Encarnita Molina, la murciana que 'enamoró' a Sofía Loren

La estrella italiana tuvo un flas con la periodista durante un rodaje en la España de los 60, y Paquita Rico participó en el traslado de su cadáver en el asiento trasero de un coche. Aquí descubrimos la verdadera historia de la pionera de la prensa rosa.

Encarnita Molina, la murciana que 'enamoró' a Sofía Loren
4
Se lee en minutos
Núria Navarro
Núria Navarro

Periodista

ver +

Hace unos días Pilar Eyre reflotó en 'Lecturas' un chisme de los años 60 atribuido al viejo zorro televisivo Alfredo AmestoySofía Loren "se enamoró" de una "discreta y no muy agraciada" periodista murciana llamada Encarnita Molina. ¿Quién era esa articulista olvidada que hizo 'salir del armario' –sin éxito, avanzamos– a la 'maggiorata', entonces ya casada con el productor Carlo Ponti?

Despejemos la incógnita. Se llamaba Encarnación López Molina (Murcia, 1941), y pese a que Amestoy afirmó que el flechazo se produjo cuando la Loren rodaba en España 'El Cid', la propia Encarnita evocó en un artículo publicado en la revista 'Sábado gráfico' (1966) que la conoció en el rodaje de 'Madame Sans-Gêne' en un plató de Sevilla Films.

A los pocos meses de conocerla,  la italiana la invitó a su casa de Roma y a la villa de Lugo, en Emilia-Romaña

La periodista tenía 18 años y en una rueda de prensa le disparó una pregunta descarada. A la italiana le cayó en gracia, le dio una exclusiva y en cuestión de horas se convirtió en su "mejor amiga" ("Encarnicita" –pronúnciese en italiano–, la llamaba). Tres meses después 'Encarnicita' volaba a Italia, se hospedaba en la villa romana de los Ponti y en la de Lugo, en Emilia-Romaña, el cuartel general la actriz mientras se enrolaba en 'Boccaccio 70' a las órdenes de Vittorio de Sica.

"Fue una relación de muchísima confianza, como la que tuvieron Isabel Pantoja y Encarna Sánchez", explica Benjamín Bentura [en la foto de arriba, junto a Molina y Fabiola de Mora y Aragón], fundador de la revista taurina 'Fiesta Española', que la contrató como columnista de espectáculos, aunque se apresura a señalar que –al menos, por parte de la murciana– no fue una amistad con derecho a roce. "Solo eran muy amigas", remacha el hermano de Encarnita, Antonio López Molina, que hoy tiene 82 años.

DEL MERENDERO A LA MESETA

Hija de  un corredor de fincas y propietario de un merendero en Murcia, Encarnita empezó a los 16 años en el diario 'La Verdad' y a los 18 ya se había sacado el título de la Escuela Oficial de Periodismo. Entre sus 'scoops' de despunta la precoz entrevista que le hizo a Fabiola de Mora y Aragón en 1960, el mismo año en que se casó con Balduino y se convirtió en reina consorte de los belgas. Bentura, que hoy tiene 85 años, recuerda aquella gesta: "La Casa de Aragón en Madrid -que yo presidía-  le regaló a Fabiola una virgen del Pilar para que se la llevara a Bruselas. Agradecida, nos invitó a su casa de la calle de Zurbano y me acompañó Encarnita. Le hizo una entrevista que fue un bombazo".

ACCESO AL PARDO

A partir de ahí, vino el despegue. La murciana empezó a tener acceso libre a camerinos, saraos y hasta al Pardo. "Era la más famosa de todas –asegura su hermano–. Allá donde iba le abrían las puertas. Fue la primera que entrevistó a los nietos de Franco". Apareció en 'La casa de los Martínez', un 'hit' de RTVE, y se hizo amiguísima de Rocío Durcal, Carmen Sevilla, Paquita Rico, Rocío Jurado y Lola Flores ("todas pasaron por casa", asegura su hermano desde Murcia). "Ella me decía que todas temían que las criticara", explica. "Fue la pionera de la prensa del corazón", remarca Bentura.

MISS GUAPA CON GAFAS

El flas de la Loren por esta mujer abre otro interrogante: ¿Era Encarnita un bellezón? Las pocas fotos que se conservan de ella –algunas publicadas en  'Sábado gráfico' junto a las estrellas que entrevistaba– la muestran decorosa, tapada y con anteojos. "Era bellísima", apunta su hermano, en contra del "no muy agraciada" de Amestoy. "No era espectacular, pero sí atractiva", opina Bentura. "Fue Miss Guapa con Gafas de Madrid [un concurso organizado por Óptica Cottet que hacía furor en los 60], y tenía una simpatía, un poder de captación y un don de convencer extraordinarios", prosigue. "Si no llega a ser porque murió tan joven, habría sido un fenómeno de la comunicación".

Murió a los 30 años de leucemia.  "La duquesa de Alba le llamaba cada día", recuerda su hermano

Víctima de una leucemia ("cuando estaba mal, la duquesa de Alba la llamaba todos los días", asegura su hermano), falleció a los 30 años en Madrid, un mes después de haberse casado con el hijo de un factotum de Hacienda en Murcia. "Una boda rara", opina Antonia Molina, prima hermana de Encarnita. "Ella quería probarlo todo", añade el hermano.

EL ÚLTIMO VIAJE

Noticias relacionadas

Es ya difunta cuando Encarnita protagonizó otro episodio delirante de la historia del 'showbiz' del tardofranquismo. Ella había expresado su deseo de ser enterrada en su Murcia natal. Así que su amiga Paquita Rico la vistió de calle y, en compañía del flamante marido de Encarnita, una de sus hermanas, y la propia artista trianera la montaron "aún caliente" en un coche que condujo Miguel González, amigo de la familia. Eran 400 kilómetros de carretera entre la capital y Murcia, y para tensión en aquel trasunto de coche fúnebre, "hubo un accidente y la Guardia Civil hizo aminorar la marcha y circular por un carril", según Antonio López Molina, que desmiente que la Rico bajara la ventanilla y le dijera a la Benemérita que su amiga se había pasado de copas.

Encarnita López Molina descansa en Cabezo de Torres, una pedanía al norte de Murcia, a la espera de que rescaten su trabajo y no sirva de pasto de invenciones.