SOLIDARIDAD

Estas Navidades, que no exista ningún hogar sin turrón

Con el objetivo de que este año no se quede ninguna familia sin comer turrón, los Bancos de Alimentos de Catalunya y Torrons Vicens se han unido para endulzar la Navidad

Estas Navidades, que no exista ningún hogar sin turrón
2
Se lee en minutos

Las Navidades son unas fechas llenas de magia donde nos reencontramos con familiares y amigos que hace mucho que no veíamos, celebramos con comidas fechas señaladas y nos hinchamos a turrón, polvorones y demás dulces navideños. Pero no todas las familias tienen la suerte de poder acceder económicamente a grandes lujos en la cena de Navidad. 

La crisis sanitaria que estamos viviendo ha derivado en que muchos hogares no lleguen a final de mes. Muchas familias se han visto en una situación de necesidad por la pérdida de empleo. La covid-19 ha golpeado con fuerza en la economía de muchos hogares españoles. En un momento tan delicado, los Bancos de Alimentos han tenido que actuar rápidamente y adaptarse a la creciente demanda de alimentos para dar respuesta a las necesidades de familias vulnerables.

Ni una familia sin turrón

Pero en fechas tan señaladas, además de arroz, legumbres o pasta, un dulce navideño también alegra las fiestas. Es por ello que la empresa Torrons Vincens, que produce turrones artesanos de Agramunt, donará 50.000 barras de turrón para las familias benefactoras de los servicios de los Bancos de Alimentos en Catalunya. La donación se repartirá entre los Bancos de Alimentos de Barcelona, Girona, Lleida y Tarragona bajo el lema 'Ningún hogar sin turrón'. 

La compañía Torrons Vincens se ha comprometido con el Banco de Alimentos de hacer llegar a través de ellos un total de 22.500 kilogramos de turrón para familias vulnerables durante la Navidad. Hemos vivido y estamos viviendo un año muy complicado y una donación de estas características hace posible que no falte en ninguna casa este dulce navideño. 

Apoyo a los más vulnerables

En plena emergencia por la Covid-19, los Bancos de Alimentos no han parado y siguen trabajando a contrarreloj con el fin de garantizar el derecho a la alimentación de personas vulnerables, especialmente en fechas tan señaladas. Desde que comenzó la crisis sanitaria, los Bancos de Alimentos han tenido que adaptarse a la nueva situación, ya que ha habido un incremento de un 40% con respecto a las mismas fechas del año pasado. Desde el inicio de la pandemia, el pasado 14 de marzo, los Bancos de Alimentos catalanes han distribuido 26.500.000 kilos de alimentos que han llegado a 260.000 personas a través de 700 entidades receptoras.

Camión de Torrons Vicens en la sede de Banc dels Aliments

/ Torrons Vicens

Noticias relacionadas

De cara al año 2021, en un escenario post Covid-19 todo parece indicar que la emergencia social se agravará y muchas personas tendrán dificultades para cubrir las necesidades básicas.

Los Bancos de Alimentos son entidades sociales sin ánimo de lucro, basados ​​en el voluntariado y su objetivo es recuperar los excedentes alimentarios de las empresas y redistribuirlos gratuitamente entre las personas que lo necesitan, evitando el desperdicio. Sus objetivos son luchar contra la pobreza alimentaria y contribuir al desarrollo sostenible para un mundo más limpio.