ECONOMÍA SOCIAL

Los ateneos cooperativos acompañan a casi 900 proyectos

Pese al contexto de pandemia, el año pasado ayudaron a crear 131 nuevas empresas, 71 de ellas cooperativas, que dieron trabajo a un total de 543 personas

Dos jóvenes podan melocotoneros en la iniciativa de relieve agrario Coopera, un Proyecto Singular de la cooperativa Actúa

Dos jóvenes podan melocotoneros en la iniciativa de relieve agrario Coopera, un Proyecto Singular de la cooperativa Actúa

Se lee en minutos

El Programa de Economía Social del Departament de Treball, Afers Socials i Famílies ha acompañado a un total de 890 proyectos para la creación de organizaciones y entidades de economía social y cooperativa durante el 2020. De estos proyectos, se han constituido 131 nuevas empresas de economía social, de las que 71 son cooperativas. A pesar de las circunstancias adversas derivadas de la crisis sanitaria y social de la covid-19, el año pasado se crearon un total de 149 nuevas cooperativas, según datos del Registro de Cooperativas de Catalunya dentro del balance anual del Programa de Economía Social.

Las 131 nuevas empresas acompañadas por los ateneos cooperativos insertaron 543 personas al mercado laboral. Una cifra a la que se sumarán más puestos de trabajo generados por otras iniciativas, como los 93 Proyectos Singulares impulsados en 2020.

El año pasado, la Generalitat destinó 14 millones de euros en políticas para fomentar la economía social y generar empleo en este ámbito. Del presupuesto total, 3,9 millones se destinaron a los Ateneos Cooperativos y 8,9 millones al programa Proyectos Singulares, que recibió una dotación extraordinaria para financiar proyectos encaminados a combatir las consecuencias de la covid-19.

La territorialización, elemento estratégico clave

La Xarxa d'Ateneus Cooperatius de Catalunya está integrada por 14 ateneos cooperativos, y se ha consolidado como un referente del fomento de la economía social en cada uno de los territorios. Alrededor trabajan 130 entidades públicas y privadas agrupadas en alianzas, y 270 entidades colaboradoras más, en un ejercicio de intercooperación que ha contribuido al nacimiento y consolidación de proyectos cooperativos en comarcas donde tenían escasa presencia.

La territorialización se ha revelado como uno de los elementos estratégicos clave para el desarrollo del sector, y con el impulso de esta red se ha consolidado el ecosistema de fomento de la economía social con excelentes resultados. Ha sido así incluso en territorios poco proclives a la creación de cooperativas, como el Alto Pirineo, Berguedà o las Tierras del Ebro.

Más de 39.000 participantes en actividades y formaciones en plena pandemia

Los ateneos cooperativos se han adaptado al nuevo escenario de la pandemia y han seguido organizando actividades de fomento de la economía social. El año pasado, tuvieron lugar más de 3.200 actividades, buena parte en el entorno virtual, con un incremento significativo de la participación, que superó las 12.800 personas.

Por otra parte, el Programa de Economía Social se complementa con 13 actuaciones transversales para promover la economía social en diferentes ámbitos, como el educativo y universitario y la formación y la gestión, donde asistieron más de 26.000 personas.

En conjunto, las actividades y formaciones recibieron un total de 39.417 participantes.

Un centenar de Proyectos Singulares para generar empleo

El programa Proyectos Singulares tiene como objetivo generar puestos de trabajo a través de la creación de nuevos proyectos empresariales en el marco de la economía social y cooperativa, aprovechando oportunidades estratégicas del sector o del territorio. En el 2020, benefició cerca de un centenar de iniciativas, 60 inicialmente y 33 en la convocatoria extraordinaria con motivo de la covid-19.

Desde el 2016, el programa ha financiado proyectos en sectores económicos diversos, desde la economía verde en el comercio, la vivienda, la agricultura y la alimentación o la cultura, entre otros.

Las medidas de apoyo a Proyectos Singulares raíz de la pandemia tienen por finalidad reactivar económicamente a las empresas de economía social mediante la intercooperación, una fórmula que se ha mostrado efectiva para generar empleo.

Paseos en triciclo para mejorar la salud mental de personas vulnerables

No Limits Bikes es uno de los ejemplos de Proyecto Singular con impacto social impulsados en el 2020. Una iniciativa de movilidad sostenible para luchar contra el aislamiento social y mejorar la salud mental de la población más vulnerable y afectada directamente por los efectos de la covid-19. Creada en Vic por Aurora Coop, ofrece paseos y baños de bosque terapéuticos con un triciclo adaptado. El proyecto quiere reducir el impacto de la pandemia en el mercado laboral y el tejido productivo de la comarca de Osona y de la Catalunya Central.

Una plataforma de 'e-commerce' de productos sociales y solidarios

Para paliar la situación generada por la crisis sanitaria desde la perspectiva del consumo, el proyecto La Zona: Consumo Digital Responsable, quiere dotar la economía social y solidaria de una plataforma de comercio electrónico basada en los valores del consumo responsable que incluirá espacios de compras colectivas y extenderá la mano en el comercio de proximidad. Esta iniciativa busca ser una alternativa al capitalismo de plataforma que da respuesta al incremento de la compra electrónica que se ha generado a lo largo de un año de confinamientos y restricciones.

La economía social emplea a más del 10% de la población y aporta el 8% del PIB

Más del 10% de la población activa en Catalunya trabaja en el sector de la economía social, que representa el 8% del PIB del país, según datos del Departament de Treball. El sector agrupa alrededor de 19.000 entidades, que asocian y atienden a unos cinco millones de personas. De estas entidades, más de 4.400 son cooperativas, la fórmula con más tradición en Catalunya, y generan más de 40.000 puestos de trabajo.

Noticias relacionadas

La economía social incluye todas las actividades económicas que tienen como finalidad resolver una problemática social o satisfacer las necesidades económicas de sus asociados, priorizando el bienestar de las personas por delante de la generación de capital.

Para más información puede consultar en la web de Economía Social.