Estudio científico

Creada una técnica capaz de 'leer la mente' y transcribir los pensamientos

Un hombre totalmente inmovilizado vuelve a comunicarse gracias a un ordenador conectado a su cerebro

La predicción de 'Blade runner' sobre memoria artificial está cada vez más cerca

Un equipo estadounidense de investigadores ha desarrollado un decodificador de señales cerebrales

Investigadores de la Universidad de Texas (Austin) trabajan en una nueva técnica para decodificar señales cerebrales.

Investigadores de la Universidad de Texas (Austin) trabajan en una nueva técnica para decodificar señales cerebrales. / Nolan Zunk/University of Texas at Austin

Valentina Raffio

Valentina Raffio

Por qué confiar en El PeriódicoPor qué confiar en El Periódico Por qué confiar en El Periódico

¿Alguna vez ha fantaseado con poder leer la mente de otra persona? ¿O con poder transcribir de forma automática sus propios pensamientos? Hace siglos que los humanos sueñan con poder adentrarse en los entresijos del cerebro para descubrir qué ideas, sentimientos y recuerdos se esconden en nuestra materia gris. Un estudio publicado este mismo lunes en la revista 'Nature' nos acerca a este sueño, pues un grupo de investigadores ha logrado crear una técnica experimental capaz de 'leer la mente' y transcribir los pensamientos con una precisión asombrosa.

Se trata de un novedoso método desarrollado por científicos de la Universidad de Texas en Austin en el que se entremezclan, por un lado, análisis de imágenes cerebrales y, por el otro, herramientas de inteligencia artificial similares a las que, por ejemplo, utiliza ChatGPT. Según explican Jerry Tang y Alex Huth, los investigadores a cargo de este trabajo, la combinación de estas técnicas ha permitido "decodificar" de forma precisa el pensamiento de un pequeño grupo de voluntarios.

Los científicos usaron herramientas de inteligencia artificial similares a las de ChatGPT

No es la primera vez que se logra crear una conexión entre el cerebro de una persona y un ordenador. De hecho, son cada vez más los estudios que intentan crear un 'traductor' de pensamientos de este tipo. Hasta ahora, los trabajos más prometedores se han centrado en pacientes con problemas de movilidad y en el uso de implantes cerebrales (microchips) para captar ideas (o frases) sencillas. La técnica presentada este lunes en 'Nature' sería la primera que logra reproducir pensamientos complejos sin la necesidad de intervenciones quirúrgicas.

Los investigadores Alex Huth, Jerry Tang y Shailee Jain durante trabajan en una técnica para decodificar señales cerebrales. 

Los investigadores Alex Huth, Jerry Tang y Shailee Jain durante trabajan en una técnica para decodificar señales cerebrales.  / Nolan Zunk / University of Texas at Austinn.

Técnica para 'leer la mente'

¿Pero cómo consiguieron estos científicos decodificar los pensamientos de otras personas? Presten atención porque el proceso es más complejo de lo que se podría pensar (y no, no es algo que funcione de forma instantánea). El estudio arrancó metiendo a los voluntarios en máquinas de resonancia magnéticas. A partir de ahí los pusieron a escuchar un pódcast durante varias horas para, por un lado, estudiar su actividad cerebral ante este tipo de estímulos y, por otro, para entrenar a una herramienta de inteligencia artificial para aprender a 'leer' sus ideas.

Los voluntarios tuvieron que pasar más de 15 horas bajo un escáner para ser 'estudiados' por la interfaz

Entonces llegó el momento de la verdad. Cogieron a estos mismos voluntarios, los volvieron a meter en los escáneres y les pidieron que pensaran en una historia. Fue entonces cuando la máquina, que previamente había aprendido a interpretar cómo funciona el cerebro de cada participante, empezó a 'traducir' las señales neuronales en textos escritos. "No conseguimos una transcripción exacta de palabra por palabra, pero sí capturar la esencia de los pensamientos", explican los científicos que han liderado este trabajo.

Según se explica en el artículo publicado este lunes, la técnica funcionó en al menos la mitad de los casos. En algunos voluntarios se logró una transcripción casi exacta de sus pensamientos. En otros, en cambio, no se consiguió captar prácticamente nada. "Algunos consiguieron resistir activamente a los intentos de decodificación cerebral con tácticas como, por ejemplo, pensar en animales o imaginarse a sí mismos en silencio", explican los autores de este trabajo.

Los investigadores Alex Huth, Jerry Tang y Shailee Jain posan junto a uno de los escáneres utilizados en este estudio.

Los investigadores Alex Huth, Jerry Tang y Shailee Jain posan junto a uno de los escáneres utilizados en este estudio. / Nolan Zunk / University of Texas at Austin.

¿Podrían leer tus pensamientos?

Esta nueva técnica para 'decodificar pensamientos' se presenta, por ahora, como un logro técnico. De hecho, según insisten sus propios creadores, esta herramienta solo ha funcionado en personas que habían pasado más de 15 horas bajo un escáner siendo 'estudiadas' por esta interfaz de inteligencia artificial. El sistema también fue probado con personas que no habían pasado por este proceso y el resultado, tal y como se esperaba, fue algo ininteligible. Es decir, que la máquina no fue capaz de leer su mente.

Todavía queda un largo camino para que este tipo de herramientas puedan utilizarse en la vida real pero, aun así, los científicos piden cautela en los futuros experimentos de este tipo. "En estos momentos, aunque esta tecnología se encuentra en un estado tan inicial, es importante ser muy proactivo y empezar a preguntarnos sobre los eventuales usos de esta tecnología", afirma Tang. "Debemos asegurarnos de que las personas solo usen este tipo de tecnologías cuando quieran y para su propio beneficio", añade el experto.

"Debemos asegurarnos de que las personas solo usen este tipo de tecnologías cuando quieran y para su propio beneficio"

Esta "advertencia a la responsabilidad" también la respalda David Rodríguez-Arias Vailhen, subdirector de FiloLab y profesor de Bioética en la Universidad de Granada. "Que una máquina pueda acabar leyendo tu mente una vez entrenada abre la puerta a que que, de manera involuntaria y sin tu consentimiento (por ejemplo, mientras duermes), pueda ir traduciendo retazos de tu pensamiento", reflexiona este experto en declaraciones al Science Media Center España. "Este hallazgo podría ser el primer paso para que en el futuro esa libertad se viera comprometida. Más nos valdría entonces soñar solo con bellas melodías", añade el científico.