» ante las perspectivas de esta temporada. Ya es un jugador del primer equipo y con la marcha de Gabi Milito, central zurdo como él, tendrá más posibilidades de jugar.

El entrenamiento matinal de ayer se anuló y el de la tarde (madrugada en España) se programó en el estadio del Dallas Cowboys, el escenario del partido. Solo por una razón: el césped está bajo techo y la temperatura era mucho menor a pie de calle como era el estadio Pizza Hut, el inicialmente previsto.

El Barça deberá reparar las dos derrotas seguidas ante el América, que ya ha empezado la Liga mexicana. El único enfrentamiento previo (Houston, 2006) se saldó con un empate a 4-4.

0 Comentarios
cargando