02 dic 2020

Ir a contenido
"Hoy envejecer bien es una cuestión de dinero"

JORDI COTRINA

CÓMO VIVIR LA VEJEZ

"Hoy envejecer bien es una cuestión de dinero"

Gemma Tramullas

El manifiesto Volem llars per viure defiende el derecho de todas las personas, independientemente de su edad o de su condición física y cognitiva, a poder decidir cómo, dónde y con quién vivir. La iniciativa, publicada el pasado 23 de abril, suma ya casi 3.000 firmas a título individual y 110 de entidades. Cinco personas del grupo promotor, todas con largas trayectorias en el ámbito social y del voluntariado, dialogan sobre cómo quieren vivir la vejez.

Víctor Bayarri (64 años, Associació Alba): Este manifiesto surge de un grupo de gente diversa que dice basta. Queremos que las personas que hoy están en residencias puedan vivir donde elijan, libres y con pleno respeto de sus derechos. Yo imagino mi vejez libre, haciendo lo que yo crea que tengo que hacer y no lo que me digan. Y aunque sea dependiente también quiero poder decidir sobre mi vida.

"Yo imagino mi vejez libre, haciendo lo que yo crea que tengo que hacer y no lo que me digan", dice Víctor Bayarri

Loli Saballs (72 años, Associació en Defensa dels Drets de les Persones amb Discapacitat Intel·lectual, LADD): Yo quiero estar en mi casa, con los apoyos que necesite y acompañada de mi familia, como hizo mi madre que vivió hasta los 101 años.

Maria Manzanera (65 años, miembro de la cooperativa de vivienda sénior Walden XXI): Yo quiero estar en mi casa, pero no sola o con un cuidador con el que no tengo nada en común. Esta reflexión hay que hacerla cuando estamos bien, porque si no, otros decidirán por nosotros. Yo encontré la opción de la covivienda sénior de la cooperativa Sostre Civic, formamos un grupo y ya hemos comprado un hotel en Sant Feliu de Guíxols que estamos rehabilitando. Tendremos apartamentos de 40 m2 y zonas comunes de 800 m2. Nos autoorganizaremos, nos cuidaremos entre nosotros y cuando seamos dependientes contrataremos a un profesional. Es un proyecto de futuro, porque las personas mayores también tenemos futuro.

Maite Ruiz (67 años, presidenta de LADD): Yo tengo un hijo con discapacidad y llevo tiempo pensando cómo será mi vejez. Me planteo escoger en cada momento lo que necesite, viviendo donde quiera y decidiendo lo que quiero hacer.

Josep Carné (72 años, presidente de la Federació d'Associacions de Gent Gran de Catalunya): En Catalunya 1 de cada 4 personas tiene 65 años o más. Somos casi el 25% de la población y no pensamos en el día de mañana, no nos queremos morir. Pero tenemos que sensibilizarnos de que algún día seremos mayores y dependientes.

"El modelo actual es catastrófico. La administración tiene que hacer un cambio de chip brutal", señala Loli Saballs

Víctor Bayarri: Un hogar para vivir puede tener una gran diversidad. Como plataforma valoramos tanto la opción de vivir solos en casa o con la familia, como en un hogar compartido con amigos o en una vivienda cooperativa más estructurada. También en una residencia, pero en condiciones. Lo que es un error es institucionalizar a la gente, encerrarla en residencias. No estamos de acuerdo con los centros masificados y de tipo hospitalario. Las residencias deberían tener un máximo de 24 plazas, habitaciones individuales tipo apartamento, un carácter sociosanitario, estar fuertemente vinculadas a la comunidad y coordinadas con los servicios sociales y de salud básicos.

Loli Saballs: Está bien hablar de un cambio de modelo, porque el actual es catastrófico y la administración tiene que hacer un cambio de chip brutal. Pero esto por sí solo no quiere decir nada. Tenemos que profundizar en un cambio de visión de la sociedad sobre cómo tiene que vivir la gente mayor, cada uno dentro de sus posibilidades.

"Hace falta un cambio a nivel cultural y conceptual. Hay mucha gente joven que necesita apoyos y mucha gente mayor que no", reflexiona Maite Ruiz

Josep Carné: Es un problema mundial y hay que repensarlo y transformarlo, pero para eso hace falta un análisis bien hecho. Hay un 40% de residencias en Catalunya donde no ha entrado el covid-19 y no sabemos por qué. Hay que sacar conclusiones y aprender de las buenas prácticas. Nosotros tenemos el programa La residència on m’agradaria anar a viure, que permite visitar residencias para conocer sus valores positivos y poder elegir cuando llegue el momento.

Víctor Bayarri: Hace falta un cambio cultural. Se habla mucho del modelo de Atención Centrada en la Persona (ACP), pero tiene que ser desde la persona autodeterminada, que sigue desarrollando sus capacidades y no deja de ejercer como ciudadano por hacerse mayor. La sociedad nos margina pero nosotros también nos automarginamos. Si queremos crecer en materia de derechos y libertades, tenemos que dedicar más horas a defenderlos. El cambio tiene que venir por parte de la administración, pero también de la sociedad y del individuo.

Maite Ruiz: Hace falta un cambio a nivel cultural y conceptual. Hay mucha gente joven que necesita apoyos y mucha gente mayor que no.

"Ser mayor ya no depende de la edad, sino de cómo vivas y con quién vivas", apunta Josep Carné

Josep Carné: Ser mayor ya no depende de la edad, sino de cómo vivas y con quién vivas. Hay gente de 90 años que es joven y gente de 60 que es mayor, pero la sociedad nos ve como unos consumidores de recursos. Tenemos que romper este estereotipo. Más allá de cuidar a los nietos, que también, aportamos cosas a la sociedad. Este manifiesto es un ejemplo. No lo hacemos por nosotros, que a lo mejor ya no nos beneficiamos, sino por la sociedad.

Víctor Bayarri: También tenemos muchos prejuicios sobre la tecnología, pero si queremos vivir en casa hasta el momento de la muerte tenemos que tener todo el apoyo de la tecnología en casa. En Alemania, en las comunidades de vida (equivalentes a las cooperativas de vivienda) las personas aguantan allí hasta situaciones terminales, porque casi tienen la uci en casa.

Loli Saballs: La realidad hoy por hoy en Catalunya es que envejecer bien es una cuestión de dinero. O tienes dinero o estás condenado a vivir en una residencia apartada de todo lo que ha sido tu vida.

Josep Carné: Tal como está montado ahora, si tienes recursos puedes ir a un residencia privada y si no, tienes muchos números de morirte en una lista de espera.