GUAPO DE MODA

Burak Özçivit: un galán turco hasta en la sopa

El actor de culebrones, conocido aquí por su papel de Kemal en 'Kara Sevda' (Divinity), es toda una celebridad en su país

Burak Özçivit: un galán turco hasta en la sopa
2
Se lee en minutos
Adrià Rocha Cutiller
Adrià Rocha Cutiller

Periodista

ver +

Su rostro está exactamente en todos lados. Para ser precisos: en la calle, en uno de cada dos carteles publicitarios. En el televisor, en uno de cada dos anuncios. En antena, se termina la publicidad, y aparece en una de cada dos series turcas. Y cuando acaban las telenovelas y dejan paso a los programas de tertulias, también se le puede ver en uno de cada dos debates sobre famoseo.

Su nombre, Burak Özçivit, y es, seguramente, el segundo hombre más célebre de Turquía tras el presidente del país. En las redes sociales, le siguen 12 millones de personas. Todos los hombres lo envidian e intentan imitar su estética; las mujeres reconocen al instante sus cejas negras, su flequillo recostado hacia atrás y su mirada de 'quiero seducirte'. Lo que es seguro es que en Turquía todo el mundo –absolutamente todo– lo conoce.

Y cómo para no hacerlo: Burak Özçivit nació en Estambul en 1984, hijo de una familia que emigró desde Gaziantep, una de las mayores ciudades de Turquía y que está cerca de la frontera con Siria. A los 21 años –en el 2005–, mientras estudiaba Fotografía en la universidad, ganó el premio al mejor modelo de Turquía y, tras éste, quedó segundo en el mismo torneo pero mundial.

‘Gossip girl’ a la turca

A partir de aquí, su fama le catapultó: empezó a representar papeles secundarios en telenovelas turcas hasta el 2010, cuando recibió uno de los roles principales en la serie 'Küçük Sirlar' ('Pequeños secretos', en turco), o, lo que es lo mismo, la adaptación anatolia de la serie estadounidense 'Gossip girl'. A partir de aquí, el éxito más absoluto: anuncios y publicidad de chaquetas, jerséis, centros comerciales, champús, limpiadores del bigote y todo lo que tenga marca y se pueda comercializar.

Acaba de tener
un hijo junto
a la también
actriz de
telenovelas 
Fahriye Evcen

Y también, por supuesto, telenovelas y películas. La lista es casi interminable: 'Çalikusu', 'Kara Sevda' (en España, en el canal Divinity, se subtitula 'Amor eterno'), 'Ask Sana Benzer', 'Kardesim Benim', 'Baba Ocagi', 'Can Feda' y, la última, 'Dirilis Ertugrul', cuya última temporada está creando una expectación tal que se estrenará, simultáneamente, esta primavera en varios países, entre ellos Venezuela. Nicolás Maduro ya ha declarado su amor incondicional por esta serie. Özçivit tiene poco que envidiarle al protagonista de 'Juego de Tronos'.

 

El hombre perfecto

El actor es espectacularmente guapo, según sus fans, que sostienen que su cara es absolutamente perfecta: sin ningún error de fábrica. No hay nada en ella, nada –nada de nada–, que desentone, que le imprima ninguna tara, por pequeña que sea. Burak Özçivit es tan perfecto que hace desconfiar: no parece uno de los nuestros, humanos desgraciados.

Noticias relacionadas

Y puede que, por eso, se haya casado con Fahriye Evcen (ocho millones de seguidores en Instagram), también actriz de telenovelas –se conocieron rodando 'Çalikusu'– y también, por supuesto, perfectísima como pocas. Ahora, juntos, acaban de tener un hijo, Karan Özçivit, que a salvo de hecatombe genética saldrá, seguro, exactamente como sus padres.

Como buen actor de telenovelas turcas, Özçivit padre no se mete en política: sería un error que le podría costar varios trabajos. Pero, aún así, le hace la competencia a diario al presidente turco, Recep Tayyip Erdogan: ambos son los hombres que más tiempo aparecen en pantalla. De momento, Özçivit nunca se ha presentado a las elecciones; Erdogan respira tranquilo.