07 ago 2020

Ir a contenido
Edi Rama, primer ministro de Albania.

ENTREVISTA CON EL PRIMER MINISTRO DE ALBANIA

Edi Rama: «La crisis puede empeorar y Europa sigue sin entenderse»

Irene Savio

La cita con Edi Rama es a las dos de la tarde. Puntual, el primer ministro socialista de Albania establece una videollamada desde su despacho en Tirana, casi dos meses después de un anuncio largamente esperado y que llegó en plena crisis del coronavirus: la luz verde de los Veintisiete al inicio de las negociaciones de adhesión de su país y Macedonia del Norte al club europeo.

En medio de semejante paradoja, Rama –un artista cotizado que exponía en renombradas galerías de Nueva York y París, que llegó al puesto en el 2013 y fue confirmado en el 2017– no se muestra ni ilusionado ni decepcionado. Sonríe poco, ajeno incluso a sus propias extravagancias, como los dibujos de colores chillones que aparecen en papeles sueltos apilados sobre su escritorio. «Ahora dibujo mucho sobre las hojas que me envían desde la sala de crisis», dice.

En marzo se quejó por la actitud egoísta de muchos países en la crisis del covid. ¿Cree que es una lucha entre países pobres y ricos?

Lo que ocurrió al inicio fue un claro ejemplo de hasta qué punto Europa está fragmentada y carece de la capacidad para actuar unida frente a múltiples desafíos comunes. Esta crisis todavía puede empeorar y aún no hemos llegado a un entendimiento común. Espero que sea una razón suficiente para que empecemos a pensar de otra manera. Podemos hablar de países pobres y ricos, pero se trata más de entender la importancia de actuar conjuntamente. En Europa hay Estados más ricos que otros, pero también estos son demasiado pequeños en el tablero global.

"Creo que el proyecto europeo no colapasará nunca, el problema es que permanece inacabado"o

¿El proyecto europeo saldrá reforzado o colapsará tras el covid?

Creo que no colapsará nunca porque es un proyecto increíble y la única alternativa. El problema no es el proyecto en sí, si no que esté inacabado.

¿Es usted euroescéptico?

No, no lo soy; critico a la organización tal como es ahora.

¿Teme que esta crisi acabe alterando la adhesión?

Obtener la membresía no forma parte de la discusión en el futuro cercano. Necesitaremos muchos años para llegar hasta allí. Asunto aparte es que esta crisis deja muchas preguntas abiertas, como el hecho de que muchos países ricos han reaccionado peor que los más pequeños.

¿Tiene una explicación?

Fuimos de los primeros en decretar el encierro masivo, tuvimos conciencia de nuestras fragilidades y no nos confiamos en que a nosotros no nos pasaría. 

"Esta crisis deja muchas pregunas abiertas, como el hecho de que muchos países ricos han reaccionado peor que los más pequeños"

Su Gobierno ha establecido medidas muy duras, incluso enmendó el Código Penal para castigar a los que se saltan la cuarentena. ¿No ha sido demasiado autoritario?

Esto no es verdad. Éramos de los pocos países sin normas en casos de pandemias. Por eso introdujimos dos nuevos párrafos en nuestro código. Nada excepcional. Y ahora estamos en una situación bastante buena: no tenemos a nadie con necesidad de usar respiradores, menos del 30% de las camas en los hospitales están ocupadas, y el número de muertos es muy bajo.

El presidente albanés llegó a decir que el país podría ser una nueva Corea del Norte. 

Somos una democracia joven, adolescente diría, y tenemos una forma de discutir muy apasionada, a veces extrema, de blanco o negro, odio o amor. Aún estamos en proceso de maduración, pues por siglos no hemos tenido ni instituciones ni reglas democráticas. Dicho esto, si fuéramos de verdad Corea del Norte usted no estaría hablando conmigo. Fuimos Corea del Norte durante la época del comunismo [hasta 1992], y eso no lo quiere más nadie.

Tiene razón que no es mi caso: le estoy entrevistando. Pero Reporteros Sin Fronteras le acusó de querer controlar a los medios de su país.

Yo no tengo una mala relación con los medios; ellos la tienen conmigo: no siempre les gusta que yo pueda decir lo que pienso, cuando ellos dicen lo que quieren.

"No entiendo la migración como tragedia, sino como un fenómeno de nuestra época"

Entiendo que la discordia es por una propuesta de ley.

He pedido que tengamos reglas para los medios 'online', como las hay para los tradicionales. Nada más. Vivimos en una época difícil en la que mucha gente, en nombre de la libertad de expresión, hace mucho daño con acusaciones no basadas en hechos factuales.

¿Qué pasará con esta normativa?

No la tenemos aún. Hemos enviado el borrador a la Comisión de Venecia precisamente porque hubo una gran polémica y porque, ya sabe, cuando en España se oye hablar de Albania, se tiende a pensar en lo peor. Pero nuestra propuesta es mucho menos dura que las que tienen en Francia o Alemania, y finalmente la versión final probablemente será aguada. Pero así es la vida. Los poderosos y ricos siempre encuentran un camino. Los pobres y pequeños tienen que obedecer las reglas e, incluso cuando obedecen, surgen problemas con ellos.

¿Qué quiere decir?

Que esta legislación es mucho menos severa que la alemana, y que si hubiéramos adoptado una ley como la de ellos, los alemanes nos habrían puesto en cuarentena.

"La 'Unión Europea de la criminalidad' está más unida y es más rápida y sofisticada que la política"


¿Por eso es mejor pertenecer a la UE, para ser parte de algo más grande?

Depende. Si eres Suiza, mejor no ser parte de esto. Pero si eres Albania, no tienes otras opciones.

Muchos albaneses emigran. ¿Le preocupa?

No conozco a ningún país en Europa, salvo contadas excepciones, que sea ajeno a este fenómeno. Ocurre con Portugal, Italia, Grecia, Croacia, todos. Es normal. No hay nada que podamos hacer, porque los jóvenes que proceden de las zonas más remotas quieren tener oportunidades en la inmediatez. No lo veo como tragedia. Es un fenómeno de nuestra época.

A menudo se habla de Albania por sus mafias. ¿Teme que puedan reforzarse con la pandemia?

No existe una mafia albanesa. En Albania hay grupos criminales organizados, eso sí, pero no existe un poder subterráneo que puede, directamente o indirectamente, actuar. No controlan nada. Además, son tiempos difíciles para ellos: últimamente hemos realizado grandes operaciones de incautación de bienes.

Estas bandas también actúan fuera de las fronteras de su país.

Cierto. Y sin burocracia. Son parte de grupos internacionales. De hecho, la 'Unión Europea de la criminalidad' está más unida y es más rápida y sofisticada. Pero no sé si estos grupos lograrán aprovecharse de la pandemia. En Albania están muy debilitados.

Oiga, una última curiosidad: ¿sigue usted dibujando?

Con una mano y el ojo dibujo, y con los otros me ocupo del trabajo de primer ministro.