INFORME PIONERO

Los clanes de suricatas protegen su territorio con danzas de guerra

Un estudio revela que estas reuniones se vuelven a menudo agresivas y acaban a veces en combates y violencia letal

Un grupo de suricatas protegiendo su territorio con danzas de guerra. 

Un grupo de suricatas protegiendo su territorio con danzas de guerra.  / WIKIPEDIA

3
Se lee en minutos
Europa Press

Los clanes de suricatas realizan una 'danza de la guerra' para asustar a los oponentes y proteger su territorio, según un nuevo estudio realizado en el desierto del Kalahari. El estudio, publicado en 'Proceedings of the Royal Society B', es el primer estudio empírico que revela la agresión intergrupal.

Los investigadores, que monitorearon cientos de estos encuentros intergrupales durante 11 años, muestran que las reuniones entre clanes de suricatas a menudo se vuelven agresivas y a veces se intensifican en combates y violencia letal.

El estudio revela que en más de la mitad de las interacciones (64,7%) los clanes de suricatas exhiben agresión persiguiendo o haciendo una 'danza de la guerra', donde un suricata muestra una cola erecta y un pelaje hinchado, posiblemente para hacer que el grupo parezca más grande que su tamaño

Interacciones violentas

El autor principal y antropólogo evolutivo, el doctor Mark Dyble (Antropología del University College London y anteriormente de la Universidad de Cambridge), dijo: "Mostramos que las interacciones entre los grupos de suricatas nunca son tolerantes, que la mayoría involucra alguna forma de agresión y que una minoría resulta en violencia física".

"Sin embargo, incluso cuando las interacciones entre los grupos de suricatas no resultan en violencia física, pueden tener consecuencias territoriales, con grupos perdedores que se trasladan a madrigueras para dormir más cerca del centro de su territorio y grupos ganadores que se trasladan a madrigueras más alejadas del centro de su territorio. "

Los suricatas viven en grupos estables y altamente sociales y dentro de estos clanes hay altos niveles de cooperación. Cada clan está compuesto por unos 20 miembros y hay un macho dominante y una hembra dominante que monopolizan la reproducción, produciendo más del 80% de los descendientes nacidos en el grupo.

Al igual que muchos carnívoros, los suricatas son territoriales y depositan heces y marcas de olor en sitios tanto dentro de sus territorios como en ubicaciones importantes en los límites territoriales. Los clanes trabajan juntos para defender territorios y regularmente tienen interacciones agresivas con los vecinos.

Seis conductas diferentes

Los investigadores observaron seis comportamientos diferentes cuando se produce una reunión intergrupal: observación inicial del grupo rival, perseguir al grupo rival, realizar una danza de guerra, retirarse de la interacción, excavar la madriguera de los grupos rivales y entablar un contacto físico agresivo. Toda la interacción, que generalmente dura alrededor de 20 minutos, generalmente consiste en una secuencia de estos seis comportamientos.

En la gran mayoría de los casos (86%), las agresiones terminaron con la retirada de uno de los dos grupos antes del contacto físico directo. Sin embargo, en algunos casos (9%) esas interacciones resultaron en peleas con al menos un suricato asesinado.

Estas interacciones tienen consecuencias para los territorios grupales: los grupos perdedores se trasladan a madrigueras para dormir más cerca del centro de sus territorios y los grupos ganadores se alejan más.

En general, los investigadores encontraron que casi la mitad (48%) de todas las agresiones entre grupos fueron iniciadas por el hombre dominante, 15% por la mujer dominante, 14.5% por un hombre subordinado y 12% por una mujer subordinada. Además, los clanes de suricatas con más miembros y cachorros tenían más probabilidades de ganar.

Un desierto semiárido

Para el estudio, se recopilaron datos entre enero de 2008 y febrero de 2019 como parte de un estudio de comportamiento a largo plazo de suricatas salvajes en el Proyecto Kalahari Meerkat, Sudáfrica. El desierto de Kalahari es un ambiente semiárido donde la lluvia y la temperatura varían dramáticamente.

Noticias relacionadas

La población de estudio normalmente incluye 10 grupos de un tamaño promedio de aproximadamente 20 individuos y el conjunto de datos final comprendió 422 interacciones que involucran 78 combinaciones de 36 grupos diferentes de suricatas.

El doctor Dyble concluyó: "Si queremos entender completamente la violencia en las sociedades humanas, debemos entender sus raíces evolutivas. Esto requiere que comprendamos por qué otros grupos de animales luchan, y qué ganan o pierden al hacerlo. Mostramos que, aunque la agresión entre grupos de suricatas solo ocasionalmente resulta en la muerte de un individuo, ganar peleas con grupos vecinos es fundamental para mantener un territorio. En el duro semidesierto del Kalahari, un territorio de buena calidad es fundamental para la supervivencia y el éxito a largo plazo de un grupo ".

Temas

Perros