Patrocina:

Nueva estrategia

A favor de una movilidad más sostenible

En línea con los ODS, en el 2019 el CZFB llevó a cabo una transformación basada en tres ejes: innovación, sostenibilidad y generación de negocio

Imagen de la Barcelona Women Acceleration Week (BWAW) 

Imagen de la Barcelona Women Acceleration Week (BWAW) 

5
Se lee en minutos

No es ningún secreto que el Consorci de la Zona Franca de Barcelona está estrechamente ligado al cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS). Fue en el 2019 cuando llevó a cabo una profunda transformación estratégica y estableció un nuevo planteamiento basado en tres ejes: innovación, sostenibilidad y generación de negocio. De esta forma, reafirmó su compromiso con los ODS establecidos por la Agenda 2030 de las Naciones Unidas, situándolos en el centro de todas sus actividades con el objetivo de convertirse en un referente de su implementación en el ámbito industrial y empresarial. 

Sin embargo, la apuesta de la entidad por los valores medioambientales viene de mucho antes, y están plenamente integrados en su estructura desde el 2006. Su trayectoria con el compromiso ambiental tuvo su primer reconocimiento en el 2007, y en el 2009 se obtuvo la primera certificación medioambiental EMAS de España concedida a un polígono industrial por la gestión de sus zonas comunes. La certificación EMAS es un instrumento de gestión ambiental para empresas y otras organizaciones que permite evaluar el impacto ambiental, mejorarlo en términos cualitativos y cuantitativos y declararlo de forma oficial y transparente.

Sector del transporte

Por otra parte, cabe destacar que el CZFB se esfuerza día a día por conseguir que los 17 ODS pronto dejen de ser objetivos para convertirse en una realidad. Algo considerado como una prioridad para la entidad tanto a nivel interno como en el área de influencia industrial de la Zona Franca. De hecho, el sector del transporte representa el 25% de las emisiones totales de gases de efecto invernadero en España y casi el 40% de las emisiones de los sectores difusos. Concretamente, en la carretera se genera el 95% de las emisiones de este sector. Es por ello que desde el organismo han lanzado una serie de propuestas para impulsar una movilidad más sostenible dentro del Polígono Industrial de la Zona Franca de Barcelona.

Dentro de la estrategia de sostenibilidad alineada con los ODS y la Agenda 2030, entre otras medidas, el CZFB ha impulsado e incorporado iniciativas de movilidad compartida, además de adaptar el Polígono de la Zona Franca de Barcelona para que sea un lugar más amable para los peatones. En este sentido, destaca su implicación con el ODS 11, centrado en crear ciudades y comunidades seguras, resilientes y sostenibles. Bajo este marco, el Consorci de la Zona Franca ha puesto en práctica una política de fomento de la movilidad sostenible en la Zona Franca de Barcelona. 

Se trata de un propósito que se ha posicionado como pilar estratégico dentro de su plan de integración urbana y sostenibilidad medioambiental, el cual plantea –entre otros proyectos estratégicos– mejorar la movilidad en el Polígono Industrial de la Zona Franca (PIZF) con un plan de remodelación de aceras y carriles bici, además de introducir patinetes eléctricos para evitar desplazamientos en coche. 

Por otro lado, se han ampliado las líneas de metro L9 y L10 –esta última con la apertura a principios de noviembre de tres nuevas estaciones (Port Comercial/La Factoria, Ecoparc y Zona Franca)– llegando a conectar con el polígono de la Zona Franca. Así, este sistema de transporte público ha completado por fin su llegada al importante enclave de actividad industrial y logística de la capital catalana. 

Además, la irrupción de nuevos vehículos de movilidad personal con un motor más sostenible, como los coches eléctricos o híbridos, hace que éste sea un tema recurrente de preocupación de las empresas. Un dato que lo demuestra es que el 43% de las firmas españolas ya han tomado medidas para reducir las emisiones de sus flotas. Concretamente, la mayoría de ellas optan por el modelo híbrido convencional, un 18% de ellas ya lo han implementado y se espera que en tres años ya lo hagan un 53%, ocho puntos más que la media europea.

Por otra parte, existe una nueva demanda de carriles bici seguros para conectar las ciudades vecinas con el polígono y se está trabajando de forma conjunta con las autoridades competentes para crear esta red sin entorpecer la actividad industrial.

Teconología

En otro orden de cosas, el RACC en alianza con el CZFB lanzó la App RACC Hop, un servicio de trayectos de coche compartidos que permite mejorar la movilidad de más de 4.000 trabajadores de 10 empresas instaladas en la Zona Franca de Barcelona (FCC, DB Schenker, Cromogenia, Districenter, Serra Soldadura, BASF, Tacsa, Cailà & Parés, Molenbergnatie y el mismo Consorcio de la Zona Franca).

Noticias relacionadas

También encontramos un estrecho compromiso con la movilidad a través del nacimiento del proyecto EcoCircular, una propuesta del CZFB que tiene el objetivo de estimular y generar vínculos entre las empresas del polígono. Una simbiosis industrial basada en la colaboración entre empresas para un mejor aprovechamiento de los recursos y para contribuir a la eficiencia de los residuos derivados de las distintas actividades que se llevan a cabo, y que fomenta la movilidad compartida.

La movilidad sostenible como innovación

Sin embargo, también podemos destacar que el CZFB no solo se preocupa por dar relevancia al papel de la movilidad sostenible dentro de su polígono, sino también a nivel global. Un claro ejemplo de ello es la vertical de movilidad que se incluyó este año en la segunda edición de la Barcelona New Economy Week (BNEW), la cual reunió debates sobre movilidad inteligente y conectada, la movilidad colaborativa, los retos del sector aéreo, el futuro de la e-Mobility y la nueva ley de movilidad sostenible y financiación del transporte, entre otras temáticas. 

Asimismo, otra iniciativa que resalta la importancia que le da el CZFB a la sostenibilidad y la innovación dentro del sector de movilidad es DFactory Barcelona, que pretende convertirse en un hub para la creación de un ecosistema que incentive la promoción y el desarrollo de la industria 4.0, algo imprescindible para llevar a cabo los proyectos e iniciativas de movilidad sostenible. Actualmente, el hub cuenta con distintos proyectos que pretenden impulsar este sector. Un buen reflejo de ello es la reciente incorporación al proyecto de The e-Miles Company, una empresa de nueva creación de Malena Engineering que se incorpora a DFactory Barcelona para desarrollar proyectos innovadores y generar nuevos conceptos de movilidad basados en la sostenibilidad, la adaptabilidad y la eficiencia.