28 nov 2020

Ir a contenido
Daisy Edgar-Jones, en una foto de Instagram. 

INSTAGRAM

el fenómeno de la cuarentena

Daisy Edgar-Jones: el nuevo mito 'millennial'

Ya hay hasta tutoriales de cómo conseguir su corte de flequillo. Se ha convertido en un símbolo generacional. Ha puesto cara al 'best-seller' 'Gente normal'

Beatriz Martínez

Daisy Edgar-Jones le ha alcanzado la fama en pleno confinamiento. También a Paul Mescal, su compañero de reparto en la adaptación del 'best-seller' de Sally Rooney 'Gente normal', que se convirtió en un auténtico fenómeno de ventas en el 2018 y catapultó a la autora como «la nueva voz de una generación». 

Daisy Edgar-Jones interpreta a Marianne, una joven de clase alta que sufre problemas de adaptación en el instituto. Sus compañeros la evitan y ella adopta una actitud rebelde frente a un entorno hostil. Dentro de su aislamiento, se enamorará de Connell (Paul Mescal), hijo de la empleada de hogar de su familia y uno de los chicos más populares de su 'college'. Comenzarán a tener una relación clandestina, algo que terminará afectando a los sentimientos de Marianne por el desprecio social al que es sometida. Ese será el germen de su historia, que se alargará a lo largo del tiempo, ya en la universidad, donde seguirán creciendo, deseándose y haciéndose daño de distintas maneras. Ya se han convertido en el símbolo romántico 'millennial'.  

Paul Mescal y Daisy Edgar-Jones, en la serie ‘Gente normal’.  

'Gente normal' se estrenó a finales de abril en Gran Bretaña y Estados Unidos (a través de BBC Hulu respectivamente; en España acaba de adquirir los derechos la plataforma Starzplay). En un tiempo récord, las revistas de moda se han rendido a la nueva 'it-girl'. Su estilo en la serie ha sido analizado al milímetro e incluso ya hay tutoriales de cómo conseguir su corte de flequillo. La diseñadora Lorna Marie Mugan ha sido la encargada del 'look' de Marianne en cada una de sus fases vitales, desde el recato de su primera etapa a la explosión 'boho chic' universitaria, con prendas 'vintage' que parecen destinadas a convertirse en la tendencia otoñal

Sexo directo y espontáneo

Son muchos los debates que ha suscitado 'Gente normal', aunque uno de los más importantes es la forma en la que se aborda el sexo. La intimidad entre la pareja es mostrada de manera muy directa y espontánea, de manera explícita, pero nunca exhibicionista.  La pérdida de la virginidad de Marianne ha sido incluso utilizada en redes como ejemplo de lo que debería ser una relación sexual consentida entre los jóvenes. Los responsables contaron con una asesora, Ita O’Brien, para abordar de forma respetuosa las escenas eróticas, una decisión que han tomado algunas producciones para proteger a los actores en la era pos-Weinstein.

Daisy Edgar-Jones ha vivido estas semanas con una intensidad abrumadora. Mientras permanecía aislada en su piso de Londres junto a su pareja, el también actor Tom Varey, recibía llamadas constantes para entrevistarla. Ha tenido que renunciar a las alfombras rojas y las fiestas, pero su exposición mediática ha sido igual de intensa, incluso mayor.  

Fragilidad congénita

La actriz nació en Islington, aunque su madre es de origen irlandés, lo que la ayudó a perfeccionar el acento de Marianne. Comenzó a interesarse por la interpretación a muy temprana edad y terminó ingresando en el National Youth Theatre. Su primer papel relevante fue en la serie 'Cold feet', a la que seguirían 'Gentlemen Jack' y 'War of the worlds'. Pero ha sido 'Gente normal' la ficción gracias a la que ha revelado su talento. Ella es la perfecta encarnación de Marianne tal y como la concibió Sally Rooney en su novela, una mezcla entre fragilidad, sofisticación y melancolía congénita. En unos meses ha pasado de tener 100 'likes' en una publicación en Instagram a casi 63.000. Una estrella en tiempos de pandemia. 

Temas Famosos Series