PARODIAS TECHNO

Stella Bossi: la festivalera viral

Con sus bailoteos histriónicos y sus gags a ritmo techno, esta 'dj' berlinesa arrasa en las redes

Stella Bossi se echa encima una bolsa de hielo en un vídeo de Instagram.   

Stella Bossi se echa encima una bolsa de hielo en un vídeo de Instagram.    / INSTAGRAM / @STELLABOSSI

Se lee en minutos
Albert Fernández

En la pista es la reina, pero cuando cierra la disco llega su momento. Una vez para la música en salas como el Berghain de Berlín, la alemana Stella Bossi convierte cualquier calle o centro comercial en su loco escenario. Luciendo un bañador o algún llamativo 'outfit' fiestero, siempre rematado por unas gafas de sol de su infinita colección, esta 'dj' la lía donde quiera que va a base de bailes díscolos y humor ácido. Sus bromas se han hecho universales: Stella Bossi amasa millones de 'views' en Instagram y una legión de seguidores que ríen al ritmo de sus escenas paródicas de contoneos descontextualizados. Es verla aparecer por la pantalla del móvil y uno no sabe si reír o bailar. 

Bossi asegura que posee un 40% más de articulaciones que cualquier persona normal. Te lo puedes llegar a creer viendo el vídeo que la hizo viral y aún comparte todo el mundo, donde se descoyunta eufórica sobre la arena del See You Festival, cerca de Friburgo.

 

Su popularidad comenzó cuando subió un primer vídeo donde explaya sus ganas de fiesta por las calles de Berlín después de una larga noche. Desde entonces, no escatima ocurrencias ni golpes de cadera en sus 'gags' de mañaneo febril, siempre al son de 'hits' contagiosos. Tanto da si está en una tienda, un solar, una piscina, o comiendo un 'currywurst'.

Fiesta con distancia social

Amante de la cultura de club y 'dj' habitual en salas como Mensch Meier Kaffee Burger, Bossi tiene sesiones programadas para este verano en clubs de Italia y eventos como The Island Festival en Croacia. Invadida por el ritmo, en sus excursiones al supermercado esta chica es capaz de meter medio cuerpo en los congelados y volcarse encima una bolsa de hielo subida a un carro de la compra. Durante la cuarentena la hemos visto montar vídeo-coreografías corales, pinchar en su balcón junto a David Hasselhoff, o idear nuevos formatos de fiesta con distancia social.

 

Eso sí, entre tanta coña postea textos afilados sobre el cambio climático, las guerras religiosas y el fin del turbo-capitalismo. Recientemente, incluso ha lanzado despedidos a Trump y Merkel con sus espasmos bailongos. Como el ritmo, la revolución se lleva dentro o no se lleva. 

Noticias relacionadas