Ir a contenido

MISIÓN ESPACIAL

Mar Vaquero, una ingeniera española en el corazón de 'Cassini'

La investigadora de la NASA ha participado en el diseño de las trayectorias de la nave espacial

"Actualmente trabajo en una ruta para aterrizar una sonda en Europa, la luna de Júpiter"

Antonio Madridejos

Mar Vaquero, ingeniera de vuelo del Jet Propulsion Laboratory de la NASA. Ha participado en el diseño de las trayectorias de la sonda Cassini en Saturno.

Mar Vaquero, ingeniera de vuelo del Jet Propulsion Laboratory de la NASA. Ha participado en el diseño de las trayectorias de la sonda Cassini en Saturno. / EL PERIÓDICO

'Cassini', una sonda de exploración espacial lanzada en 1997 que ha pasado más de 15 años escrutando los misterios de Saturno y sus enigmáticas lunas, pondrá fin a su prolongada y provechosa actividad este viernes al mediodía estampándose contra la superficie del gran planeta.

En el diseño y control de la maniobra que ha evitado que 'Cassini' tuviera una trayectoria no deseada y, por ejemplo, acabara precipitándose sobre los satélites Titán o Encélado, dos mundos prístinos que correrían riesgo de contaminación, ha participado de forma destacada la española Mar Vaquero. Esta ingeniera de 32 años, natural de la localidad grancanaria de Maspalomas, trabaja desde hace cuatro años en el Jet Propulsion Laboratory (JPL) de la NASA, el centro de control de la misión en Pasadena (California). "Mi trabajo durante la misión ha sido dirigir la nave hasta las trayectorias que necesitan los científicos que se dedican a estudiar el planeta", dice. Cassini transmitirá información de Saturno hasta poco antes de acabar pulverizada por la atmósfera del planeta.

-¿Cuál es su trabajo durante la fase final de 'Cassini'? Este viernes no habrá ninguna maniobra final de destrucción. El rumbo de 'Cassini' no se cambiará, sino que la nave simplemente seguirá su curso, sin necesidad de maniobras, hasta entrar en contacto con la atmósfera de Saturno. Será a las 4.55, hora local en California [nueve horas más en España]. Esa madrugada estaré en el centro de control del JPL monitorizando la telemetría, los residuos Doppler y otros datos que nos irá retransmitiendo Cassini hasta que pierda el contacto con la Tierra aproximadamente un minuto, o incluso menos, más tarde.

-¿Qué garantías tenemos de que todo vaya a funcionar como está previsto?
La probabilidad de impacto y desintegración en la atmósfera de Saturno es del 100%.

-¿Cómo llegó usted al JPL? Empecé la carrera de ingeniería aeroespacial en el campus madrileño de la Universidad de San Luis y después de dos años me trasladé a su campus principal en Misuri, en Estados Unidos. Allí recibí el título de ingeniería aeroespacial y un año más tarde el de física. Mi preparación académica continuó en la Universidad de Purdue, en Indiana, donde completé un máster y un doctorado en ingeniería aeronáutica y astronáutica. Unos seis meses antes de defender la tesis doctoral, recibí una oferta de trabajo en este laboratorio de la NASA.

-¿Tiene antecedentes familiares? No, nadie de mi familia se dedicaba a la ingeniería o la investigación.

-¿De pequeña ya quería dedicarse a esto? Desde pequeña, mi interés por la ingeniería se ha visto influido por mi padre, a quien considero una persona con ingenio nato. Su facilidad por encontrar una solución rápida y creativa a los problemas que se presentan en la vida cotidiana fue lo que realmente despertó mi interés por la ingeniería.

-¿Y la investigación? Eso vino un poquito más tarde, avanzada ya la carrera, cuando comencé a hacer alguna que otra pregunta a la que mis profesores de universidad no tenían respuesta concreta.

-¿Una inspiración espacial? Recuerdo ver la Luna por primera vez a través de un telescopio amateur una noche con cielos despejados cerca de la punta de Maspalomas, en el sur de Gran Canaria. Aún tengo en mente la clara imagen de la superficie lunar cubierta de cráteres; algo que no había visto antes en mi vida en ningún otro lugar. Me impactó ver algo así, tan desconocido, pero aparentemente tan cerca. Y esa misma noche surgieron un sinfín de preguntas, de porqués y cómos. Es posible que eso fuera lo que me despertara interés por el campo especifico al que me dedico hoy en día.

-¿Cuáles son sus próximos proyectos en cuestiones aeroespaciales? Actualmente trabajo en el diseño y navegación de la ruta para aterrizar una sonda en Europa, la luna de Júpiter considerada hoy uno de los destinos más atractivos en nuestro sistema solar. El objetivo principal de este concepto de misión es detectar vida y estudiar la habitabilidad de Europa. También dedico parte de mi tiempo a la investigación y desarrollo de técnicas innovadoras de diseño y optimización de trayectorias, aplicables a cualquier misión.

-¿Tiene alguna afición al margen de naves, trayectorias y planetas? ¡Tengo muchas! Practico deportes de exterior, como el pádelsurf, y me encanta la aventura al aire libre, algo que abunda en Los Ángeles. También me gustan mucho las manualidades, como el bricolaje y la pintura. En general, me agrada alterar el estado original de las cosas materiales con el fin de mejorarlas. Me encantan las motos y mi jardín.

0 Comentarios
cargando