Joaquín Coronado, nombrado presidente no ejecutivo de Redexis

El consejo de Administración de la compañía ha aprobado su nombramiento, concediéndole funciones institucionales y representativas y sucediendo en el cargo a Fernando Bergasa

Joaquín Coronado, nombrado presidente no ejecutivo de Redexis
3
Se lee en minutos
Redacción

El Consejo de Administración de Redexis, compañía de infraestructuras energéticas, ha aprobado este jueves el nombramiento de Joaquín Coronado como nuevo presidente no ejecutivo de la sociedad, concediéndole funciones institucionales y representativas. Joaquín Coronado cuenta con una reconocida y larga trayectoria profesional, que servirá a Redexis para impulsar la consecución de su Plan Estratégico ‘Energía26’.

Joaquín Coronado ha desarrollado su carrera profesional en los sectores de energía, utilities, telecomunicaciones y tecnología, en compañías como Abengoa, EDP y Ono, en las que ha ocupado diversas posiciones ejecutivas y de consejero. Entre 2008 y 2015 fue socio en PwC, donde asesoró a los clientes de la firma en procesos de M&A y en restructuraciones operativas y financieras. Además, durante su carrera profesional ha liderado, como emprendedor, el desarrollo de diversos proyectos creando compañías como Altán Redes en México, Podo, compañía digital de comercialización de luz, gas y servicios al hogar, y en la actualidad Build to Zero, compañía que desarrolla una tecnología de almacenamiento energético. Joaquín Coronado ha desarrollado su carrera profesional, además de en España, en Estados Unidos, Latinoamérica, y Portugal.

Es ingeniero industrial por la Universidad de Sevilla y cuenta con un MBA de San Telmo Business School. En la actualidad es miembro del consejo asesor del fondo global de infraestructuras de Morgan Stanley, y es consejero de Magnon (Ence Energía).

Por su parte, Fidel López Soria, que se incorporó a Redexis el pasado mes de enero como consejero delegado mantiene sus responsabilidades como primer ejecutivo de la compañía. “La incorporación de Joaquín Coronado como presidente no ejecutivo de Redexis supone un importante impulso al Plan ‘Energía26’. Su experiencia y conocimiento del sector aportará un valor diferencial muy valioso para la actual transformación de nuestra compañía”, ha indicado López Soria.

Por su parte, Joaquín Coronado ha afirmado: “Es un privilegio para mí poder representar a Redexis, y contribuir desde esta posición al impulso del nuevo plan estratégico que la compañía tiene por delante en los próximos 5 años. Sin duda, Redexis es un actor clave dentro del sector energético y su apuesta por la transición energética y las infraestructuras sostenibles es ya una clara realidad”.

El nuevo presidente no ejecutivo sucede en el cargo a Fernando Bergasa que ha estado durante más de una década vinculado a la compañía como presidente y desde el pasado enero como presidente no ejecutivo. El Consejo de Administración de Redexis, -compuesto por los fondos USS, ATP y CNIC/GT Fund que cuentan cada uno con un 33,3% de la compañía-, “agradece a Fernando Bergasa su compromiso y la gran labor desempeñada durante estos años”.

Nuevo Plan Estratégico

Noticias relacionadas

‘Energía26’ Redexis presentó recientemente su Plan Estratégico ‘Energía26’ que conllevará una inversión superior a los 1.000 millones de euros en 5 años (22-26) y que se enfocará en intensificar su crecimiento en el despliegue de infraestructuras sostenibles y de transición energética, así como en apoyar la transformación del sector en materia de sostenibilidad y eficiencia. El plan está orientado al crecimiento de tres ejes fundamentales: el negocio de infraestructuras gasistas, el desarrollo de proyectos de gases renovables y el impulso a la eficiencia energética de sus clientes, incluyendo el autoconsumo solar.

Redexis prevé, en el medio plazo, el crecimiento en todos sus segmentos de actividad a pesar del complejo entorno macroeconómico y energético actual, tanto en el sector tradicional -gas y movilidad-, como como en nuevas energías - biometano, hidrógeno y eficiencia energética-, apoyando la seguridad de suministro, la reducción de emisiones y la competitividad económica.