19 sep 2020

Ir a contenido
Russell Horning: el chico de la mochila

COREOGRAFÍA FRENÉTICA

Russell Horning: el chico de la mochila

Él es el culpable de hacer viral el movimiento de brazos alrededor de las caderas que adolescentes de todo el mundo (y no tanto) bailan a ritmo del 'Swish Swish' de Katy Perry

Marta Altarriba

Si en casa tiene un hijo o hija preadolescente, seguro que en algún momento le ha sorprendido protagonizando un frenético baile en el que se intentan sincronizar caderas y brazos que oscilan por delante y por detrás, al ritmo del 'Swish Swish'. Este fenómeno viral que ha alcanzado a todo el planeta tiene un culpable: Russell Horning, más conocido como 'Backpack kid' o 'el chico de la mochila'. ¿Quién es él? La verdad es que nadie le conocía hasta que hace unos meses subió al escenario invitado por Katy Perry en el 'show' del final de la temporada de 'Saturday Night Live' y en el que la artista presentaba su nuevo 'single'. A su lado, un jovencito rubio repeinado y con cara absolutamente inexpresiva, que cargaba una mochila a sus espaldas, empezó a bailar robándole todo el protagonismo a la artista. Con su rostro inmutable, se convirtió en meme incluso antes de finalizar el programa.

 

A los 16 años, Russell lleva ya más de dos colgando sus peculiares bailes en Instagram. Unas coreografías inspiradas, dice él, en la cultura hip-hop, que arrastran ya a más de 1,5 millones de seguidores en la red. ¡Si hay hasta tutoriales en Youtube para aprender el endemoniado baile! Hace unas semanas, decenas de jóvenes se concentraron en la céntrica Times Square de Nueva York para que Russell en persona les enseñara esta singular coreografía que ya baila cualquier joven que se precie.

‘Conexión Rihanna’

La pasión de este bailarín (¿le podemos llamar así?) se remonta a hace más de dos años, cuando con apenas 14 empezó a colgar vídeos en la red y a despertar la curiosidad, primero de sus amigos, pero su red de conocidos se estendió de forma exponencial hasta llegar a la propia Rihanna. Su particular estilo no había pasado desapercibido a los ojos de la artista, que usó uno de sus vídeos para celebrar la nominación a los ocho premios Grammy por 'Anti'. Y, tras el éxito cosechado, Katy Perry se prestó a grabar un vídeo con él. Russell dijo que era como «cuando tu madre trata de parecer guay». ¡Ni ella podía conseguir la perfecta sincronización de su cuerpo para balancearse como hace Russell!

 

«No sé por qué empecé con esto (los vídeos), pero vi que a la gente le gustaba por lo que continué», ha explicado 'el chico de la mochila' a algunos medios norteamericanos a raíz de su repentino éxito. «Pienso que a las personas les gustan mis vídeos por la originalidad. Existen otros vídeos de bailes en las redes sociales, pero no son tan graciosos como los míos. Nadie hace lo que hago yo».

Una inocente cabra

Los suyos, no siempre lo son. Junto a un grupo de sus amigos también se vio obligado a pedir disculpas después de haber publicado unas imágenes en las que se ríen tras disparar a una inocente cabra. Todo empezó en el colegio, donde sus primeros pasos artísticos fueron sobre el escenario, demostrando sus habilidades con el rap.

«Hay otros vídeos de bailes en las redes, pero no son tan graciosos como los míos», dice el joven 'influencer'

En Latinoamérica hay quien compara su baile con el de Peter El Anguila (aunque lo del artista cubano es el regaetton). Desde luego, a excéntricos no les gana nadie. Aunque esperemos que el joven Russell sepa conducir bien la precoz fama y no acabe también pisando la cárcel.

Por muy 'influencer' que sea, el chico de la mochila también ha sucumbido a otras simplistas tendencias virales: puede pasarse horas haciendo rodar un 'spinner' entre los dedos (un juguete antiestrés que se hace girar) o practicando para ser el mejor en el conocido como reto de la botella, aquel juego en el que los chicos la lanzan al aire intentando que caiga de pie. Y es que, en el fondo, no deja de ser un adolescente más.