VERSACE, AÑO 20

Penélope se viste de Donatella

El asesinato del célebre diseñador estará en el centro de la segunda temporada de 'American crime story', prevista para el 2018 y dirigida por Ryan Murphy. La actriz española interpretará a la jefa de Versace, cuya figura será reivindicada en la serie.

Penélope Cruz, en el papel de Donatella Versace, en la serie ’American crime story’. 

Penélope Cruz, en el papel de Donatella Versace, en la serie ’American crime story’. 

Se lee en minutos

Se suponía que la segunda temporada de 'American crime story' iba a versar sobre un crimen cometido, sobre todo, a base de burocracia inerte: la catástrofe del Katrina. Pero finalmente el jefe de la saga, Ryan Murphy, se ha decidido por un caso a priori más cercano a su universo de referencias, su estética y sus preocupaciones: el asesinato del famoso modisto Gianni Versace a manos de un sociópata en 1997, en la puerta de su casa.

Moda, glamur, fetichismo, homosexualidad. Todo eso forma parte del universo explorado por Murphy en 'Glee', 'American horror story', 'Scream queens', 'American crime story' o 'Feud', con las que ha introducido elementos claramente 'queer' en el paisaje televisivo mainstream. De la futura 'The assassination of Gianni Versace: American crime story' se esperan un drama más grande que la vida, una estética exuberante, y sexo y delirio sin tapujos, pero Murphy promete también algo de la seriedad de su telefilme 'The normal heart'.

LA HOMOFOBIA DE LOS 80

Si la primera temporada de la serie se servía del juicio a O. J. Simpson para explorar cuestiones de discriminación racial, la segunda quiere hablar de la homofobia de los 80. "Había una gran apatía sobre ella –ha dicho Murphy–, y creo que parte de eso era porque parecía que la gente gay no hacía falta en nuestra cultura".

La serie se ha rodado en una antigua mansión de Versace, Casa Casuarina, pero sinceramente sería algo ingenuo esperar plena fidelidad a los hechos y a los personajes reales. Si en una famosa película de John Ford se apuesta por el lema "imprime la leyenda", el lema de Murphy podría ser "filma la locura". En este sentido, cabe recordar la inquietud de los cinéfilos de vieja escuela ante el retrato poco respetuoso (e inexacto) del director Robert Aldrich en la primera temporada de 'Feud', sobre el enfrentamiento de Bette Davis y Joan Crawford fuera de la pantalla.

UN REPARTO DE IMPACTO

Sea como sea, Penélope Cruz se ha tomado el proyecto en serio. Según la actriz, que interpreta a Donatella Versace, hermana del diseñador y heredera de gran parte del imperio, rodar en una antigua casa del personaje imponía bastante: "Fue muy emotivo, a veces perturbador. Todos sentimos una energía muy poderosa. Solo me hizo tener más pasión para contar esta historia", declaró en el reportaje exclusivo sobre la serie de 'Entertainment Weekly', con portada para enmarcar.

Búsquenla en la red y echen un vistazo largo. Es inagotable. Pe es la primera en atrapar la mirada, gracias a esa tremenda peluca en rubio platino, pintalabios rosa y vestido también rosa, pero en tono más agresivo. Sentado en una silla rococó, con algún kilo extra, aunque en la imagen de portada no se aprecie del todo, el notable Édgar Ramírez (visto en 'Domino' o la excelente miniserie 'Carlos', de Olivier Assayas) como Versace. Detrás y de pie, Darren Criss de 'Glee' como el sociópata Andrew Cunanan, con el cuello del polo levantado. Y medio de rodillas en el suelo y agarrado a una mano del modisto, Ricky Martin en el rol de su amante, Antonio D'Amico; a nadie debería sorprender la presencia de Martin, dado que ya apareció como profesor nocturno de español en un episodio de 'Glee'.

Según parece, el personaje de Donatella es el equivalente al de la fiscal Marcia Clark en la primera temporada de 'American crime story', la dedicada al juicio por doble asesinato a O. J. Simpson. Donatella es en este caso la figura a reivindicar, la personalidad denostada o infravalorada. De quienes no se hablará mucho es de sus hijos, por petición de la propia Donatella. Murphy ha dicho: "No quería que sus hijos fueran personajes en la serie o fueran explotados de ningún modo, así que quitamos ese elemento".

Te puede interesar

HISTORIAS CASI REALES

Murphy parece haber encontrado un filón en la explotación a veces sibilina ('Feud'), a veces resonante (la serie sobre el juicio a O. J. Simpson), de historias reales que forman parte del imaginario colectivo. La segunda temporada de 'Feud' ya está en marcha y se centrará en la difícil relación, como bien se sabe trufada por relaciones extramaritales, del príncipe Carlos y la princesa Diana. 'Gossip' recreado (y también un poco reelaborado) con energía diabólica.