10 jul 2020

Ir a contenido
Mujeres de la Asamblea feminista de València realizan ’El violador eres tú’, el pasado 13 de diciembre.

8-M: las (crudas) cifras de la desigualdad

De los crímenes machistas a los peajes laborales, los datos rompen el espejismo de la igualdad

Núria Marrón

El seísmo feminista que ha marcado los últimos años ha servido más para descorrer el velo de las violencias y la discriminación que, de momento, para cambiar la realidad, estiman las especialistas. De los crímenes machistas al androcentrismo en la salud, ahí están, tozudas, las cifras que rompen el espejismo de la igualdad.

Violencias machistas


17% aumentaron los crímenes machistas en el 2019. Las 55 mujeres asesinadas el año pasado constituyen la mayor cifra de los últimos cinco años. 36 menores han sido asesinados y otros 281 han quedado huérfanos de madre desde el 2013, año en el que empezaron a contabilizarse.

64% se han incrementado las denuncias por violencia sexual en 5 años. En España, cada día se registran 32 denuncias por agresiones y abusos sexuales. Nueve millones de mujeres han sido violadas en Europa. Se estima que el 80% de las agresiones suceden en el entorno cercano y que solo afloran el 20% de los casos.

73 agresiones múltiples se registraron el año pasado, lo que supone un aumento del 28% respecto el 2018. El 25% de los agresores son menores.

Cuatro miembros de 'La Manada', en noviembre en Córdoba, por otra acusación de agresión. 

Uno de cada cinco menores es víctima de abusos o agresiones sexuales, según el Consejo de Europa, aunque solo el 15% de los casos se denuncian. Según los datos de la Fundación Vicky Bernardet, el 23% de las mujeres y el 17% de los hombres han sufrido abusos de niños. Más del 97% de los agresores son varones.

6 de cada 10 mujeres migrantes sufren violencia sexual en algún momento del recorrido.

La edad del primer contacto con el porno ha descendido a los 8 años. 

8 años es la edad del primer contacto con el porno ‘mainstream’, en el que 7 de cada 10 vídeos visualizados contienen violencia explícita. A pesar de las luces de 'warning' (8 de cada 10 adolescentes afirma conocer actos de violencia entre parejas de su misma edad), aún no se ha implementado un programa de educación sexual y afectiva en el ámbito escolar. El 21% de las chicas del segundo ciclo de la ESO han masturbado a otra persona y solo el 9% a ellas mismas, porcentaje que asciende al 89% entre los varones.

Diversidad, conciencia y LGTBifobia


El 70% de las personas trans fueron insultadas en el 2018, el 42% recibieron amenazas o maltrato psicológico, el 31% fueron acosadas, al 42% se le negó el acceso al mercado laboral y el 19% reconoció haber sufrido discriminación al acceder a los servicios sanitarios, según un estudio de la FELTGTB.  Además, según otro estudio de la Universidad de Málaga del 2012, la tasa de paro en este colectivo es de 11 puntos superior a la media, el 33% vive con 600 euros al mes y casi la mitad (48%) había ejercido la prostitución.

El 18% del alumnado de secundaria ha presenciado palizas a personas que "parecen" o pertenecen al colectivo LGTBI y el 75% ha sido testigo de insultos, según la investigación 'Impacte del bullyng homofòbic a dos instituts de Manresa'.

Marcha del Orgullo gay en València, el pasado 29 de junio.  / miguel lorenzo

El 30% de los adolescentes de entre 12 y 17 años no se sienten dentro de los parámetros normativos en cuanto a identidad y sexualidad.

62% de las jóvenes se declara feminista, frente al 37,3% de los chicos.

Maternidad y cuidados


El 75% del trabajo invisible y no remunerado a escala mundial lo realizan las mujeres. Entre 1997 y el 2012, esta brecha de cuidados apenas ha descendido 7 minutos. El 66% de las madres dicen haber sufrido estrés por falta de tiempo, y hasta el 84% "carga mental", que alude a la ingente planificación y logística que implica el hogar y las tareas reproductivas.

El 30% han caído los nacimientos en España en la última década, en la que, además, la maternidad ha sufrido una severa selección socioeconómica: ahora más del 50% de las madres tienen perfiles de alta cualificación profesional. En el otro extremo socioeconómico, casi una de cada tres mujeres no ha tenido derecho al permiso de maternidad (la cifra descendió el 28,4% entre el 2012 y el 2015). 

El 56% de las familias monomarentales se encuentran en riesgo de pobreza, ya que disponen de menos de 600 euros al mes. Solo el 16% percibe más de 1.000 euros mensuales.

El 76% de personas que cuidan de familiares dependientes son mujeres, la mayoría de entre 45 y 65 años. El 37% aseguran que su estado de salud se ha deteriorado y el 33% se sienten deprimidas.

Mercado laboral


El 75% de quienes ocupan la categoría más baja de la escala salarial son mujeres, que componen el 69,3% de quienes cobran el salario mínimo y concentran el 73,8% de contratos a tiempo parcial. Al otro lado de este 'suelo pegajoso' está el techo de cristal: las mujeres apenas suman el 36% de los cargos directivos y el 20% en los consejos de administración de las grandes empresas. 

