Ir a contenido

EL ADN DE LA SEMANA

Dalí y la doble hélice

El artista de Figueres, ahora envuelto en una polémica sobre una supuesta paternidad, admiraba la estructura del ADN

Pere Puigdomènech

Salvador Dalí.

Salvador Dalí.

No podía ser otro ADN esta semana que el de Salvador Dalí. Ha servido para demostrar que no había relación biológica entre él y una residente de Figueres, Pilar Abel, que pretendía ser reconocida como su hija. La relación del artista con el ADN fue continua desde que descubrió las imágenes de la doble hélice, que era según él "la única estructura que relacionaba al hombre con Dios". La investigación sobre el significado del "ácidodesoxirribonucleico", como a él le gustaba repetir, le ha seguido hasta más allá de su muerte. 

La pintura de Salvador Dalí contiene en sus diferentes etapas diversos contenidos que extraía de las ideas de la ciencia. Le interesaban las ideas de la física moderna como el concepto del tiempo, las ideas del psicoanálisis en el mundo de los sueños y finalmente la estructura del ADN, que representó durante años en diferentes pinturas. Una de ellas la tituló 'Homenaje a Watson y Crick'. A la doble hélice del ADN la llamaba la escala de Jacob y la veía como un camino hacia la inmortalidad. Durante los últimos años de su vida se interesó por las teorías matemáticas sobre el caos, que relacionaba con el concepto de libertad. Alrededor de temáticas como esta ayudó a organizar y participar en reuniones de reflexión que se organizaban en el Museo de Figueres.

Ahora una demanda de paternidad ha obligado a desenterrar sus restos, que están en el centro del Museo-Teatro de Figueres. Los forenses han tenido que tomar muestras del cadáver momificado y extraer el ADN, lo que no siempre es fácil. Lo han conseguido y han comparado su estructura con la de Pilar Abel y su madre. Los informes apuntarían a una falta de relación entre ellos con un alto grado de probabilidad. El ADN ha salvado al artista y sus descendientes de tener que justificar esta paternidad y ha demostrado que efectivamente le da un cierto nivel de inmortalidad. Sus restos serán devueltos al museo, donde podemos disfrutar de la obra de un pintor con grandes virtudes y contradicciones.

0 Comentarios
cargando