Ir a contenido

DIARIO ASTRONÓMICO

Perseidas 2018: Cuándo y dónde ver la lluvia de estrellas más famosa del verano

La mejor fecha y los mejores lugares desde donde se podrán ver las lágrimas de San Lorenzo

Algunas de las actividades más destacadas para disfrutar de este espectacular fenómeno astronómico

Valentina Raffio

Lluvia de perseidas sobre el lago Neusiedlersee, en Austria.

Lluvia de perseidas sobre el lago Neusiedlersee, en Austria. / EFE / LISI NIESNER

Con el entusiasmo del eclipse lunar aún en el ambiente, llega uno de los fenómenos astronómicos más espectaculares del año: las lágrimas de San Lorenzo o, para los amigos científicos, la lluvia de estrellas de las Perseidas. Este espectacular evento se convierte en una cita puntual para los amantes de la astronomía de todo el mundo. Durante unas noches de verano, siempre y que la meteorología lo permita, el cielo se inundará de estrellas fugaces. Unas chispitas de luz que irán arañando el cielo estrellado durante una fracción de segundos. Un fenómeno que, para disfrutarlo, requiere de mucha paciencia y pasión por la astronomía. [Se acercan las lágrimas de San Lorenzo].

Cuándo

Pero a diferencia de como ocurría con el reciente eclipse lunar que sorprendió al mundo, las lluvias de estrellas son mucho más extensas en el tiempo.  Las lágrimas de San Lorenzo empezó oficialmente el día 17 de julio y acabará el día 24 de agosto. Según apuntan los expertos, el pico de este fenómeno tendrá lugar el día 12 de agosto, cuando se podrán observar entre 80 y 200 estrellas fugaces por hora. Antes y después de esta fecha, siempre teniendo en cuenta el abanico temporal previsto por los astrónomos, será posible encontrar estrellas fugaces en el cielo, aunque con menos frecuencia e intensidad. [Así fueron las Perseidas 2018]

Dónde

Para poder disfrutar del espectáculo encontrar lugar ideal ser convierte en un requisito imprescindible. Los niveles de contaminación lumínica y la visibilidad del horizonte, entre otros, pueden ser factores que condicionen cuántas estrellas fugaces seamos capaces de ver en una sola noche. Mientras que, por ejemplo, en el corazón de una reserva natural podríamos llegar a ver cientos de estrellas, si permanecemos en el centro de una gran metrópolis con suerte veremos un par.

Una zona con buenas condiciones de visibilidad, poca contaminación lumínica y un amplio horizonte por delante. De esta manera, aumentaremos el campo de visión disponible para observar el cielo y es más probable que podamos disfrutar de las esperadas Perseidas. Un fenómeno astronómico que requiere paciencia ya que, a diferencia del ansiado eclipse lunar, no cuenta con una hora específica en la que alcance su magnitud. Es por ello que, según apuntan los expertos, la verdadera clave para disfrutar del evento es tener paciencia.

Para asegurar el éxito, uno de las recomendaciones más acertadas es acercarse a un al observatorio astronómico más cercano, una reserva natural o cualquier lugar alejado de las luces de las metrópolis.

Perseidas por España

La noche del 11 de agosto (sábado), en pleno corazón de Barcelona, Cosmocaixa ofrecerá un taller de observación astronómica para disfrutar de la lluvia de estrellas e identificar los demás protagonistas del cielo del verano. Paralelamente, desde emplazameintos emblemáticos como el Observatori Fabra también se podrá disfrutar del chaparrón de meteoros mientras se cena. En Madrid serán muchos los astroaficionados que se reúnan bajo el amparo del Planetario de la ciudad para observar de las Perseidas en todo su esplendor.

Esa misma noche, el Observatorio Astronómico de Cantabria, un emplazamiento a medio camino entre Rocamundo  (Cantabria) y Sargentes de la Lora (Burgos), también organiza una sesión astronómica para observar el fenómeno. Ese mismo día, la Estación de Sierra Nevada (Granada) ofrece talleres para grandes y pequeños acompañados de chocolate caliente.  

En la gran noche de las Perseidas, que tendrá lugar del 12 al 13 de agosto (del domingo al lunes), serán muchos los que desde diferentes puntos de España se preparen para observar el espectáculo. En Granada, el Observatorio Astronómico La Sagra, en colaboración con el Instituto de Astrofísica de Andalucía (IAA), organiza una sesión de observación de la lluvia de estrellas. En Soria, desde el Observatorio Astronómico "El Castillo" de Borobia, se planea una "marcha nocturna" para disfrutar de las Perseidas. Un paseo nocturno de cinco quilómetros de ida y vuelta para disfrutar del espectáculo del cielo, talleres astronómicos y charlas mitológicas. En Toledo, el Observatorio Astronómico de Segurilla abre sus puertas para poder disfrutar de la noche de "pirotecnia celeste".

En La Palma (Santa Cruz de Tenerife), AdAstra organiza una maratón para disfrutar del fenómeno. Los días 7, 10 y 12 de agosto la asociación organiza sesiones para disfrutar de la lluvia de estrellas. Paralelamente, el día 11, el Observatorio Astronómico de Temisas (Agüimes) también plantea una noche de observación astronómica a la luz del telescopio. El Observatorio Astronómico del Torcal (Málaga), un emplazamiento situado en el corazón de una reserva natural, ofrece sesiones astronómicas para los días 11 y 12, cuando se prevé que la lluvia de estrellas luzca en su máximo esplendor.

Durante todo el fin de semana, el Observatorio astronómico de Albanyà (Girona) organiza una maratón de "bautizos astronómicos", una actividad a medio camino entre la divulgación científica y el espectáculo. Este emplazamiento, situado en el Alt Empordà, destaca como el único municipio del estado en conseguir el "sello de calidad de la International Dark Association (IDA)", un reconocimiento otorgado tan solo a aquellos lugares donde la oscuridad (y el espectáculo de estrellas) está asegurado.

0 Comentarios
cargando