Una de cada tres trabajadoras domésticas y de cuidados vive por debajo del umbral de la pobreza, sin contrato ni alta a la Seguridad Social, denuncia la campaña #DerechosTrasLaPuerta. Pueden ser despedidas sin justificación y sin derecho al paro. El 44% del empleo doméstico, en el que el 42% son mujeres migrantes, percibe menos de 717 euros mensuales. El 10% afirma haber sufrido abusos sexuales. Entre 1,5 y 2 euros cobran las Kellys por cada habitación de hotel que limpian.

Estereotipos y profesiones


A los 6 años los niños ya han internalizado los mandatos de género. A esa edad, las niñas ya comprenden que su apariencia física es un aspecto crucial de su identidad, lo que afecta a su autoestima y su relación con el cuerpo. Los varones, por su parte, ya saben que se les valora por su coraje y fuerza física. De ellos se espera que controlen sus emociones (miedo, inseguridad o debilidad), y son conscientes de que se les permite el uso de violencia para resolver conflictos, imponer su autoridad o ser "respetados".

Los estereotipos de género ya están asentados a partir de los 6 años. 

El 28% de los matriculados en Ingeniería son mujeres, las cuales suponen también el 30% del personal que se dedica a la ciencia, lo que arroja sesgos tanto en la investigación científica como en el diseño de la tecnología. De hecho, un estudio realizado en España en el 2019 revelaba que incluso entre el futuro profesorado de primaria y secundaria se considera aún que las chicas son mejores en educación y carreras humanísticas, y los chicos, en matemáticas, ciencias, tecnología e informática. 

Salud


El 38% de las mujeres entre 15 y 80 años toman psicofármacos por prescripción médica. El 15,7% de las catalanas sin estudios o con estudios primarios sufren depresión mayor o severa. Este porcentaje cae a un 4,4% entre las universitarias y al 2,2% entre los hombres con estudios superiores.

La tasa de cesáreas sigue superando con creces las recomendaciones de la OMS.

El 27% de los partos en Catalunya acaban en cesárea (23% en el sistema público y 38% en el privado), cuando la OMS considera que en ningún país se debería superar el 15%. De hecho, 7 de cada 10 mujeres afirma haberse sentido menospreciada durante el embarazo y el parto.

Las mujeres tienen el doble de posibilidades de morir por un infarto que los hombres. La sintomatología que se ha dado por universal (por ejemplo, dolor en el brazo izquierdo) es en realidad masculina.

Cultura, educación y reconocimientos


Una de cada tres exposiciones individuales en España se ha dedicado a una artista entre los años 2014 y 2019. Ninguno de los grandes museos –El Prado, el Reina Sofía, el Macba, el Thyssen-Bornemisza, el Ivam y la Fundació Miró- están dirigidos por mujeres. Solo el 26,5% de los artistas presentes en la feria Arco son mujeres.

9 de las 50 universidades públicas están dirigidas por mujeres. De hecho, en los últimos ocho siglos de historia de la universidad española, solo ha habido 20 rectoras. Cerca del 80% de las cátedras están ocupadas por hombres, mientras que en la etapa de educación infantil las educadoras suponen el 97% del personal.

21% de los Premios Príncipe de Asturias se han concedido a mujeres, que apenas suponen el 10% de las condecoraciones nacionales en investigación.

El 7,5% de las figuras que aparecen en los libros de texto de la ESO son mujeres, sesgo conocido como “conocimiento amputado”. Desde hace poco se estima, por ejemplo, que el 'Urinario' de Marcel Duchamp, considerada una de las obras de arte más influyentes del siglo XX, lo diseñó en realidad la baronesa Elsa von Freytag-Loringhoven. La ciencia también está minada de ejemplos: Rosaldind Franklin fue codescubridora del ADN, cuando todo el mérito se lo llevaron James Dewey Watson y Francis Crick, y Dorothy Hodgkin codescubrió la penicilina, aunque el reconociemiento y el Nobel se lo llevaron Alexander Fleming, Ernst Boris Chain y Sir Howard Walter Florey.

Urbanismo


El 70% del espacio en las ciudades lo ocupa el coche privado, aunque solo lo utilizan el 20% de los ciudadanos, la mayoría hombres. Los varones suelen cubrir trayectos más largos y rectos (de ida y vuelta entre casa y trabajo), mientras que las mujeres hacen recorridos más cortos y en zigzag para cumplir con todas las tareas relacionadas con la vida familiar y el empleo.

Tráfico en Barcelona. / ferran nadeu

El androcentrismo en urbanismo no solo deja fuera la experiencia femenina en movilidad y seguridad (el 83% de las españolas dice sentir miedo al volver a casa por la noche), sino que también tiene repercusiones en la salud: el cuerpo femenino tiene más materia grasa y acumula mayor número de tóxicos.

Crisis climática


El 80% de los millones de personas desplazadas por el cambio climático son mujeres, ya que disponen de menos recursos económicos, menor acceso a la educación y a la justicia y menos movilidad y oportunidades.

Tres de cada cuatro activistas por los derechos humanos asesinados en el 2018 luchaban por el medio ambiente. Esta persecución afecta sobre todo a las mujeres: sufren abusos sexuales, violaciones y acosan a sus familias.