Ir a contenido

Oleguer se disculpa por ejercer de copiloto en el Rally Catalunya

El defensa había acudido sin permiso del club, pero no será sancionado

MARCOS LÓPEZ / BARCELONA

Oleguer tuvo ayer un mal día. Y no fue en el campo. Por la mañana, el defensa se subía al coche de Xevi Pons (Subaru Impreza WRC) para ejercer de copiloto y realizó una de las cuatro pasadas por el tramo de entrenamiento del Rally Catalunya situado entre Tivissa y la Serra d'Almós. Oleguer, sin embargo, no había pedido permiso al club. Por la tarde, llegó con casi media hora de retraso al entrenamiento porque un accidente colapsó la autopista AP-7. Luego, Oleguer entró en el despacho de Frank Rijkaard para disculparse por haber infringido un artículo del código interno de la plantilla que prohibe hacer deportes de riesgo.

Después de explicarse, el Barça ha decidido no sancionarle. Pero el técnico le hizo saber al jugador que se había equivocado. No hacía falta. El mismo Oleguer se percató de que había metido la pata. Justo en esta temporada, cuando el club está más sensible que nunca a este tipo de actos, tras el desgobierno de la pasada, el defensa aceptó la invitación de Pons para ir al rally. No se lo dijo a nadie del club. Se subió al Subaru para participar en un tramo de pruebas previo a la carrera, que se disputa a partir de hoy. Oleguer, seguido por las cámaras de televisión, disfrutó de esa experiencia.

EL MEJOR TIEMPO

Se le veía relajado, pese a que se salió incluso de la carretera, provocando que dos guardias civiles abandonaran precipitadamente el arcén. El defensa era entonces ajeno al alboroto que viviría después. Por la mañana, todo fueron sonrisas y bromas con Pons, que guió el coche hasta conseguir su mejor tiempo en seco, porque después la lluvia condicionó los ensayos.

Ese buen registro fue festejado por ambos, piloto y copiloto, en el interior del coche. Luego, de vuelta al Camp Nou, todo se complicó para Oleguer. Llegó tarde al entrenamiento porque tuvo que guardar cola en la AP-7 debido a que un accidente de tráfico colapsó la vía. Apenas estuvo 20 minutos en La Masia, bajo una intensa lluvia, participando de la suave sesión con los titulares de Stuttgart, y se coló en los vestuarios. Poco después, entraba en el despacho de Rijkaard. Al técnico no le gustó nada la mañana en el rally de Oleguer, pese a que sus compañeros, como fue el caso de Thuram, intentaran disculparle. "No sé si el rally es un deporte de riesgo. Cuando un jugador hace esto, piensa que no lo es. Igual desde fuera parece que sí, pero desde dentro, no", dijo ayer el francés.

REPRIMENDA DE RIJKAARD

Pero esos argumentos no le libraron a Oleguer de la reprimenda de Rijkaard, entre otras razones porque no se lo había comunicado previamente. En esa reunión en el vestuario, el defensa no tuvo más remedio que aceptar que se había equivocado y el club, siguiendo los consejos del entrenador, ya ha decidido que no le sancionará económicamente. Pero, al mismo tiempo, Rijkaard advirtió que no tolerará que se repita un episodio así porque se incumple el código interno de la plantilla. Precisamente, ayer, Samuel Etoo se vio involucrado, según informó La Sexta, en un accidente leve con una motorista a la entrada de un aparcamiento. El propio camerunés atendió a la herida y la llevó a un hospital.

MILITO Y PUYOL, RECUPERADOS

Entre tanto incidente automovilístico, Rijkaard pudo, al menos, recibir ayer un par de buenas noticias. Tanto Milito, que se perdió el duelo de la Champions con el Stuttgart por unas molestias, y Puyol, que sufrió una contractura en el gemelo de la pierna derecha, trabajaron, ellos sí, con normalidad. Bajo la lluvia de La Masia y preparados para jugar el domingo contra el Atlético.

Para darle la mejor experiencia posible estamos cambiando nuestro sistema de comentarios, que pasa a ser Disqus, que gestiona 50 millones de comentarios en medios de todo el mundo todos los meses. Nos disculpamos si estos primeros días hay algún proceso extra de 'login' o el servicio no funciona al 100%.